¡Cuidado al timón! - Opinión

¡Cuidado al timón!

Autor:

Juventud Rebelde
Primero Cepeda sopló un jonrón. Fotos: AP Una vez más, a puro coraje, el lanzador derecho Pedro Luis Lazo rescató a Cuba del fuego en un partido de béisbol. Sucedió este miércoles, frente a Australia, al debutar ambos equipos en la Copa Mundial con sede en Taipei de China.

Seguramente usted sabe ya los detalles, pero se los recuerdo de todas formas, para ilustrar nuestro análisis. El «rascacielos» pinareño fue convocado en la apertura de la décima entrada, cuando los australianos colocaron dos hombres en circulación y amenazaban seriamente con romper el abrazo a dos carreras. Y su relevo no pudo ser mejor: ponche al emergente Thomas Brice.

No hizo falta más, pues en la parte baja de ese episodio el tunero Osmani Urrutia conectó con furia un envío de Richard Thopmson y desapareció la pelota por el jardín central, para dar a los campeones olímpicos una angustiosa victoria de 3-2.

El manager Rey Vicente Anglada hizo entonces lo correcto —cerrar con su mejor hombre en la lomita—, pero demoró demasiado en decidirse y eso casi nos cuesta el juego. ¿Por qué no abrió Lazo el noveno inning, cuando Cuba perdía 2-1 y era necesario mantener atados a los rivales? ¿Por qué, si Jonder Martínez llevaba varios capítulos de labor y había cumplido su rol de relevista intermedio?

Incluso cuando el habanero flaqueó y Australia situó dos hombres en bases, con dos outs, el alto mando criollo echó mano al cienfueguero Norberto González y no a Lazo. Menos mal que salió bien, porque ese «librito» del zurdo contra el zurdo cada día tiene más detractores. Y cuando el río suena... piedras trae.

De hecho, el mentor australiano apeló también a él y lo pagó caro. Abriendo el noveno, el relevista derecho Brendan Wise ponchó a Yuliesky Gourriel y fue reemplazado por el siniestro Brad Thomas, pues venían dos bateadores de la «mano equivocada» en la alineación: Mayeta y Cepeda. El primero le soltó enseguida un cohete cerca de la segunda base, que no fue hit gracias a una jugada exquisita del torpedero Bradley Harman.

Luego Urutia la botó y desató la euforia. Pero en general el equipo no bateó en el primer juego contra Australia. Fotos: AP Después, como hizo contra Japón en la final del Clásico Mundial, Cepeda se paró a la derecha y estremeció a toda Cuba con un jonronazo por el jardín izquierdo, que forzó el extrainnings.

Así, ganamos por la estirpe de estos hombres, todos hechos para grandes momentos. Mas, en general, el equipo no bateó. Se ha dicho que no llegaron con tiempo suficiente a Taipei para adaptarse al gran cambio de horario, pero la pregunta es por qué. El pitcheo, sin embargo, estuvo bien. El más flojo fue el abridor Elier Sánchez, quien trabajó tres capítulos, con tres hits, dos boletos y dos ponches.

Quizá esta madrugada, ante Alemania, todo haya sido coser y cantar, y a usted estas líneas le parezcan demasiado severas. Pero no está de más tocar la alarma. Es cierto que los directores siempre reciben las críticas, pero son gajes del oficio. A mí también, estoy seguro, me sonarán los oídos todo el día. Y aquí seguiré, dispuesto a escuchar todos los criterios.

Totales: AUS (2-8-1), CUB (3-7-2); ganó: Pedro Luis Lazo; perdió: Richard Thopmson.

Triunfan Panamá y Venezuela

En los demás resultados de la primera jornada en la llave B, hubo lechadas: Venezuela blanqueó 8-0 a Alemania, Holanda noqueó a Tailandia 16-0 en siete episodios, y Corea del Sur a Canadá 5-0.

Y casi ocurre lo mismo en la zona A, pues Estados Unidos venció 3-0 a México, Panamá 5-0 a España y Japón le permitió solo una carrerita a Sudáfrica: 11-1.

En la segunda fecha, además del duelo Cuba-Alemania, chocaban Holanda-Australia, Tailandia-Canadá, Venezuela-Sudcorea, Panamá-Estados Unidos, Japón-México, Sudáfrica-Taipei de China e Italia-España.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.