Por una participación juvenil activa

Autor:

Yoslaine González Ramos*

En el año 2011 me licencié en Filosofía en la Universidad de La Habana. Sin embargo, el campo de la investigación social siempre me apasionó muchísimo y decidí entonces buscar una opción más cercana a este deseo. Es por ello que me desempeño en estos momentos como investigadora en el Centro de Estudios sobre la Juventud.

En el IV Foro de Jóvenes de las Américas, que se celebrará entre el 8 y el 10 de abril próximos, la mirada a este grupo etario desde una visión cubana se hace necesaria. Para hablar de educación, salud, participación ciudadana, gobernabilidad, energía y medio ambiente, entre otros temas, los jóvenes cubanos somos un referente preciso, a partir de considerar los aportes que desde nuestras experiencias podamos hacer y/o aprender.

Un tema de interés prioritario lo constituye justamente el de Energía y Medio Ambiente, pues una educación que incluya conceptos de desarrollo sostenible y en armonía con el medio que nos rodea, es la vía para alcanzar verdaderos índices de desarrollo humano.

La familia, la escuela y la comunidad como espacios generadores por excelencia de valores en los más jóvenes, deben apoyar en la construcción de un mundo próspero y sostenible, con calidad de vida humana y respeto a la armonía del entorno. Los jóvenes a su vez, pueden contribuir a promover el trabajo desde la comunidad, la escuela y la familia, es decir, desde los marcos microsociales a los macrosociales. Pueden ayudar al reforzamiento del espíritu colectivo y grupal, a la acción consciente, al crecimiento económico y cultural de la comunidad, y la conservación de su medio natural.

Como parte de este crecimiento debe superarse la paradoja de indicadores medioambientales descontextualizados. Si bien en nuestro país, así como en otras naciones de la región, cada individuo deja una huella ecológica mucho menor que la que inflige al medio ambiente un individuo de un país desarrollado, en realidad lo hace gracias a una diferencia estructural de acceso a medios de consumo y no siempre porque haya alcanzado una mayor conciencia. Los jóvenes deben orientar el avance económico y cultural de su comunidad hacia la superación de patrones que les son impuestos a esta desde posiciones hegemónicas globales.

De este modo, se debe garantizar mediante mecanismos y acuerdos regionales, la homologación de las normas jurídicas medioambientales, específicas de cada país, con las de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Protocolo de Kyoto).

Corresponde tratar de alcanzar objetivos de desarrollo económico y social que no excluyan a los grupos poblacionales más vulnerables. Nuestras sociedades no solo deben dar un salto cuantitativo que se traduzca en crecimiento económico, sino que además, cualitativamente, deben convertirse en nuevas sociedades basadas en una economía del conocimiento y la equidad.

Los países de la región solo podrán enfrentarse a los retos del siglo XXI, deviniendo productores de saberes de carácter humanista y respetuosos del equilibrio planetario y la biodiversidad, desde la defensa y promoción de las fuentes renovables de energía, que permitan revertir el cambio climático.

Los jóvenes se convierten en un eslabón importante desde su participación ciudadana y deben comprometerse a impulsar estos procesos. Se trata de garantizar una participación juvenil activa que incluya la toma de decisiones y el ejercicio del poder, desde la conciencia de que participar significa tomar parte y contribuir a la sociedad. Por todo ello es tan importante que los jóvenes cubanos sean, como lo son, sujetos de la revolución sostenible que construimos, y que seamos escuchados y tomados en cuenta en espacios trascendentales como seguro lo será el IV Foro de Jóvenes de las Américas.

*Investigadora del Centro de Estudios de la Juventud

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.