Unidad y claridad, principios básicos para las elecciones - Opinión

Unidad y claridad, principios básicos para las elecciones

Autor:

Walfredo Angulo

La unidad es el principio básico mantenido por los revolucionarios desde que Fidel se lanzó al ataque al cuartel Moncada. La falta de ella dio al traste con momentos importantes de nuestra historia, experiencia que tuvo en cuenta José Martí al iniciar la guerra justa y necesaria del 95.

En tal sentido, el fracaso de la Guerra de los Diez Años y de la Revolución del 33 fueron ejemplos aleccionadores para quienes deseaban para Cuba cambios verdaderos y profundos.

En momentos críticos como el actual, cuando encaramos agresiones, bloqueo, chantajes y campañas difamatorias, este principio constituye el arma fundamental.

Sucede lo mismo con las elecciones de este domingo: la unidad de los cubanos, comenzando por el barrio, la cuadra y la familia resulta imprescindible.

También lo fue en las elecciones generales de 1992-93, cuando el Comandante en Jefe formuló la necesidad del voto unido como estrategia a seguir por los revolucionarios.

Los cambios en el sistema electoral realizados ese año establecían el voto secreto y directo para elegir a los diputados nacionales y delegados a las asambleas provinciales del Poder Popular, pero estos debían obtener más del 50 por ciento de los votos, mientras el elector podía escoger por uno, varios o todos.

Entonces Fidel estuvo al frente de movilizaciones populares en barrios de Ciudad de La Habana y Santiago de Cuba.

Se lanzó a esa batalla con la misma pasión con que dirigió los combates en la Sierra Maestra, o acaso siguiendo el pensamiento que acompañó a Simón Bolívar en la batalla de Junín: «Acometed, que siempre de quien se atreve más el triunfo ha sido; quien no espera vencer, ya está vencido».

Ante la campaña mediática lanzada en los últimos meses contra Cuba por la administración estadounidense —y con el apoyo del Parlamento Europeo—, la unidad es también la mejor respuesta.

Quienes se exhiben con abundante despliegue de las transnacionales de la información controladas por Washington, saben que esos medios fabricantes de embustes son el único respaldo que tienen.

A pesar de los cientos de millones de dólares que se han gastado en el intento desesperado de fomentar la contrarrevolución interna que no tiene seguidores, los nuevos anexionistas han fracasado en sus intentos de encontrar eco en los barrios.

Los cubanos que masivamente acudiremos a las urnas este domingo tenemos ante nosotros la alternativa expresada por Raúl en la IX Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América: unirnos, luchar y vencer; solo que ahora se trata de elegir como nuestro representante ante los órganos locales de gobierno a uno entre todos los nominados. Votar por el mejor candidato o candidata para participar en la dirección de nuestro Estado es el objetivo de las elecciones de este domingo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.