Reacciones ante las medidas de la Casa Blanca

Inmediato y enérgico repudio a la agresiva retórica imperial

Autor:

Leonel Nodal

La decisión del presidente Donald Trump, de reforzar el bloqueo económico a Cuba y sus ataques al Gobierno de la nación caribeña, recibió un inmediato y enérgico repudio de prominentes líderes políticos y de entidades económicas y sociales de todo el mundo y en particular de Estados Unidos, donde legisladores, empresarios y medios de prensa descalificaron su agresiva retórica imperial.

En una de las más firmes muestras de rechazo a la retrógrada política de Trump, el presidente de Bolivia, Evo Morales, expresó su respaldo a la Isla y su Gobierno revolucionario. «Cuba libre, soberana y socialista se respeta. La Patria Grande se respeta. No más bloqueos. Cuba es nuestra», subrayó el Jefe de Estado mediante su cuenta en Twitter @evoespueblo.

En otro mensaje, el líder boliviano se dirigió a Trump para decirle que en lugar de presumir como defensor de derechos humanos en Cuba, lo que debe hacer es expulsar a los políticos delincuentes cobijados en Estados Unidos».

Morales destacó que las acciones de Washington son un real abuso de poder, pues no escucha el apoyo del mundo entero que exige ¡No más bloqueo a Cuba!.

Por su parte, la canciller venezolana Delcy Rodríguez escribió en su cuenta de Twitter: «Frente a las agresiones y amenazas contra nuestra querida Cuba llamamos a la unidad y lucha de los pueblos de la Patria Grande. ¡No pasarán!» y a seguidas, en otro mensaje expuso: «El extremismo estadounidense pretende plagar el planeta de miseria, violencia y muerte».

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, resaltó el contraste de la postura de su país frente a la de Trump, al ser interrogado durante una conferencia de prensa que ofrecía junto a su homólogo belga Charles Michel. Trudeau destacó el «gran orgullo» que tiene Canadá por su relación «privilegiada y única» con Cuba. «Tenemos una relación muy respetuosa y constructiva con Estados Unidos, pero siempre tuvimos una diferencia de opinión sobre el nivel de compromiso con Cuba», dijo.

El vicepresidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Myron Brilliant, ratificó el compromiso de esa entidad de seguir trabajando para eliminar las políticas que entorpecen el desarrollo de los pueblos cubano y estadounidense.

Patrick Leahy, senador por Vermont, calificó la decisión de Trump de regresión vacía que da un golpe a la libertad de los estadounidenses para viajar, al interés nacional norteamericano y al pueblo de Cuba.

En su opinión, la decisión de Trump «es un favor político del mandatario a unos cuantos miembros influyentes del Congreso que nunca han puesto los pies en la Isla y que representan a una minúscula minoría del pueblo estadounidense».

Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch desde 1993, tuiteó: «Trump dice que la política de Obama en Cuba fue un “mal negocio”, por lo que resucita un trato estúpido, política que no funcionó durante décadas».

A su vez, el representante por Massachusetts Jim McGovern dijo que la atrasada política del Jefe de Estado es un retroceso a la Guerra Fría que fue «un fracaso miserable» que perjudicará a agricultores, empresas y líneas aéreas estadounidenses, y limitará las oportunidades para las universidades, así como para los investigadores médicos y ambientales.

En tanto, el congresista por Nueva York Brian Higgins expresó en la Cámara de Representantes que el legislativo tiene que hacer frente al mandatario en nombre de los millones de estadounidenses que se benefician del acercamiento a Cuba, incluyendo miles de pacientes de cáncer.

En tanto, James Williams, presidente de Engage Cuba, entidad que favorece los negocios con la Isla, subrayó que las nuevas restricciones a las empresas estadounidenses podrían obstaculizar un progreso que podría costar miles de millones de dólares a la economía de  EE. UU. y afectar a millares de trabajos.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.