Notas para un acta

Autor:

Jesús Arencibia Lorenzo

Bueno, bueno, caballero’… vamos entrando, a ver si comenzamos, que ya es tardísimo… Oye, pero casi no hay gente, mi socio… No, no, pero con los que hay, ya; mira la hora que es y yo he tenido un día…

¿Y de qué es la reunión?… Chica, ¡pero tú viniste y no sabes…! Más bien no es una reunión, es un encuentro… Este piensa que porque lo llame distinto va a gustar más… Bueno, ¿y de qué es «el encuentro…»? Miren, psst, miren pa’ cá, caballero’ porque no vamos a acabar ni a las nueve de la noche.

El asunto es discutir, ver de qué manera podíamos mejorar el funcionamiento. Implicar más a los jóvenes en las tareas… ¡Permiso! Sí, mmm…, yo, mmm…, yo lo que pienso es que no podemos reunirnos solo cuando nos convoquen, hay que tener iniciativa.

Está bien, pero los problemas del centro son muchos. Y son cosas que nos trascienden. Pa’ qué vamos a debatirlas… No, si yo lo digo: en mi colectivo somos cinco empujando las actividades y 25 recosta’os… ¿Y ustedes qué han hecho?… Bueno, tampoco así, porque pusimos carteles la semana pasada y hasta invitamos a un economista.

Hay que convencer a la gente, caballero’, hablar, discutir… Vuelve esta con su muela bizca… ¿Cómo funcionan los dirigentes de base? Sí, ¿cómo funcionan? ¿Reproduciendo tareas, o generando pensamiento?

Es que el jefe de mi grupo lleva seis meses diciendo lo mismo y nada… En el mío lo elevamos. No bajó… Y en el mío bajaron y nos elevaron. Por el techo… Yo abogaría por que estén los que quieran. ¿Para qué lo masivo? … Estoy de acuerdo, pero son tiempos de sumar, no de sacar gente.

¿No se acuerdan del último trabajo voluntario? Aquello fue tremendo. Tres gatos… ¿Tú querías más? ¿Le explicaste a alguien para qué servía, en la concreta?… Pasó lo mismo que en la campaña del aguacate, que se apuntaron 400 y fueron 60… Sí, pero los que estábamos, trabajamos… No, yo no lo niego, sin embargo, cualquiera diría que pa’ convocar hace falta ron y música por medio.

Mira, viejo, no vayas a los extremos. Para llevar gente, hay que ser el primero en enfangarse. Coño, que el Che no pasa de moda… Sí, sí, pero son otros tiempos. ¿Y acaso cambia lo humano? La gente sigue sufriendo por las mismas cosas, enamorándose, llorando… Lo que le falta es citar la canción del Neandertal, de Buena Fe… Te oí, sí hace falta muy buena fe, pa’ echar pa’lante, pa’ que te sigan…

En tres palabras: Hay que implicarse… Y complicarse. Con lo cercano y con lo grande, lo del país completo… Y qué resolvemos con coger lucha, si muchas cosas no  mejoran… Ya algo mejoró, al menos la lucha que cogiste, que cogimos, en estas dos horas para hablar de lo que nos preocupa… Ni que las piedras se movieran… ¿Y cómo tú crees que se hizo esto? Poniéndose los pantalones unos cuantos y diciendo, conmoviendo, cambiando. Cambiando, compadre. Anótalo. Y que quede en el acta.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.