Crisis y «Papeles de Panamá» marcan seis meses de Macri

El primer semestre de gobierno del presidente de Argentina quedó marcado por el aumento de la pobreza y el escándalo de su vinculación con la firma panameña Mossack Fonseca

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, junio 9.— El primer semestre de Gobierno del presidente de Argentina, Mauricio Macri, quedó marcado por el aumento de la pobreza y el escándalo de su vinculación en los «Papeles de Panamá», aunque todavía goza de altos niveles de popularidad, comentó Notimex.

Macri asumió el 10 de diciembre de 2015 y una de sus primeras medidas de gobierno fue terminar con las restricciones a la compra y venta de dólares, lo que provocó una devaluación del peso argentino de un 50 por ciento, lo que impactó en una inmediata alza de precios de todos los productos y servicios en este país.

Una de las principales promesas de campaña de Macri fue la de transparentar estadísticas y combatir la inflación, pero seis meses más tarde no hay cifras oficiales y consultoras privadas calculan que hay una inflación acumulada del 40 por ciento, mientras que los aumentos salariales no superan el 30 por ciento.

Los tres ejes del gobierno que prometió Macri fueron pobreza cero, terminar con el narcotráfico y unir a los argentinos, pero ahora la pobreza roza el 35 por ciento por la inflación, los despidos son masivos y se produjo una abrupta alza de tarifas en servicios públicos.

Informes privados estiman que 200 000 trabajadores perdieron su empleo tanto en el sector público como privado durante este primer semestre, sin expectativas de recuperarlo en el corto plazo.

Con respecto al «tarifazo», el Gobierno decretó alzas del 500 por ciento en el precio de la energía eléctrica, de más de 300 por ciento en agua y gas, del 66 por ciento en el metro y del ciento por ciento en transporte colectivo y trenes de Buenos Aires en la zona metropolitana, agrega Notimex.

En las provincias de la Patagonia, que padecen bajas temperaturas todo el año, el gas aumentó hasta en un 2 000 por ciento, aunque ante las protestas el alza se redujo después a «solo» un 400 por ciento.

Entre sus «logros», dijo Notimex, Macri presume que terminó con el default (moratoria) que Argentina arrastraba por su deuda con los fondos buitre (especuladores), pero lo hizo a costa de un nuevo endeudamiento récord por 16 500 millones de dólares.

También derogó por decreto la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, que había sido aprobada por el Congreso en 2009, con lo que volvió a favorecer la concentración de medios que beneficia principalmente al Grupo Clarín, el multimedios que apoyó su candidatura.

Aunque prometió respetar la institucionalidad y la división de poderes, cuando asumió designó por decreto a dos jueces de la Corte Suprema de Justicia, lo que le valió severas críticas y los nombramientos no han podido ser ratificados.

Además de los problemas de gestión, Macri protagonizó un escándalo en marzo, después que los «Papeles de Panamá», la investigación sobre los clientes de la firma panameña Mossack Fonseca, revelaron que encabezaba el directorio de Fleg Trading Ltd y Kagemusha, dos sociedades off shore.

Macri nunca lo reportó en sus declaraciones patrimoniales, por lo que la justicia inició una investigación para determinar si el Presidente omitió maliciosamente el reconocimiento de esas compañías.

Macri se justificó diciendo que solo fue designado director y no accionista ni propietario de Fleg Trading, y que no obtuvo ingreso alguno porque la firma jamás operó, lo que fue desmentido por investigaciones periodísticas.

El Presidente entró, además, en otro laberinto de contradicciones, sobre las operaciones de Fleg Trading.

También afirmó, en un principio, que no tenía cuentas en guaridas fiscales, pero hace dos semanas, al presentar su primera declaración como Presidente, reconoció que tenía una cuenta por 18 millones de pesos (alrededor de 1.2 millones de dólares) en Bahamas.

Pese a las protestas masivas, que ya son cotidianas, en contra de su Gobierno, a seis meses de haber asumido Macri todavía goza de una popularidad, en promedio del 50 por ciento, lo que las encuestadoras explican en el margen de esperanza que todavía tiene parte de la ciudadanía con un mejoramiento de la situación, concluye Notimex.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.