Cédulas de identidad para miembros de las FARC-EP

Se instrumentan primeros pasos de acuerdos de paz. Si gana el No en el plebiscito sería un error histórico, afirma Humberto de la Calle

Autor:

Juventud Rebelde

BOGOTÁ, septiembre 9.— El más alto jefe de las FARC-EP, Timoleón Jiménez, y quien fuera titular de la delegación de la guerrilla en los diálogos, Iván Márquez, poseen ya sus documentos de identidad, lo que es reconocido por analistas como la instrumentación de los primeros pasos estampados en los acuerdos de paz suscritos en La Habana.

El hecho lo dio conocer el diario colombiano El Tiempo, que cita a un tuit de la guerrilla y añade que los trámites se iniciaron en el Consulado de Colombia en la capital cubana —donde transcurrieron por casi cuatro años las conversaciones y se firmó el acuerdo—. Según el reporte, en el documento de identidad de Márquez (apelativo de guerra) aparece su nombre de pila, Luciano Marín Arango, en tanto en la cédula de Timoleón Jiménez reza Rodrigo Londoño Echeverri, confirmaron, dijo el rotativo, fuentes de la insurgencia.

La multinacional Telesur publicó en su web al respecto que «la paz en Colombia cada vez está más cerca», y recordó que este sábado se inicia la desincorporación de menores del grupo, mientras que la reincorporación a la vida civil de los guerrilleros comienza a procesarse.

El despacho añade que un equipo de traslado compuesto por personal del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y dos delegados de las organizaciones sociales coordinarán las operaciones desde el punto de salida, según indicaron las partes en un comunicado divulgado el martes.

A su vez, dos defensores de familia estarán a cargo de «resolver cualquier imprevisto que requiera su intervención».

La Cruz Roja se encargará de realizar un chequeo general del estado de salud física y mental de los menores, verificará sus identidades y su información personal básica, que se hará constar en el acta de salida.

Mientras, continúa la campaña en Colombia con vistas al plebiscito previsto para el 2 de octubre, mediante el cual la ciudadanía se pronunciará a favor o en contra de los acuerdos de paz.

Al respecto, otra encuesta, esta de la firma Datexco y realizada entre más de 2 000 personas, afirmó que un 64,8 por ciento de los pesquisados se inclinaría por el sí al plebiscito, reportó PL. Un 28,1 se inclinó por el no y el 4,1 por ciento se manifestó indeciso, en tanto un tres por ciento dijo que se abstendrá.

Por su parte, el jefe de la delegación gubernamental en las conversaciones, Humberto de la Calle, opinó en la apertura de una denominada Maratón Pedagógica por la Paz, iniciada el jueves en la localidad de Bucaramanga, que si ganara el No sería un error histórico, publicó El Tiempo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.