John Kerry recibió al ministro cubano Malmierca

La amplia agenda de la representación cubana ha estado marcada por su participación en eventos y reuniones con funcionarios y líderes de compañías estadounidenses

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, febrero 18.— El secretario norteamericano de Estado, John Kerry, recibió en esta capital al ministro del Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, y a miembros de la delegación que lo acompañan en un viaje a Estados Unidos en el cual se ha celebrado el segundo diálogo regulatorio entre ambos países.

El encuentro con Kerry tuvo lugar en la sede del Departamento de Estado, durante la última de las cuatro jornadas de trabajo de la representación de la Isla, que integran directivos del Ministerio de Comercio Exterior, la Cancillería, el Banco Central, la Cámara de Comercio y empresas, apuntó Waldo Mendiluza, enviado especial de Prensa Latina.

La amplia agenda de la representación cubana ha estado marcada por su participación en eventos y reuniones con funcionarios y líderes de compañías estadounidenses.

En los últimos dos días, sesionó en el Departamento de Comercio el segundo diálogo regulatorio entre ambos países, un mecanismo creado para avanzar en los vínculos comerciales, a partir de las medidas ejecutivas de Barack Obama para modificar el bloqueo impuesto a la Mayor de las Antillas.

El alto funcionario cubano advirtió que el Gobierno estadounidense puede adoptar tres decisiones ejecutivas claves para reducir el impacto del bloqueo en las relaciones comerciales entre los dos países.

Mencionó la posibilidad de levantar la prohibición del uso del dólar estadounidense en las transacciones de la Isla y al respecto, señaló las afectaciones que implica este componente del cerco económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por más de medio siglo, al obstaculizar el intercambio con Estados Unidos y otras naciones.

También están las facultades de abrir el mercado estadounidense a los productos cubanos, llevando las relaciones a un escenario de comercio real, y la autorización a compañías a invertir en la Mayor de las Antillas, en sectores diferentes a las telecomunicaciones, declaró el ministro Rodrigo Malmierca.

En la primera conferencia de la organización bipartidista Consorcio Cuba —creada el año pasado para promover la normalización de las relaciones Washington-La Habana— Malmierca reconoció los tres paquetes de medidas ejecutivas adoptados por el presidente Barack Obama para modificar el bloqueo.

Creemos que son acciones positivas y van en la dirección correcta, pero no resultan suficientes, porque los aspectos esenciales del bloqueo siguen vigentes, subrayó.

Asimismo, valoró en esta capital la postura de rechazo de la actual administración al bloqueo, convertido en ley en 1996, lo que requiere de una acción del Congreso para desmantelarlo en su totalidad.

El titular reiteró que el bloqueo constituye el principal escollo para los nexos comerciales, además de afectar a todos los sectores de la sociedad cubana y a los intereses estadounidenses.

Malmierca también compartió en el evento —celebrado en el Instituto estadounidense de la Paz— detalles de la actualización económica que impulsa la Isla y las posibilidades de inversión extranjera.

Por su parte, el asistente del Presidente de Estados Unidos y asesor adjunto de Seguridad Nacional, Benjamin Rhodes —al intervenir en la primera conferencia del Consorcio Cuba—, aseguró que la Casa Blanca busca nuevas medidas para flexibilizar el bloqueo, por lo que continúan analizando las regulaciones para hacer todo lo que puedan dentro del marco de las leyes, precisó.

Rhodes —dijo PL— admitió en el foro la inefectividad de la política aplicada durante décadas contra la Isla y reiteró la postura de la actual administración de defender el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero vigente por más de medio siglo.

También manifestó la voluntad de la Casa Blanca de hacer irreversible el actual proceso de acercamiento bilateral, anunciado el 17 de diciembre de 2014 por los Presidentes Raúl Castro y Barack Obama.

Si aumentan los viajes, el comercio y los intercambios pueblo a pueblo y en sectores como el académico y el científico, será más difícil revertirlo, dijo en el foro, en cuya instalación también pronunció un breve discurso la secretaria de Comercio de EE.UU., Penny Pritzker.

De acuerdo con Rhodes, la visita del Presidente de Estados Unidos a Cuba, prevista para el 21 y 22 de marzo, va en esa dirección.

Estamos muy estimulados, nada puede ayudar más que este viaje a La Habana, marcado por los esfuerzos para impulsar los vínculos económicos y comerciales, subrayó.

Para el Consejero especializado en temas de seguridad nacional y comunicación, las decisiones adoptadas por el Gobierno de su país respecto a Cuba representan el camino correcto, porque responden a los intereses de los estadounidenses, incluyendo los que quieren hacer negocios.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.