Emmerson Mnangagwa, nuevo presidente de Zimbabwe

El nombramiento de Mnangagwa este lunes pone fin a una crisis política que obligó a las fuerzas armadas de ese país a tomar el control

Autor:

Juventud Rebelde

PRETORIA, noviembre 24. —Emmerson Mnangagwa juró hoy como nuevo presidente de Zimbabwe en un ceremonia celebrada en el Estadio Nacional de Harare ante más de 60 000 de sus conciudadanos y representaciones oficiales de varios países de esta región, a más de una semana de la renuncia de Robert Mugabe al alto cargo, reporta Prensa Latina.

Malaba tomó el juramento del presidente de la Corte Suprema, Luke Malaba, y en sus palabras de aceptación aseguró que dedicará todos sus esfuerzos para lograr el bienestar de Zimbabwe y su pueblo.

Entre los asistentes estaban los presidentes de Zambia, Edgar Lungo; Bostwana, Ian Khama; Mozambique, Filipe Nyussi; el vicepresidente de Namibia Nickey Iyambo y los expresidentes zambianos Kenneth Kaunda y Ruphia Banda, y el exmandatario namibio Sam Nujoma, entre muchos funcionarios y diplomáticos.

Luego de su juramento, Mnangagwa recibió el collar y la banda verde con ribetes amarillos que llevan los presidentes de ese país de África Austral.

El nombramiento hoy de Mnangagwa, transmitido en directo por cadenas televisivas de Sudáfrica, pone fin a una crisis política que obligó a las fuerzas armadas de ese país a tomar el control.

La intervención de los uniformados estuvo dirigida a frenar la creciente influencia de la entonces primera dama Grace Mugabe, quien impulsó la salida de cargos del Gobierno de héroes veteranos de la guerra de liberación, entre ellos el actual Presidente.

Un comentario aparecido hoy en el diario The Herald de Zimbabwe señala que cualquiera que tuviera un sentido de la historia sabía que las fuerzas manipuladoras, con ansias de poder e inmorales que rodeaban al expresidente Mugabe acabarían mal.

La conocida como la Generación 40 (G40) liderada por Grace Mugabe e integrada por otros políticos adquirió gran poder e influencia en el gobernante partido Unión Nacional Africana de Zimbabwe-Frente Patriódico (Zanu-PF), abusando su proximidad a la presidencia, apunta el matutino.

Agrega que la señora Mugabe traicionó muchas veces y usó cada vez más su poder para realizar acciones contra rivales dentro del Zanu-PF, con irrespeto de las tradiciones revolucionarias de ese partido.

La intención, dice, era que el Zanu-PF se divorciara de su ideología y prácticas de liberación con la adopción de un nuevo orden que permitiera abusar del poder y acceder a los recursos del país.

Medios sudafricanos, por su parte, señalaron que Mnangagwa lleva sobre sus hombros una pesada carga de expectativas, entre ellas el regreso a la democracia, limpiar el panorama político y, sobre todo, rejuvenecer la economía y solucionar la alta tasa de desempleo. 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.