Canciller cubano rechaza el agresivo discurso de Trump en la ONU

Cubaminrex informa sobre la VI Reunión de la Comisión Bilateral Cuba-Estados Unidos

Autor:

Juventud Rebelde

«Ha sido un discurso insólito, agresivo, de dominación, descarnadamente imperialista», así calificó la intervención del Presidente de Estados Unidos en la 72da. Asamblea General de la ONU, el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, en entrevista concedida a la cadena televisiva Telesur, en la sede de la organización mundial.

«Me sorprendió la manipulación que hace del tema de la soberanía, que significa soberanía para los Estados Unidos, avasallamiento para todos los demás; ignora totalmente el concepto de igualdad soberana que inspira a las Naciones Unidas, subrayó el Ministro de Relaciones Exteriores, quien representa a la nación caribeña en el segmento de alto nivel de la ONU.

En su disección del discurso del mandatario estadounidense apuntó que su ataque contra Venezuela fue «brutal, injustificado, arbitrario» y se preguntó a qué «acciones adicionales» contra Venezuela ha llamado «… a la opción armada, a algo peor?».

El Canciller, además de condenar las palabras de Trump, reiteró la solidaridad absoluta de Cuba con el pueblo bolivariano y chavista, con su unión cívico-militar y con el Gobierno que encabeza el presidente constitucional Nicolás Maduro Moros.

Puntualizó Bruno Rodríguez la extraordinaria gravedad de la amenaza de destrucción de un país de la península coreana a la que incendiaría «con una conflagración necesariamente nuclear, que podría poner en peligro a toda la humanidad». Al respecto señaló que ese conflicto «no puede tener, no tiene en modo alguno, solución militar».

Recordó que el presidente Trump gobierna aunque perdió el voto popular y tiene una popularidad bajísima entre los que pagan impuestos en EE. UU.

Pero, agregó, «sin la menor autoridad moral» critica a «Cuba, un país pequeño, una isla solidaria que tiene una amplia cooperación internacional, un Gobierno de reconocida limpieza y transparencia, un pueblo noble y trabajador, la sede del proceso de paz de Colombia, un país reconocido como un factor de estabilidad».

Al rechazar enérgicamente los planteamientos del Presidente estadounidense, el Canciller cubano  agregó que «lo hace el jefe de un imperio, responsable de la mayor parte de las guerras que ocurren hoy en el planeta y que es un factor de profunda inestabilidad mundial y de gravísimas amenazas a la paz y a la seguridad internacional».

El periodista de Telesur indagó sobre la posibilidad de que Estados Unidos rompa las relaciones con Cuba y el ministro Rodríguez Parrilla apuntó que el Presidente de EE. UU. «no lo dijo en su discurso», pero «son temas que comentaré más adelante», en referencia a que en los próximos días intervendrá en el debate general y podrá referirse «con detenimiento a los asuntos de la agenda internacional, incluso, bilateral con Estados Unidos».

Bruno Rodríguez también trató en la entrevista con Telesur sobre dos catástrofes naturales ocurridas en la región: el terremoto que sacudió a México este martes y el huracán María que azota al Caribe.

«He expresado al Gobierno mexicano, al pueblo mexicano, a su delegación aquí nuestras profundas condolencias. También a los familiares de las víctimas, a los damnificados, y estamos a disposición de México», aseveró.

«De la misma forma que estamos movilizando nuestros esfuerzos para contribuir con las islas del Caribe oriental, en particular Dominica, que ha sido asolada de una manera gravísima. Tenemos allí 36 colaboradores cubanos y estamos encontrando la manera de hacer llegar más ayuda», informó el Canciller cubano.

Por continuar un diálogo respetuoso

Entretanto, el sitio digital Cubaminrex informó de la VI Reunión de la Comisión Bilateral Cuba-Estados Unidos, celebrada en Washington este 19 de septiembre, tras el anuncio el pasado 16 de junio de la nueva política del Gobierno de  Estados Unidos hacia Cuba, donde la delegación cubana reiteró «el rechazo al retroceso en las relaciones bilaterales, a las medidas de recrudecimiento del bloqueo y de injerencia en los asuntos internos, a la retórica confrontacional y a la manipulación política del tema de los derechos humanos que se usó como pretexto para justificarlas, así como a los condicionamientos que pretenden supeditar una mejoría en los vínculos bilaterales a la realización de cambios en nuestro orden constitucional».

Presidida por Josefina Vidal Ferreiro, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, la delegación se refirió a las consecuencias de este cambio en la política para las relaciones entre ambos países, incluyendo las afectaciones que causa a varios sectores en los Estados Unidos.

Durante el encuentro, que por la parte estadounidense encabezó John Creamer, subsecretario adjunto para el Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Cuba  reafirmó «la voluntad de continuar un diálogo respetuoso con el Gobierno estadounidense» y la «disposición a implementar activamente los acuerdos bilaterales suscritos en los dos últimos años», por lo que trasladaron propuestas de acciones concretas de varias entidades cubanas para avanzar en la cooperación en áreas de beneficio mutuo como «la protección del medio ambiente, aplicación y cumplimiento de la ley, salud, agricultura, hidrografía y geodesia», entre otras.

La delegación cubana también reiteró que en relación con los alegados incidentes que han afectado a funcionarios estadounidenses en La Habana y a sus familiares, «Cuba cumple rigurosamente sus obligaciones en lo que se refiere a la protección de los diplomáticos, que jamás ha perpetrado ni perpetrará acciones de esta naturaleza, ni ha permitido ni permitirá que su territorio sea utilizado por terceros con ese propósito».

Enfatizó la delegación «que las autoridades cubanas tienen gran interés en esclarecer este asunto y concluir la investigación que está en curso, por indicación del más alto nivel del Gobierno, para lo cual es esencial la cooperación de las autoridades estadounidenses».

La delegación cubana expresó además su enérgica protesta por las declaraciones irrespetuosas e injerencistas de Donald Trump en la ONU.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.