Homenaje a uno de los grandes pensadores de la Humanidad

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, visitó en la mañana de este miércoles la tumba de Karl Marx, el filósofo que nos legó diversas herramientas con las cuales cambiar el mundo 

Autor:

Alina Perera Robbio

LONDRES.— Hasta el Cementerio High Gate, ubicado en la parte norte de esta ciudad y establecido en 1839, llegó en la mañana de este miércoles el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, al frente de la delegación de alto nivel que le acompaña en esta visita de trabajo a Reino Unido.

La tumba de Karl Marx está allí. El rostro fornido y temperamental del filósofo alemán corona un cuadrado de granito oscuro sobre el cual, en letras doradas, hay dos ideas timbradas: la primera, «Proletarios de todos los países, uníos». Y otra que condensa el espíritu revolucionario del pensador: «Los filósofos solo interpretan el mundo de varios modos. El punto, no obstante, es cambiarlo».

Al pie del lugar donde descansa eternamente el hombre que creyó en el amor, en la amistad y en la justicia entre sus semejantes, el Presidente cubano rindió tributo. Flores rojas, blancas y malvas quedaron, como gesto de admiración y gratitud, colocadas en un búcaro de cristal.

Seguidamente, el Jefe de Estado y la delegación descendieron por un camino y dejaron atrás la tumba que en días señalados es visitada por cientos de personas. El próximo punto en la travesía fue una lápida muy sencilla, la cual marca el sitio donde descansaron originalmente los restos del filósofo alemán, los cuales fueron trasladados el 23 de noviembre de 1954 al lugar actual, que fue erigido definitivamente el 14 de marzo de 1956.

Hizo un día de sol. Muy hermoso. En medio de la tranquilidad del lugar, entre árboles de hojas amarillentas o desprovistos de ellas, esta reportera pensó, inevitablemente, en la idea con la cual nuestro José Martí le hizo justicia a quien estudió las sociedades de su tiempo y nos dejó herramientas para mejorar el mundo, a quien sigue estando tan vigente. Como se puso del lado de los débiles, dijo el Apóstol sobre Marx, merece honor.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.