Europa: Lo mismo que EE.UU., aunque «más civilizadamente» - Opinión

Europa: Lo mismo que EE.UU., aunque «más civilizadamente»

Autor:

Luis Luque Álvarez
Las contradicciones de la Unión Europea tienen muchas aristas: por una parte, los 27 países miembros no logran ponerse de acuerdo sobre el estatus definitivo de la provincia serbia de Kosovo, ni acerca del proyectado escudo antimisiles de EE.UU.; por otra, no pueden desempeñar un papel de peso en Oriente Medio, frente a la desastrosa influencia de la política norteamericana en esa región.

Son estas algunas de las realidades del bloque, sobre las cuales se debatió ayer en el panel La UE y la seguridad global, durante la segunda jornada de la XIV Conferencia Internacional de Estudios Europeos, que se celebra en La Habana.

¿Es la UE una alternativa a la política militarista de Washington? Dunia Pérez, investigadora del Centro de Estudios Europeos (CEE), refutó ese criterio con el argumento de que el presupuesto militar de la UE fue el pasado año 15 veces mayor que el dedicado a la ayuda al desarrollo, mientras que con su Estrategia de Seguridad, de 2003, Bruselas se arroga el «derecho» a la intervención preventiva, a usanza del método aplicado por la administración Bush.

En adición, ilustró la ausencia de una real voluntad de paz con el caso de España, que bajo el actual gobierno del Partido Socialista Obrero Español fue el país de la UE que más multiplicó su gasto militar en 2006, y está entre los principales vendedores de armas, principalmente hacia naciones del Tercer Mundo donde persiste la violencia.

Por su parte, el doctor Bert de Belder, del Instituto de Estudios Marxistas de Bélgica, recordó que el nuevo Tratado de Reforma, que debe ser ratificado en diciembre por los líderes europeos, autoriza a intervenir militarmente más allá de las fronteras europeas. En definitiva, apuntó, los objetivos de la UE son los mismos que los de EE.UU., solo que por métodos más «civilizados».

En cuanto a la OTAN —la alianza bélica de la que forman parte la mayoría de los Estados del continente—, el investigador Nelson Roque, del ICRT, hizo notar la enorme brecha de capacidades entre la UE y EE.UU. El presupuesto militar de este último excede con mucho al del conjunto de sus aliados europeos, lo que conlleva un desfase tecnológico que incide en problemas de operatividad y coordinación.

En la actualidad, desaparecidos la URSS y el campo socialista europeo, a la OTAN le falta un elemento de cohesión que le dé sentido a su existencia, vacío que no ha llenado la cruzada «antiterrorista» de Bush. Si se agrega que la alianza ha quedado marginada en un tema como el del proyectado escudo antimisiles, que Washington trata bilateralmente con Polonia y la República Checa, es más visible su pérdida de importancia a los ojos de sus mismos integrantes.

La Conferencia de Estudios Europeos continúa este jueves con temas como el nuevo Tratado de Reforma de la UE, la seguridad energética europea y las condiciones laborales de los inmigrantes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.