Todavía hay votantes indecisos en EE. UU.

Las encuestas indican que los indecisos constituyen una pequeña porción del electorado, quizá apenas un dos por ciento, pero ahora que han surgido sondeos que muestran una competencia reñida, ellos todavía podrían inclinar la balanza al final

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, noviembre 4.— Cuando apenas faltan cuatro días para la jornada electoral del martes 8 de noviembre en Estados Unidos en que se elegirá al sucesor de Barack Obama entre la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump, y más de 34 millones de estadounidenses ya ejercieron el voto temprano, todavía hay votantes indecisos.

Según AP, «después de todo el ruido, los gritos, los hechos, las mentiras, la fanfarronería y las lisonjas de la campaña presidencial en Estados Unidos, todavía hay votantes indecisos», a lo que añade: «Y no son solo aquellos que han enterrado la cabeza en la arena».

La agencia noticiosa estadounidense explica que las encuestas indican que los indecisos constituyen una pequeña porción del electorado, quizá apenas un dos por ciento en estos últimos días antes de los comicios presidenciales, pero ahora que han surgido sondeos que muestran una competencia reñida, los indecisos todavía podrían inclinar la balanza al final, sobre todo porque los encuestadores dicen que son más propensos a votar si viven en los estados reñidos. Cuando se habla con los votantes indecisos queda en evidencia rápidamente el tema de insatisfacción, apunta AP y reporta la opinión del encuestador demócrata Peter Hart: «Esta no es una elección entre dos buenos. Es una elección entre dos personas deplorables».

La tentación de votar por un tercer partido se hace presente, según el reporte de AP.

Este viernes, Trump hizo campaña en Nuevo Hampshire y Pensilvania con la esperanza de arrancar los votos electorales necesarios para darle la vuelta el 8 de noviembre a un mapa en el que la demócrata Hillary Clinton está perdiendo terreno, dice por su parte la agencia EFE.

La mayoría de las proyecciones políticas, basadas en encuestas estado por estado, han reducido las posibilidades de que Clinton se haga con comodidad con el mínimo de 270 votos electorales que un candidato a presidente necesita para proclamarse ganador. El magnate reconvertido en político está ganando terreno en las últimas encuestas de los estados que podrían acabar adjudicando la Casa Blanca, especialmente en Carolina del Norte, Nuevo Hampshire y Ohio, donde la media de encuesta que realiza RealClearPolitics da nuevas ventajas a Trump, quien también recorta la ventaja de su rival en Pensilvania, un estado que concede 20 votos compromisarios o electorales.

Según EFE, la exsecretaria de Estado cuenta con un ejército de voluntarios, artistas y políticos de alto perfil para movilizar a los votantes y grupos que le podrían dar la ventaja necesaria para obtener victorias, además de en los estados tradicionalmente demócratas en alguno de los llamados estados bisagra.

Trump se centró hoy en explotar los puntos débiles de su rival y criticó el «mal juicio» de Clinton por el manejo de sus correos electrónicos cuando era secretaria de Estado —una polémica que ha resucitado por las nuevas indagaciones del FBI— así como su apoyo a acuerdos comerciales que, según el republicano, han perjudicado al país.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.