Cachemira y la larga discordia entre India y Pakistán

Los ministros de Interior de las dos naciones asiáticas escenificaron un duelo verbal que es fiel reflejo de las tensiones bilaterales por esa región

Autor:

Juventud Rebelde

ISLAMABAD, agosto 4.— El ministro de Interior de Pakistán, Nisar Ali Khan, y su homólogo indio, Rajnath Singh, cruzaron este jueves acusaciones acerca de la situación en la Cachemira india en pleno transcurso de una reunión ministerial de la Asociación para la Cooperación Regional del Sur de Asia (SAARC) en esta capital, reportó EFE.

En dicha región, que se disputan Pakistán y la India, los enfrentamientos entre la población y la Policía no han cesado desde que el pasado 8 de julio fuera abatido un insurgente independentista cachemir, lo que desató una oleada de protestas violentas que han dejado 50 muertos y más de un millar de heridos.

El encuentro de ministros de Interior de la SAARC comenzó con un llamamiento del primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, a cooperar para combatir los problemas de la región.

Tras saludarse brevemente con un apretón de manos, Ali Khan y Singh intercambiaron acusaciones ante sus homólogos de Afganistán, Bangladesh, Bután, Maldivas, Nepal y Sri Lanka, el resto de países que conforman el bloque.

Ali Khan denunció el «uso de fuerza excesiva» para controlar las protestas en la Cachemira india, en medio de la polémica surgida en las últimas semanas en ambos países por el empleo de escopetas de perdigones en su represión.

«El uso de torturas de niños inocentes y la violencia contra los civiles cualifica como terrorismo», afirmó el ministro paquistaní. Por su parte, Singh replicó que «no hay buenos terroristas y malos terroristas», en alusión al supuesto apoyo de Pakistán a algunos grupos extremistas.

«No debería glorificarse a terroristas como mártires», añadió Singh, en referencia a que Pakistán calificó así al insurgente del grupo separatista Hizb-ul-Mujahideen (HM) Burhan Wani, cuyo abatimiento por parte de las fuerzas indias desató las protestas.

En rueda de prensa, Ali Khan argumentó que, después de que «otro país» hiciera un discurso político, no le quedó más remedio que dejar clara la situación. Además, llamó a resolver los problemas a través del diálogo, algo que en esta ocasión no fue posible, pues los dos titulares de Interior no lograron superar sus diferencias para comer juntos en compañía del resto de representantes del SAARC.

Cachemira es la única región india con mayoría musulmana y Pakistán reclama su completa soberanía desde la partición del subcontinente en 1947 y su independencia del Imperio británico. Las dos naciones han librado varias guerras por este territorio, separado por una frontera provisional — una de las más militarizadas del mundo— que divide la Cachemira india y la paquistaní.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.