Primer Vicepresidente Miguel Díaz-Canel reitera necesidad de desarme nuclear

Durante una visita a la ciudad nipona de Hiroshima, Díaz-Canel reafirmó en Japón la postura inalterable de Cuba en la lucha por la paz y demandó el desarme nuclear de las naciones

Autor:

Juventud Rebelde

HIROSHIMA, Japón, junio 1.—  El primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, reafirmó este miércoles aquí la postura inalterable de su Gobierno en la lucha por la paz y demandó el desarme nuclear de las naciones durante una visita a la ciudad nipona de Hiroshima.

Recibido por el alcalde de esa urbe nipona, Matsui Kazumi, Díaz-Canel, que cumplimenta una visita oficial a esta nación desde el martes, agradeció la oportunidad de conocer Hiroshima, a la cual catalogó de heroica por la resistencia de su pueblo ante el cruel e injustificable bombardeo que sufrió el 6 de agosto de 1945, informó PL.

El pueblo de Cuba por más de 50 años ha sido blanco de continuas agresiones. Compartimos y comprendemos el dolor de las víctimas y familiares del bombardeo atómico de Hiroshima, dijo.

Tras enfatizar el compromiso del gobierno cubano con la paz y el desarme nuclear a escala global, el primer vicepresidente reiteró que la Habana concede una alta prioridad al fortalecimiento, ampliación y diversificación de las relaciones políticas, económico-comerciales, financieras, culturales y de cooperación con Tokio.

A fin de exponer como el bombardeo de Hiroshima es conocido por los cubanos, recordó la visita del Comandante Ernesto Che Guevara en 1959 y luego del líder de la Revolución Fidel Castro en 2003 a este territorio.

Por su parte Kazumi, también presidente de la agrupación Alcaldes por la Paz, llamó a la isla caribeña a sumar municipalidades a esa estrategia. (En la actualidad la Habana y Santiago de Cuba son partes del plan).

Al pedido, Díaz-Canel respondió afirmativamente y firmó el libro de visitantes de la Alcaldía de Hiroshima, expresando su interés y el de la administración cubana de ampliar los nexos de todo tipo con la llamada Tierra del Sol Naciente.

La bomba atómica contra Hiroshima, lanzada por Estados Unidos, fue uno de los hechos más tristes de la historia de la Humanidad. Cientos de miles de personas murieron y otras quedaron marcadas de por vida con enfermedades y problemas físicos.

El bombardeo atómico a la ciudad japonesa de Hiroshima fue un hecho criminal, innecesario y moralmente injustificable, dijo el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba.

En visita oficial en esta nación hasta el próximo 3 de junio, el dirigente cubano recorrió el Museo de la Bomba Atómica, en esta urbe, junto al viceministro de Relaciones Exteriores Rogelio Sierra, el embajador de Cuba en Japón, Marcos Rodríguez-Costa, y el resto de la delegación que le acompaña.

Al escuchar las explicaciones, ver las fotos y las muestras de los restos de pertenencias de los fallecidos en ese evento brutal ocurrido el 6 de agosto de 1945, Miguel Díaz-Canel consideró que ese acontecimiento es una parte de la historia que la Humanidad nunca debe olvidar.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.