Bolivia espera de Chile diálogo «con altura»

Condiciona Piñera posibles conversaciones para salida al mar

Autor:

Marina Menéndez Quintero

La paz, octubre 11.— El representante de Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, manifestó la expectativa de que Chile y su país asuman «con altura» el reclamo boliviano de salida al mar para resolver las diferencias «mediante un diálogo creativo, eficaz y oportuno».

El diplomático hizo tales declaraciones en entrevista concedida al diario chileno La Tercera, algunas horas después de que el ocupante de La Moneda, Sebastián Piñera, respondiera a la nueva invitación al diálogo que le formuló la antevíspera su homólogo de Bolivia, Evo Morales, afirmando que accedería a las conversaciones si la nación vecina abandona la «absurda» demanda de salida al mar y cumple primero «algunas condiciones básicas».

Durante una rueda de prensa con Ángela Merkel en Berlín, donde se encontraba el miércoles, Piñera dijo que una de esas condiciones era la observancia íntegra del Tratado de límites firmado en 1904 y, el otro, el reciente fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que el 1ro. de octubre dictaminó que Chile no tiene la obligación de procurar a Bolivia una salida al mar, aunque dejó abierta la posibilidad del diálogo.

«La conclusión de la Corte no debe entenderse como un impedimento a que las partes continúen su diálogo e intercambios —dice el párrafo 176 del dictamen— para atender los asuntos relativos a la situación de enclaustramiento de Bolivia. Con la voluntad de ambas partes pueden llevarse a cabo negociaciones significativas».

Invocando esa aseveración, Evo invitó a su colega chileno a retomar las conversaciones; pero Piñera afirma que conversaría sobre cuestiones «a futuro».

Interrogado por el diario La Tercera sobre esas aseveraciones, el diplomático Rodríguez Veltzé dijo que prefería esperar la contestación formal y escrita. «Por el momento, las descalificaciones adjetivadas no contribuyen al espíritu de diálogo propuesto», aseveró.

Rodríguez Veltzé también reconoció la vigencia del Tratado de 1904, pero aclaró que ese documento no fue el objeto del proceso ante la Corte, ni esa vigencia limita «el diálogo, ni fórmulas de solución que puedan explorarse, tal como Bolivia y Chile lo señalaron explícitamente en varias oportunidades».

No obstante las posiciones manifestadas por el ejecutivo chileno, cuatro legisladores de la coalición oficialista de centroderecha plantearon a la Cancillería de su país «la necesidad de hacer todo lo posible para tener relaciones diplomáticas con Bolivia», según un comunicado firmado por los senadores Manuel José Ossandón y José Durana, así como por los diputados Paulina Núñez y José Miguel Castro, reseñaron fuentes cablegráficas.

Sin embargo, una encuesta publicada por el propio medio asevera que la aceptación de Piñera subió de 51 por ciento a 74 por ciento luego del veredicto de la Corte. Pero el 74 por ciento estima que «aún hay temas pendientes» con Bolivia.

Chile y Bolivia establecieron una mesa de conversaciones sobre el reclamo de esta última nación de salida al mar con la llegada de Evo Morales al poder en 2006, durante la presidencia en Chile de Michelle Bachelet, cuando se estableció la llamada Agenda de los 13 puntos.

Aunque hubo avances no se llegó a acuerdos concretos y con la llegada de Piñera a su primer mandato, en 2010, el diálogo se estancó, en lo que Bolivia consideró como una política de dilación tras lo cual sobrevino la demanda boliviana, resultado de un largo análisis en ese país, reveló en su momento el presidente Morales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.