Refugiados en Europa: con un cheque se podrá tirar la puerta

La medida plantea que los miembros de la UE deberán abonar 250 mil euros por cada refugiado que no quieran acoger

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, mayo 4.— La Comisión Europea (CE) propuso este miércoles una polémica medida migratoria que plantea que los miembros de la Unión Europea (UE) deberán abonar 250 000 euros por cada refugiado que se nieguen a acoger.

PL refiere que se trata en inicio de una discutida alternativa para aquellos Estados miembros del bloque continental que no quieran participar en un nuevo mecanismo de emergencia para repartir la acogida de refugiados.

La UE se distancia de su idea original de un solo método de gestionar un sistema de reparto de cuotas de acogida permanente y procederá a modificar el reglamento de Dublín, que obliga a revisar el expediente de asilo en el primer país al que llega el migrante.

Según reflejaron medios belgas, el proyecto aún debe ser avalado por los 28 Estados miembros en el Parlamento Europeo, y contempla reforzar la Agencia Europea de Asilo (EASO, por sus siglas en inglés) para que registre todas las peticiones de protección internacional presentadas.

«Todo el que tenga derecho a la protección internacional debe tenerla en la UE. Es una obligación moral y una responsabilidad legal», declaró el vicepresidente primero del Ejecutivo comunitario, Frans Timmermans sobre la propuesta.

Sin embargo, la medida ha agudizado las diferencias de postura de los Gobiernos europeos sobre el problema. Un despacho de la agencia ANSA, desde Bruselas, señaló que República Checa, Hungría, Polonia y Eslovaquia se resisten al sistema de «multas» propuesto por la CE para los Estados que rechacen la cuota de refugiados que les corresponde.

El ministro de Exteriores checo, Lubomir Zaoralek, afirmó que la propuesta de Bruselas es una «desagradable sorpresa», mientras el titular de Interior polaco, Witold Waszczykowski, se preguntó si se trataba de una «propuesta seria» y el canciller húngaro, Peter Szijjarto, sostuvo que le parecía un «chantaje inaceptable».

Otro que manifestó sus reparos fue el viceministro de Exteriores eslovaco, Lukas Parizek, quien reiteró que su país aceptará refugiados solo de forma voluntaria.

Los representantes de los cuatro países expresaron su opinión  en una rueda de prensa celebrada este miércoles en Praga.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.