¿Qué hacer para que el mundo se entienda?

El año 2016 estuvo plagado de conflictos, dramas naturales o provocados, y también de acuerdos más o menos logrados como el que debe restañar las dolorosas heridas de Colombia y el que reconoció el derecho de Irán a su desarrollo nuclear pacífico o los pequeños pasos entre una orilla y otra del Estrecho de la Florida

Autor:

Juventud Rebelde

La pregunta, obligada por los aconteceres internacionales, parece no tener una respuesta precisa que traiga comprensión y paz. El año 2016 estuvo plagado de conflictos, dramas naturales o provocados, y también de acuerdos más o menos logrados como el que debe restañar las dolorosas heridas de Colombia y el que reconoció el derecho de Irán a su desarrollo nuclear pacífico o los pequeños pasos entre una orilla y otra del Estrecho de la Florida.

Camino nada fácil es el de esta Humanidad que parece dispuesta a lograr su autodestrucción más que a construir desde la convivencia civilizada. De los muchos sucesos, resaltamos tres de magnitud global o regional, quizás los más notables, pero no los únicos.

Las relaciones internacionales todavía se basan en la injusticia, la desigualdad y el desconocimiento a la independencia y la soberanía del otro. Sin embargo, también estamos viendo el fin de un mundo unipolar y el nacimiento de uno multilateral aunque, como todo nacimiento, no sin dolor.

El año que comienza, el 2017, es centenario de una guerra terrible y de una Revolución que perdió el rumbo. Escenario histórico que debiera servir para la reflexión, la que nos lleve al fortalecimiento de la paz y de la seguridad internacional y también a cerrar una brecha que en 1979, Fidel señaló en un memorable y enjundioso discurso ante la  Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas y tiene absoluta vigencia: «Hemos venido a hablar de paz y colaboración entre los pueblos, y hemos venido a advertir que si no resolvemos pacífica y sabiamente las injusticias y desigualdades actuales el futuro será apocalíptico».

Tengámoslo en cuenta… Hay mucho por hacer para que el mundo se entienda.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.