Protesta en Buenos Aires: juez ordena detener a Hebe de Bonafini

El juez Marcelo Martínez no solo instruyó este jueves la detención de Bonafini, sino también un allanamiento al inmueble de Madres de Plaza de Mayo

Autor:

Juventud Rebelde

BUENOS AIRES, agosto 4.— La orden de captura dictada contra Hebe de Bonafini, la titular de Madres de Plaza de Mayo, motivó una protesta de simpatizantes frente a la sede de esa asociación defensora de los derechos humanos.

El juez Marcelo Martínez no solo instruyó este jueves la detención de Bonafini, sino también un allanamiento al inmueble de la organización. Los manifestantes impidieron que los agentes pudieran acceder al interior del local, dijo PL.

Martínez dio la orden para forzar a la luchadora por los derechos humanos a declarar como imputada en la causa por el presunto desvío de fondos destinados a la construcción de viviendas del programa Sueños Compartidos.

La orden de captura contra Bonafini se da en un contexto de imputaciones judiciales desatadas desde la llegada de Mauricio Macri al poder contra exfuncionarios de los gobiernos kirchneistas, y que llega, incluso, a la expresidenta Cristina Fernández.

La titular de Madres de Plaza de Mayo faltó a la primera citación el mes pasado al considerar la causa un «mamarracho» con claras aristas políticas, y el juez Martínez la volvió a convocar bajo apercibimiento con una notificación entregada en persona.

Al rehusar presentarse la víspera en los tribunales de Comodoro Py, el juez dictó este jueves la orden de captura y allanamiento.

Bonafini, de 87 años, desafió la instrucción y partió en una camioneta hacia la histórica plaza, donde las Madres protagonizan cada tarde de jueves la tradicional ronda que realizan desde el 30 de abril de 1977, acción histórica desde los años de la dictadura en reclamo por sus hijos desaparecidos, y los canales de noticias mostraron imágenes de Hebe y otras madres al salir de la sede de la entidad, en la zona del Congreso.

En la causa Sueños Compartidos se investiga la alegada defraudación de 206 millones de pesos (13 733 000 dólares) del Ministerio de Planificación que estaban destinados a la edificación de viviendas para familias humildes, programa que estuvo a cargo de la Fundación Madres.

Los principales encartados en la causa son los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, en particular el primero, quien era el apoderado de la Fundación Madres y del programa social.

En medio de un clima de tensión en la zona del Congreso la camioneta que transportó a las Madres a Plaza de Mayo salió rodeada por camiones de la Policía Federal y efectivos de esa fuerza que tenían la orden de captura y allanamiento judicial, dijo PL.

Al dar un discurso en la plaza, Hebe de Bonafini calificó como una «vergüenza» el envío de la policía a la sede de las Madres, a quienes, aseguró, pretenden «asustar», a lo que agregó: «No sé qué va a pasar, no sé hasta dónde son capaces de ir», sostuvo según la citó EFE.

Luego, en declaraciones a los medios en la misma plaza, afirmó que no tiene miedo de que la detengan porque ya fue «muchas veces» presa durante la última dictadura militar (1976-1983).

«Nos quieren hacer desaparecer, pero aunque nos maten vamos a seguir luchando», aseveró Hebe de Bonafini, quien agradeció la presencia en la plaza de dirigentes kirchneristas y destacó la figura de la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015) como su «única conductora», apuntó EFE.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.