Independentistas divididos según carriles del diálogo

Los infinitos zigzags y oscilaciones del conflicto catalán pasan ahora porque unos secesionistas mantienen el unilateralismo y otros deciden dejarlo

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, noviembre 23.— Los partidos independentistas catalanes que el mes pasado aprobaron la declaración unilateral de independencia abogan ahora, de cara a las elecciones regionales de diciembre, por una negociación «bilateral» con el Gobierno español.

De esta forma, el Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT) del expresidente regional Carles Puigdemont, y su socio, Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), cambian de estrategia, pues en 2015 se presentaron a las elecciones con una hoja de ruta que preveía proclamar sin negociación la independencia.

Luego de la realización de un referendo separatista prohibido por Madrid, PDeCAT y ERC   aprobaron el pasado 27 de octubre en el Parlamento catalán una declaración unilateral de independencia, tras lo que Puigdemont y cuatro consejeros se marcharon a Bruselas y el resto de los miembros de su Gobierno fueron encarcelados, investigados por el delito de rebelión.

Sin embargo, según reporta ANSA, en un documento consensuado por ambos partidos y difundido este jueves, se lee que su objetivo es lograr «una negociación bilateral con el Estado y la Unión Europea a partir de la cual, sin ninguna renuncia previa por parte del Parlamento catalán y el Gobierno catalán, se haga posible el acceso de Cataluña a la plena independencia y la efectiva y   pacífica articulación democrática de la República Catalana».

Marta Rovira, segunda figura de ERC, dice ahora que «nunca hemos clamado por la vía unilateral». También este jueves, Marta Pascal, coordinadora general del PDeCAT, consideró que dejar a un lado la unilateralidad es «una buena vía».

PDeCAT y ERC apuestan por ampliar las bases independentistas, que representan la mitad de la población catalana.

La renuncia a la unilateralidad choca con el partido anticapitalista e independentista Candidatura de Unidad Popular (CUP), socio del Gobierno de Puigdemont. «Apostamos por  la unilateralidad porque es la única vía para avanzar», sostienen desde la CUP, donde califican la bilateralidad como un «paso atrás». Nuria Gibert, de esta formación política, sostiene que «es una entelequia pensar que el Estado va a negociar».

En tal panorama, PDeCAT y ERC basarán su campaña de los comicios regionales del 21 de diciembre, convocados por el presidente Mariano Rajoy, en pedir la libertad de los consejeros catalanes encarcelados, así como la retirada de la intervención de Madrid al autogobierno regional.

Las encuestas vaticinan resultados muy parecidos a los de las últimas elecciones, que dejaron un Parlamento catalán con una mitad independentista y la otra no.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.