Colapsa el embudo migratorio en Grecia

Mientras la Comisión Europea evalúa el asunto, la frontera heleno-macedónica, primer anillo del dilema, se calienta cada vez más

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, febrero 29.— Grecia y la Comisión Europea (CE) finalizaron la evaluación de las necesidades para hacer frente a la situación humanitaria en el país heleno ante la llegada incesante de refugiados a sus islas y el cierre de las fronteras balcánicas.

El presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, pidió el pasado día 17 de febrero al primer ministro, Alexis Tsipras, la preparación de un plan de contingencia, y desde entonces el Ejecutivo comunitario ha trabajado con Grecia para asistirle en completar el análisis de las necesidades, indicó este lunes la portavoz Mina Andreeva en la rueda de prensa diaria, reportó EFE.

Andreeva aseguró que la CE sigue de cerca la situación y ha preparado planes de contingencia para ayudar a Grecia y a otros países en la ruta de los Balcanes occidentales a fin de enfrentar una «posible situación humanitaria futura».

«Estamos utilizando todos los instrumentos disponibles para hacer frente a las necesidades de emergencia resultantes, incluido el reforzamiento de la capacidad de recepción, la gestión fronteriza, la reubicación y las devoluciones», explicó Andreeva.

La Comisión Europea estudia sobre todo las necesidades de plazas de acogida, recursos humanos, financiación y apoyo material, el tipo de ayuda que ha solicitado Grecia, país que trabaja a contrarreloj para ampliar su capacidad de acogida y albergar a los miles de refugiados que continúan a la espera de entrar en Macedonia, pues el arribo a las islas no cesa y el cierre de las fronteras balcánicas les mantiene atrapados en distintos puntos del país.

Un despacho de Notimex informó que este lunes la Policía de Macedonia lanzó gases lacrimógenos y bombas aturdidoras para dispersar a cientos de inmigrantes y refugiados que intentaron romper la valla de alambre para cruzar la frontera desde Grecia.

Los inmigrantes desbordaron el cordón de la Policía griega, penetraron en la vía férrea y rompieron parte de la valla alambrada entre Macedonia y Grecia gritando «¡Abran las fronteras!».

El incidente ocurrió cerca de la ciudad macedonia de Gevgelija. Al menos 30 personas, incluidos niños, requirieron atención médica por problemas respiratorios debido a los gases lacrimógenos.

Alrededor de 20 000 refugiados e inmigrantes han quedado atrapados en Grecia en la última semana debido a las restricciones impuestas en sus fronteras por los países de la ruta de los Balcanes hacia el norte de Europa.

Macedonia, Eslovenia, Croacia y Serbia acordaron la semana pasada dejar pasar solo un máximo de 580 refugiados por día en su camino hacia Austria.

Desde Ginebra, EFE reportó que el ministro de Exteriores de Macedonia, Nikola Poposki, advirtió de la posibilidad de que se produzcan «sucesos dramáticos» en Europa en los próximos días, a menos que haya una respuesta efectiva y coordinada para manejar los flujos de refugiados.

En la sesión inaugural de la trigésimo primera sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, Poposki alertó de la situación «de crisis» en los países que atraviesan los refugiados —sobre todo sirios— desde Grecia hasta el norte del continente a través de la ruta balcánica.

El Ministro reconoció la cooperación con Grecia y con sus vecinos del norte, pero dijo que esta coordinación no va a ser suficiente. «Pasar la responsabilidad de una frontera a otra no es la solución», subrayó.

Macedonia es el primer país al que los refugiados e inmigrantes se dirigen tras llegar a Grecia, país que en 2015 recibió en sus costas a más de un millón de personas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.