¡Oh, Miami! y Barbra Streisand

Autor:

Juana Carrasco Martín

Foto: AP ¡Allá va eso! Y el vaso de bebida bañó a Barbra Streisand en un concierto, todo porque había dicho, en público, exactamente lo mismo que piensan la mayoría de los norteamericanos: horrores de George W. Bush. Pero en esa ciudad es inadmisible. Por algo Miami, con mañas y marañas, lo puso un día en la Casa Blanca y los intolerantes y extremistas de allí siguen considerándolo su ídolo por macho-guerrerista, ultraconservador y apretador de tuercas del bloqueo contra Cuba.

Al rabioso personajillo de Miami —al que los medios de prensa no identifican ni describen—, le siguió otro no menos frenético que la insultó a gritos, así que ambos fueron expulsados del BankAtlantic Center. Pero la legendaria actriz —conocida por sus posiciones liberales— ni se dio por aludida, se encogió de hombros, y se limitó a comentar: «Si ustedes solo quieren oír mis canciones, compren mis álbumes y quédense en casa».

Resulta que la cantante, compositora, actriz, teatrista, productora y directora de cine inició una gira por todo Estados Unidos —la primera en 12 años— y como es de suponer ha tenido un rotundo éxito. Aunque también ha despertado algunos resquemores, Streisand ha cosechado sobre todo mucha más aceptación y aplausos, cuando en un breve interludio critica las políticas de la administración republicana, a las dos manos, con la ayuda de un actor.

Según el sitio TMZ, durante el entreacto, el «Bush» le pregunta a Streisand si pueden cantar un solo juntos y la diva le contesta: «¿Que tal Enough is Enough?» (Lo suficiente es suficiente) una referencia a uno de sus discos de la década de los 70 que tiene como título No más lágrimas. Ahí el tipo 1 la empapó. Y cuando sus fans le pidieron que le cantara una canción a los republicanos, la sugerencia de Barbra fue: Send in the Clowns (Manden los payasos). Entonces entró en acción el tipo 2, a quien el público le gritó un contundente: «¡Cállate!».

Las posiciones políticas de Barbra Streisand son bien claras y conocidas y, según otro sitio de la web —Tittle-Tattle Too—, la cantante se ha tomado también tiempo durante la gira para urgir a su público a que le haga saber a los republicanos que su tiempo está contado. Eso, en referencia a las posibilidades de las elecciones de medio tiempo de este 7 de noviembre.

Pero el activismo de la legendaria cantante no se limita a la actuación satírica. Tiene un blog en su sitio web oficial en el que advierte a los votantes que no se preocupen por la campaña de televisión de los republicanos, que sugiere que el terrorista Osama Bin Laden incrementará sus ataques a Estados Unidos si el partido de W. Bush lo deja fuera de la oficina, porque solo está hecho «para provocar miedo y pánico en los votantes». A lo que añade: «Esta táctica de jugar la carta del miedo es demasiado familiar», en alusión a que cuando en las elecciones de 2004 las encuestas se elevaban a favor del oponente demócrata, el senador John Kerry, la administración sacaba a relucir el alerta naranja...

Fuera del contexto irónico de la actuación en el concierto, Barbra Streisand se expresa así: «Bush ha creado el caos en Iraq y en nuestro país... Bush no es un conservador. Él es simplemente un inepto... Si usted quiere más de lo mismo... vote republicano.» Y tipos como los de Miami están dispuestos a seguirle dando el empujoncito.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.