Cuba, Japón y el sol creciente de la colaboración

Como parte de la visita oficial del primer ministro Shinzo Abe, concluida este viernes, Japón hizo una donación dirigida a importantes programas de nuestro sistema de salud pública

Autor:

Nyliam Vázquez García

«Esta visita ha abierto una nueva página en la amistad bilateral», aseguró el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en la conferencia internacional de prensa ofrecida en el Hotel Nacional horas antes de su partida.

Abe reiteró el compromiso de contribuir al desarrollo de Cuba en sectores como la agricultura, la educación, la salud, la energía, el transporte… a partir de la capacidad nipona de proveer infraestructura de alta calidad.

«Cuba es un destino muy atractivo», afirmó Abe al mencionar el alto nivel de los recursos humanos, la educación y la seguridad, como tres pilares de esa condición que deberá incentivar el interés de las empresas japonesas. A juicio del Premier, la reciente reestructuración de la deuda cubana, elemento que restringía las inversiones, y la demanda del país se suman a estos atractivos.

«A medida que se alivie el bloqueo contra Cuba y se desarrolle un clima favorable para las inversiones, estas aumentarán. Esa es la expectativa», apuntó Abe cuando fue interrogado por Granma sobre el modo en que afecta el bloqueo de Estados Unidos las relaciones bilaterales.

Durante su alocución, Abe elogió la belleza del mar cubano, admirado por más de 10 000 turistas japoneses en 2015, el respeto a los japoneses radicados en la Isla y a sus descendientes y la influencia de Cuba en el movimiento NOAL.

También recordó la visita de Fidel a Hiroshima y su llamado a evitar que tal acto de barbarie se repita. En ese sentido, el Primer Ministro de Japón señaló el compromiso de su pueblo, única víctima de la bomba atómica, con un mundo sin armas nucleares. El visitante refirió la necesidad de una reforma de las Naciones Unidas, acorde con el contexto actual, sobre todo en el Consejo de Seguridad.

«Japón está determinado a ocupar su rol de liderazgo como tercera potencia mundial», puntualizó.

El Primer Ministro dijo sentirse contento con su visita y satisfecho del diálogo con el Presidente Raúl Castro, y reconoció en su estancia en La Habana «un motivo vigoroso  de las relaciones económico-comerciales».

Japón por nuestra salud

Mientras el Primer Ministro nipón se preparaba para partir, en el salón de protocolo del Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex) fue firmado el Acuerdo de la donación del Proyecto de instalación de equipos médicos para el mejoramiento de los Servicios de Atención a la Salud, cuyo canje de notas inicial fue presidido el jueves tanto por él como por el Presidente cubano.

El documento implementa la donación de equipos para los servicios médicos y fue rubricado por Takeshi Takano, director general del Departamento de Latinoamérica y el Caribe de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA), y Rigoberto Enoa, director de Política Comercial con Asia y Oceanía del Mincex. El monto de la donación contemplada en el acuerdo alcanza un valor de 1 273 millones de yenes.

Según destacó Irigaki Hidetoshi, vicepresidente de JICA, este proyecto proporcionará equipos para digitalizar el sistema de imágenes para el diagnóstico médico y el examen patológico, y otros para el tratamiento mínimamente invasivo, con el fin de mejorar la calidad del diagnóstico del cáncer, teniendo en cuenta que esa enfermedad es la principal causa de muerte en Cuba. Se trata, según trascendió, de aumentar el nivel de nuestros hospitales en los campos de la imagenología digital, la anatomía patológica y la cirugía de mínimo acceso.

«Cuba, dentro de los países latinoamericanos se perfila como el más desarrollado en la rama de la medicina; en ese sentido, de la combinación de la tecnología japonesa con la inteligencia de ustedes podríamos esperar un aumento aún mayor de la calidad de la salud», aseguró Irigaki Hidetoshi.

Por su parte, Rigoberto Enoa destacó el alto nivel técnico japonés, tanto en transferencia de tecnología como de conocimiento, así como la alta prioridad que tiene la colaboración japonesa, valorada por su potencial para el fortalecimiento de los vínculos en todos los ámbitos, incluidos  el comercio, la inversión y la cooperación multifacética.

«Japón fue un importante socio comercial de Cuba desde mediados de los años 70 y la década de los 80 y consideramos que es un país que puede desempeñar un importante rol en la dinámica del desarrollo económico y social de Cuba», expresó Enoa, quien agradeció al Gobierno nipón la ayuda recibida, así como el apoyo de JICA.

Esperamos que la colaboración económica con Japón continúe creciendo y que otros sectores de la economía que hoy lo necesitan, se beneficien de la misma manera. Creemos  firmemente que los lazos de amistad seguirán fortaleciéndose y que Japón se convertirá en un fuerte socio comercial de Cuba, como un día lo fue», concluyó.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.