Francia otra vez en la mira del terrorismo - Internacionales

Francia otra vez en la mira del terrorismo

El Presidente galo afirmó que el EI le declaró la guerra al país y llamó a la unidad de todos los franceses contra el terrorismo

Autor:

Juventud Rebelde

PARÍS, julio 26.— Francia volvió este martes a ser blanco de atentados sangrientos del Estado Islámico (EI) cuando dos atacantes irrumpieron en una iglesia de Normandía, al norte del país, retuvieron a varios rehenes y degollaron al sacerdote que celebraba misa, un hecho que volvió a conmover al país a solo dos semanas de la masacre de Niza, donde murieron al menos 84 personas.

En las primeras horas de la mañana, los terroristas entraron en la iglesia de Saint-Etienne du Rouvray, barrio residencial al sur de la zona industrial de Rouen, distante a 130 kilómetros de París, allí el sacerdote Jacques Hamel, de 86 años, celebraba misa junto a cuatro fieles cuando comenzó el horror.

Según relatan los rehenes, los dos yihadistas lo obligaron a ponerse de rodillas, él trató de defenderse pero fue degollado sin piedad, mientras filmaban la escena y coreaban una especie de sermón en árabe en torno al altar. «Era horrible», relató a ANSA la hermana Danielle, uno de los rehenes que logró huir milagrosamente y llamar a la policía.

Las fuerzas de intervención llegaron rápidamente al lugar, que cercaron. Trataron, sin éxito, de negociar con los asaltantes que no los dejaron entrar a la Iglesia porque habían forzado a tres rehenes a colocarse delante de la puerta, relata AFP.

Poco tiempo después, las personas retenidas salieron del templo, seguidas por los yihadistas, uno de ellos empuñando un arma. Según testigos, ambos gritaron Allah Akbar (Alá es grande) y fueron rápidamente abatidos por la policía.

Luego de que el llamado Estado Islámico reivindicara el ataque, la policía francesa anunció que uno de los criminales era Adel Kermiche, francés natural de Rouen, de 19 años y conocido por los servicios antiterrorismo, ya que fue detenido dos veces en 2015, cuando intentaba llegar a Siria para unirse al EI.

Fue liberado el 22 de marzo pasado, pero lo mantenían vigilado con un brazalete electrónico. El otro autor del ataque, quien fue abatido a tiros por el grupo de élite de la policía francesa, no ha sido identificado todavía, según el procurador de París, Francois Molins.

A través de Amaq, un órgano que propaganda al Daesh, el EI indicó que «los atacantes de la iglesia normanda son soldados del Estado Islámico que realizaron el ataque en respuesta a llamados a atacar países de la coalición internacional que combate al EI en Iraq y Siria».

Este nuevo crimen contribuyó a reavivar las polémicas en un país al borde de una crisis de nervios por las fallas de seguridad en Niza. Pero, el presidente Francois Hollande aseguró al país que «esta guerra la ganaremos».

Desde el lugar del ataque, Hollande expresó que «matar a un sacerdote significa profanar la República».

Francia está en guerra y será una guerra larga, afirmó, así como llamó a los ciudadanos a unirse en bloque para enfrentar esa batalla, y estimó que destruir la democracia es el objetivo de quienes atacan al país.

Agregó que el Gobierno aplicará con toda la fuerza el estado de emergencia, aprobado por el Parlamento para los próximos seis meses, lo cual da la capacidad a las autoridades de actuar para enfrentar la amenaza extremista, dijo PL.

El portavoz de la Santa Sede, Federico Lombardi, declaró que el papa Francisco expresó su «dolor y horror» por «esta violencia absurda» y condenó de la manera «más absoluta toda forma de odio».

El Vaticano envió también su cercanía a la Iglesia francesa, a la archidiócesis de Rouen y a todo el pueblo de Francia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.