Cierra la campaña electoral legislativa española

El auge de los partidos emergentes podría costarle la reelección al actual presidente Mariano Rajoy, u obligarle a gobernar en minoría

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, diciembre 18.— La campaña para las legislativas en España acabó este viernes, tras un maratón del conservador y actual jefe de Gobierno, Mariano Rajoy, que al decir de las encuestas parte con una corta ventaja; sin embargo, el auge de los partidos emergentes podría costarle la reelección u obligarle a gobernar en minoría, comentaba AFP.

Miles de españoles se reunieron en  plazas o locales de Madrid y Valencia, en el este del país, para asistir a los  últimos mítines de los candidatos a jefe del Gobierno.

«¡Quedan 48 horas para empezar una nueva etapa política en España!», lanzó a la multitud el líder del partido centrista Ciudadanos, Albert Rivera, desde un escenario colocado entre las terrazas de los bares de la madrileña plaza Santa Ana, reportó la agencia.

También exponía criterios de la población allí presente: «Tras tantos años de crisis, con el paro y los desahucios, estábamos todos muy tristes, como anclados en el pasado, y tiene que haber un cambio», decía en el público Inmaculada Angel, ama de casa de 54 años.

Por su parte, Rajoy, en un acto de su Partido Popular (PP) replicaba: «¡No podemos aceptar esa España negra que pintan algunos, porque es mentira!».

Según los sondeos, la del Jefe de Gobierno saliente será la opción más votada, pero quedará en minoría, muy lejos de la comodísima mayoría absoluta (186) que disfrutaba desde finales de 2011. Con un escaso 30 por ciento de intenciones de voto, obtendría en torno a 130 diputados en un parlamento de 350, agrega el análisis de AFP.

Los demás deberían repartirse principalmente entre su rival tradicional, el socialista PSOE —cuyo dirigente Pedro Sánchez asegura que el de su partido es el «único voto útil» para echar a Rajoy del poder—, y las dos formaciones emergentes, Ciudadanos y el antiliberal Podemos, liderado por el politólogo Pablo Iglesias, que pisan los talones de los socialistas y amenazan incluso con superarlos. Se agrega el candidato de Izquierda Unida (IU) Alberto Garzón, quien cerró su acto en la capital española.

Si se confirman los sondeos, el PP deberá por lo tanto buscar pactos de investidura o gobernar en minoría. Sin embargo, debido al alto porcentaje de indecisos, los resultados del domingo podrían dar sorpresas y abrir la puerta a una complicada aritmética parlamentaria en la España donde podrán votar 34,5 millones de electores.

En general, la legislatura actual ha estado marcada por políticas de austeridad impopulares, como los recortes en servicios públicos, un desempleo de 21,18 por ciento, una creciente desigualdad entre ricos y pobres y varios escándalos de corrupción.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.