Encuentro en la patria de la humanidad

Con gratitud por la compañía, con vivas a la paz, a la igualdad, a las revoluciones y a los movimientos progresistas comenzó la jornada Todos somos Venezuela: diálogo mundial por la paz, la soberanía y la democracia bolivariana

Autor:

Alina Perera Robbio

CARACAS, Venezuela.-«Siéntanse en su casa porque esta es la patria de la humanidad, aquí se están dando las grandes luchas para garantizar que en todos los países del mundo haya una posibilidad de igualdad».Con esas palabras el canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, dio la bienvenida a los 197 delegados internacionales que aquí concurren en la jornada Todos somos Venezuela: diálogo mundial por la paz, la soberanía y la democracia bolivariana.

En la nación caribeña se construye una esperanza para el pueblo venezolano y para el mundo, expresó este sábado, en el Teatro Teresa Carreño, el titular de Relaciones Exteriores durante la instalación del encuentro mundial que se extenderá hasta el día 19 y que contará con las reflexiones de cinco mesas de trabajo.

Arreaza recordó —en una intervención íntegramente transmitida por Venezolana de Televisión (VTV)— que con la partida de Chávez el imperio, los poderosos del mundo y las élites de nuestro continente pensaron que la Revolución Bolivariana llegaba a su fin: Subestimaron desde el primer día, dijo en alusión al presidente Nicolás Maduro, a un hombre que fue el más disciplinado, el más aplicado y leal seguidor del legado de Chávez.

Los enemigos de las revoluciones, reflexionó el Canciller, «pensaron que en esta América Latina, en la (…) del realismo mágico, del sincretismo, de la fe, podía fallecer de verdad Hugo Chávez. Y resulta que (…) está vivo en los ojos, en el alma, en el espíritu de los millones y millones no solo de venezolanos sino de todos los latinoamericanos y de todo el mundo que creen en una esperanza mejor para los pueblos».

Sobre la resistencia de la Revolución Bolivariana, Jorge Arreaza la definió como una «lucha permanente: ahí está el presidente Maduro, resistiendo…». Y recordó los episodios de violencia vividos por el país desde el mismo instante en que el leal seguidor de Chávez ganó las elecciones presidencialesel 14 de abril de 2013.

Entonces, rememoró, la derecha golpista desconoció aquella victoria y sus fuerzas salieron a quemar centros de salud y escuelas bolivarianas. El saldo de esas horas fueron once fallecidos. Y a partir de ese momento comenzó la estratagema económica, «guerra terrible, denunció Arreaza, que ha generado dificultades en el pueblo venezolano para tener acceso a sus productos, para vivir en paz tal como lo hemos garantizado en Revolución durante tantos años».

Resistir y no abandonar el camino, destacó el Canciller, ha sido la política del presidente Nicolás Maduro, quien en medio de adversidades múltiples, con la disminución del ingreso nacional, no sacrificó un solo Bolívar de la inversión social que más bien ha sido profundizada y extendida.

El dirigente no pasó por alto la violencia atroz generada este año por las fuerzas de derecha y de la cual el pueblo venezolano fue víctima durante tres meses, ni la guerra mediática que apuntó y apunta al corazón de la Revolución Bolivariana. A pesar de todo, destacó, el 30 de julio los enemigos del chavismo quedaron «desmoralizados (…), abrumados (…), liquidados por la fuerza de este pueblo valiente y bueno que salió a buscar la paz ante la peor de las circunstancias. Triunfó la paz, triunfó la Revolución, triunfó Maduro».

Después, enumeró, no han faltado las conjuras internacionales, ni las amenazas en voz del jefe del imperio, incluida la posibilidad del uso de la fuerza militar directa.

Sobre el cerco a la economía nacional, Jorge Arreaza remarcó que aunque sobrevinieron nuevas y recrudecidas sanciones, colectivas e individuales, estas venían ocurriendo desde hacía mucho tiempo: «Ya estábamos bloqueados desde el punto de vista financiero, incluso para adquirir insumos, alimentos, medicinas. Imposible pagar por esta ruta financiera; imposible pagar por la otra (…). Teniendo los recursos para pagar nuestros compromisos de deudas nos ponían mil obstáculos para lograrlo. Y sin embargo hemos ido saliendo adelante».

«Lo que se hizo, declaró Arreaza, fue formalizar y agravar más el intento de bloqueo contra Venezuela; y por eso es tan importante la presencia, el amor, la presencia de alma de ustedes, queridos compatriotas del mundo, hoy aquí, con nosotros».

Un 16 de septiembre, evocó el titular de la diplomacia venezolana, fue asesinado, a los 44 años de edad, Víctor Jara, «el cantor de la Revolución Allendista, de la Revolución socialista y democrática chilena».

Hacia el final de su alocución Arreaza dijo a los presentes: «Que viva la paz, que viva el derecho a la igualdad, que vivan las revoluciones y los movimientos progresistas de todo el mundo. Gracias por acompañarnos, gracias en nombre de nuestro presidente Nicolás Maduro, gracias en nombre del pueblo de Venezuela».

Seguidamente, desde el mismo escenario, la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Delcy Rodríguez, afirmó que el poder otorgado al pueblo venezolano que defiende la soberanía y la inclusión social se ha convertido en una amenaza para los centros imperiales y el modelo capitalista.

Sobre la dirigencia opositora, comentó que está alineada con los intereses imperiales y que por eso acomete una campaña internacional para promover el bloqueo contra la nación suramericana, e incluso una intervención militar.

No obstante, recalcó, el Gobierno Bolivariano continúa promoviendo la senda del diálogo como mecanismo para alcanzar la paz. «El diálogo lo asumiremos, dijo, como un proceso educativo para esos apátridas que promueven la intervención del país».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.