El voto latino puede ser determinante contra Trump en EE.UU.

Donald Trump insiste en que los hispanos lo aman, pero existe un impresionante déficit de latinos que no están dispuestos a defenderlo por sus posturas intolerantes y racistas

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, junio 10. —El voto de los latinos tendrá un peso fundamental en los próximos comicios presidenciales de EE.UU. ya que según cifras del Centro para el Progreso Estadounidense (CAP) hay 27 millones de latinos elegibles para sufragar, lo que la pone como la primera minoría del país.

Según un análisis que publica el sitio digital de la televisora NBC News no hay nada más que esperanza de que se concrete el sueño del Partido Republicano de ganar gran parte del voto de los hispanos en noviembre de 2016, reportó Prensa Latina.

En eso sin duda influyó el mensaje agresivo de su virtual candidato Donald Trump, quien difícilmente se acerque al voto latino obtenido por George W. Bush en 2004 cuando ganó el 44 por ciento, una meta que todo indica tendrá que esperar por otro ciclo electoral.

Trump insiste en que los hispanos lo aman, pero existe un impresionante déficit de latinos prominentes que no están dispuestos a defenderlo en público, reconoció recientemente Seth McLaughlin, un analista del diario The Washington Times.

En un ciclo electoral caracterizado por lo imprevisible, como la propia nominación del candidato republicano, sin embargo, no se descarta que Trump, pese a que la mayoría de los latinos no lo aman, pueda conseguir al menos una cuarta parte de su apoyo y coquetear con el 30 por ciento.

La más reciente encuesta de NBC News / Wall Street Journal situó al magnate neoyorquino con un 20 por ciento de los votantes de esas minorías, mientras Fox News le dio el 23 por ciento.

Analistas consideran que no tiene sentido que alguien que  caracteriza a los mexicanos como narcotraficantes y violadores, y plantea construirá un muro en la frontera con México, pueda pensar en ser favorecido por ese sufragio.

Sin embargo, las primarias no son las elecciones generales y sin dudas Trump podría mover su mensaje hacia una posición más moderada que lo conecte a una parte de ese voto que aun piensa en el sueño americano y el éxito, mientras pasa por alto la retórica negativa.

Con eso sueña la campaña del llamado showman republicano pese a que el candidato está muy por detrás de su casi seguro rival en las urnas, la demócrata Hillary Clinton.

Fox News Latinos muestra que la exprimera dama aventaja al magnate con el 62 por ciento del apoyo de los votantes latinos registrados frente al 23 por ciento para el político millonario, quien necesitaría un 42 por ciento para ser competitivo frente a su rival, según las tendencias históricas del voto.

Estas aproximaciones no tomaron en cuenta la renuncia de una dirigente hispana del Partido Republicano, Ruth Guerra, y los efectos para Trump de sus ataques contra el juez Gonzalo Curiel, un estadunidense de padres mexicanos que preside el proceso contra Trump University.

Ambas cosas deben incidir aún más en la caída del empresario entre la comunidad latina y otros sectores críticos de sus ataques contra las minorías.

En sus referencias a Curiel, el republicano argumentó que el magistrado estaba prejuiciado en su contra porque él planteó crear un muro entre Estados Unidos y el país natal de los padres del juez, lo que motivó inmediatas críticas tanto de demócratas como de prominentes republicanos, ya que las razones étnicas son un problema escabroso en un país creado por inmigrantes.

Es previsible que entre los hispanos de origen mexicano, que representan la mayor proporción de los latinos en Estados Unidos, Clinton supere a Trump, algo que reflejan las encuestas, el 67 por ciento de apoyo para la fémina contra el 21 por ciento para el precandidato conservador.

Por otra parte, algunos señalan que los electores latinos no se caracterizan por acudir en gran número a las urnas durante las primarias, algo que no ocurre así en los comicios generales, para las cuales se espera una afluencia de más de la mitad de los cerca de 28 millones que son elegibles para votar.

Es innegable que es un electorado de peso, más cuando su número en estados como Nevada, Colorado, Nuevo México y Florida, pueden inclinar la balanza en unos comicios que se decidirán por un Colegio Electoral en el que el ganador de más votos estatales se convertirá en el 45 presidente del país.

En Nevada, los latinos representaron el 19 por ciento del electorado en 2012, en Colorado, el 14 por ciento, en Nuevo México el 37 por ciento y en Florida el 17 por ciento, y hoy en muchos de estos Clinton supera a Trump en las encuestas.

Como marchan los acontecimientos, con ambos candidatos mostrando altos índices de rechazo entre los electores, en muchas de las 50 elecciones estatales donde se acumulan los delegados necesarios para obtener una mayoría de los 538 miembros del Colegio Electoral, el peso de los latinos puede ser decisivo.

En esa línea se mueve Antonio Villaraigosa, exalcalde de Los Angeles, un demócrata que encabeza un comité llamado «Puentes, no muros» para detener a Trump.

Según el exalcalde desde 1968 con George Wallace, no hemos visto un candidato presidencial que se exprese de una manera tan discriminatoria y racista. Este hombre, destacó, está planeando millones de deportaciones, cerrar las fronteras a toda una religión y otras cosas inaceptables.

Como están las cosas, el amor o desamor por Trump se verá en las urnas pero, por lo pronto, la mayoría de los latinos se alegrarán de que este no llegue a la Casa Blanca.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.