Obama sigue su duelo con lobby del armamento

El presidente estadounidense anunció una reforma «de sentido común» para controlar la venta de armas de fuego, iniciativa que recibe duras críticas de los aspirantes a la investidura del Partido Republicano para las presidenciales de noviembre

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, enero 5.— El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció una reforma «de sentido común» para controlar la venta de armas de fuego, iniciativa que recibe duras críticas de los aspirantes a la investidura del Partido Republicano para las presidenciales de noviembre.

AFP reporta que entre las principales medidas para regular más estas ventas están la ampliación de condiciones para obtener un permiso de venta de armas, incluidos los expendedores por Internet. Quien venda armas sin permiso, incluso en línea, se arriesga a una pena de cinco años de prisión y una multa de 250 000 dólares. Además, se mejorará la verificación de los antecedentes criminales de los compradores de rifles.

La Casa Blanca propone un «nuevo diálogo» con los estados del país para garantizar que las autoridades locales transmitan a la base de datos nacional sus estadísticas sobre personas diagnosticadas con trastornos mentales o antecedentes de violencia familiar.

Además, el ejecutivo pide a la Justicia concentrarse en los casos más críticos, como los traficantes de armas. En ese sentido, el próximo presupuesto preverá la contratación por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos (ATF) de 200 agentes e investigadores suplementarios para reforzar la aplicación de leyes vigentes sobre el control de armas.

Las medidas obligarán a los vendedores a reportar de manera inmediata los robos de armas de fuego, responsabilidad muy ambigua bajo las leyes actuales. Igualmente, contemplan aumentar en 500 millones de dólares la ayuda a las personas que sufren trastornos mentales graves.

El paquete incluye apoyar el desarrollo de tecnologías con miras a aumentar la seguridad de las armas de fuego: una inteligente se activa únicamente cuando es manipulada por un usuario autorizado, lo que impediría a un niño disparar con el arma de sus padres.

AFP destaca el dramático llamado de Obama a actuar para cesar una tragedia que cobra miles de vidas todos los años. «Debemos sentir la urgencia absoluta, ya que las personas están muriendo. Y las constantes excusas por la inacción no funcionan más. Ya no bastan», dijo el Presidente en la Casa Blanca, durante su declaración.

Obama recordó que «cada año más de 30 000 estadounidenses tienen sus vidas truncadas por armas», y apuntó que Estados Unidos «es el único país avanzado en el mundo en el que este tipo de violencia indiscriminada ocurre con este tipo de frecuencia». Se calcula que en esa nación circulan más de 300 millones de armas, prácticamente una por habitante.

En el momento más sensible de la declaración, Obama no pudo evitar las lágrimas, narró el despacho, al recordar a los niños muertos a balazos en una escuela primaria de Sandy Hook, en Connecticut, en diciembre de 2012. «Cada vez que pienso en esos niños me siento mal», dijo en un esfuerzo por recomponerse.

En fuerte crítica al Congreso y al multimillonario lobby de fabricantes y vendedores, que han bloqueado toda tentativa de discusión de una legislación sobre control de armas, el Presidente señaló que el lobby «podría estar tomando de rehén al Congreso ahora mismo, pero ellos no pueden tomar de rehén a Estados Unidos».

En ese sentido, afirmó que «el Congreso tiene que actuar», y anunció que mientras el legislativo no intervenga en el caso, él utilizará sus atribuciones para firmar decretos.

Representantes del Partido Republicano reaccionaron de inmediato, repitiendo que el derecho a estar armado está previsto en la segunda enmienda a la Constitución, y que por lo tanto el Presidente no puede limitarlo.

Frente a las críticas, Obama descartó de plano que sus  iniciativas atropellen la Constitución o la polémica segunda enmienda. «Soy profesor de Derecho constitucional; de esto entiendo un poco», ironizó el mandatario.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.