Desde Kazajastán, el apoyo a Cuba contra el bloqueo

El embajador cubano en Kazajstán, Carlos Valdés, y el cuerpo diplomático de la Isla en esa nación apoyan las jornadas de rechazo al cerco estadounidense

Autor:

Juventud Rebelde

Astana, octubre 21.— El bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra Cuba se mantiene intacto, a pesar del gradual restablecimiento de nexos diplomáticos entre la Isla y ese país, indicó hoy el embajador cubano en Kazajstán, Carlos Valdés, según informa este viernes PL.

Valdés declara al diario Caravan que la política violatoria del derecho internacional, aplicada por más de medio siglo, solo entre abril de 2015 y abril de 2016 causó a Cuba daños por más de cuatro mil millones de dólares.

En la esfera de la salud, ejemplifica, según cita el medio, las pérdidas para la economía de la isla superaron los dos mil 600 millones de dólares, ante la necesidad de adquirir equipos, reactivos y medicamentos en países lejanos, en lugar de hacerlo en el mercado estadounidense.

Cuba debe, entonces, hallar reactivos en otras latitudes para la fabricación de medicamentos propios contra el cáncer, incluido el de los pulmones, en lugar de adquirirlos en Estados Unidos.

En el sector educativo, el bloqueo obliga a comprar en otras naciones, a precios tres o cuatro veces más elevados, instrumentos musicales o piezas para las máquinas de escritura de Braille para los débiles visuales, explica Valdés.

Pese a ello, nuestro país mantiene una salud y educación gratuita, indica el diplomático cubano al importante periódico Caravan.

Aún en estas condiciones de bloqueo contamos con un médico para cada 120 familias en nuestro país, señala.

El problema del bloqueo también radica en su carácter extraterritorial, pues Washington castiga a todo el que comercia con nosotros, mientras compañías norteamericanas no pueden cooperar con Cuba, ni siquiera en terceros países, denuncia Valdés.

Las empresas de otras naciones tampoco pueden exportar productos con componentes cubanos, mientras las extranjeras están limitadas para vender productos a la isla, si incluyen un determinado por ciento de piezas estadounidenses, subraya.

Estados Unidos sancionó a varios bancos de terceros países, pues en la mayoría de las instituciones financiera su capital tiene una importante presencia, afirma el embajador cubano.

Tales medidas la sentimos en el caso de nuestra embajada, indica Valdés. Ello conlleva a dificultades para el recibo de dinero a través de bancos intermediarios europeos, pues cuando Washington conoce de una transacción a nuestra misión, ordena congelar esa cuenta, señala.

Por ello decimos que no se trata de un mero embargo, sino de un verdadero bloqueo, que puede llevar al genocidio, pues su propósito es rendir por hambre a Cuba, denuncia.

El pasado año contra esa política genocida votaron 191 países. En breve la Asamblea General de la ONU votará en la ocasión número 25 contra esa medida, adelanta el diplomático cubano.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.