Trump y Xi dejaron a la prensa «en China»

Pese a la atención generada por su primer diálogo directo, los presidentes de las dos mayores economías no dieron pistas concretas de qué resolvieron

Autor:

Juventud Rebelde

PALM BEACH, abril 8.— El presidente Donald Trump presionó a su par chino, Xi Jinping, para que haga más por contener el programa nuclear de Corea del Norte y reducir el déficit comercial de Washington con Beijing, en un encuentro en el que mostró un contraste con la retórica anti-China de la campaña que lo llevó a la Casa Blanca.

Trump se refirió públicamente al progreso en una serie de temas, pero dio pocos detalles específicos, salvo el acuerdo —muy impreciso, por cierto— para un trabajo conjunto en pos de superar los desencuentros entre las partes y mejorar la cooperación.

Según Reuters, en la cumbre en Florida, de jueves y viernes, marcada por el ataque de Estados Unidos con misiles a Siria, Xi se sumó a Trump al dejar atrás, al menos en público, las profundas diferencias entre las potencias en temas que van desde el comercio hasta Corea del Norte.

Colaboradores dijeron que Trump planteó algunas inquietudes sobre las prácticas comerciales de China durante la cumbre de dos días en el complejo de Mar-a-Lago en Palm Beach, en el estado de Florida.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, sostuvo que Xi acordó incrementar la cooperación para tratar las ambiciones nucleares de Corea del Norte, aunque no dio detalles de alguna nueva fórmula para lidiar con Pyongyang.

Trump prometió durante la campaña detener lo que llamó el robo de empleos estadounidenses por parte de China, pero el viernes no solamente cambió el tono, sino que evitó cualquier salida de protocolo que los funcionarios chinos temían pudiera poner en aprietos a Xi.

«Hemos logrado un progreso tremendo en nuestra relación con China», dijo Trump a periodistas. «Y progresaremos más. Creo que la relación que desarrollamos con el presidente Xi es notable (...) Creo que muchos de los problemas potenciales van a ir desapareciendo», agregó sin dar indicios de los temas en que las posturas de las dos mayores economías del mundo se habían acercado.

Xi también habló en un tono positivo, igualmente con generalidades: «Hemos logrado un profundo entendimiento y hemos logrado confianza, una relación preliminar de trabajo y amistad», destacó antes de pronosticar «que vamos a desarrollar una relación amistosa». Ante un grupo de periodistas, el anfitrión acotó: «Coincido un 100 por ciento con usted, señor presidente».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.