Ganadores del concurso Crea tu propio Así de fácil

He aquí los premios y el «paso a paso» que permitió a todos sus autores convertir una simple idea en una obra de arte

Autor:

Isairis Sosa Hernández

Cuando en enero de 2015 inauguramos este espacio de manualidades y decoración del hogar con aquellos encantadores cactus de piedra, te convidamos a convertir una simple idea en una gran solución. Dos años después, aquella invitación se vuelve hoy realidad hermosa y tangible cuando disfrutamos de todas las creaciones que han competido en nuestro concurso.

Para seleccionar a los ganadores, un jurado conformado por los diseñadores gráficos Elizabeth Piferrer, Arnulfo Espinosa Rodríguez y Guillo Moreno, y una servidora, tuvo en cuenta la limpieza en la realización de la obra, el alto nivel de terminación, la originalidad de las formas, la utilización de materiales reciclados y la consiguiente explicación de cómo fue realizado cada proyecto en aras de que otros puedan animarse a confeccionarlos con sus propias manos.

He aquí los premios y las historias de cómo cada idea fue cobrando forma de obra de arte. Desde ya te incitamos a que comiences a pensar en tu nuevo reto para la próxima edición del concurso Crea tu propio Así de fácil.

Felicidades a todos los concursantes y en especial a los ganadores, quienes verán sus obras publicadas en la edición impresa de nuestro diario y recibirán además una mini colección de libros de la editora Juventud Rebelde.

GRAN PREMIO DE LA POPULARIDAD: Mi cuadro diferente y especial. Delvis Pacheco

Materiales utilizados: Cartones para huevo, acetato, marco de cuadro con cristal.

Paso a paso: Recortar cada cartón de huevo por piezas, darle forma a cada una, cada flor lleva 3 piezas, la de afuera se abre un poco más, la de adentro se deja casi como está y la del centro se cierra para que quede más tupida la flor. Cada pieza se pinta con el mismo acetato para darle más dureza, puede dársele color poniendo algún colorante al acetato, el mío lo deje con sus colores naturales, cada cartón es diferente y hace que puedas combinarlo.

PRIMER LUGAR: Conjunto de miniaturas. Autores: Yusniel Yanes y Ariane Morales

Materiales utilizados: papel, alambre, pequeños trozos de madera, tablillas de un abanico roto, perlas plásticas y otros elementos de collares y pulsos, láminas de un pedazo de pleivo viejo, clips de sujetar papeles y un pedacito de esponja o poli espuma cuadrado (para usar como colchoncito de una cama en miniatura). Herramientas: Cuchilla (navaja) y bisturí, tijeras, un pedacito de lija de grano medio y otro de grano fino (opcional), pegamento de cualquier tipo que sirva para papel y madera, pinza (alicate) de punta fina, trozos de tela, aguja e hilo.

Paso a paso:

Para las sillas: Cortar un cuadrito de madera (uno por cada silla en miniatura que desee hacer). Puede lijar los bordes y ambas caras para una mejor terminación. Perfore dos pequeños agujeritos en el fondo de cada cuadrito de madera (sin salir por el otro lado) para fijar en estos las patas de alambre. Haga otros dos agujeritos en uno de los laterales para fijar el espaldar de igual manera. Utilizando la pinza de punta fina, tome dos clips de sujetar papeles, tuérzalos para darle la forma que dese a las patas, y fíjelos al cuadrito de madera. Repita el procedimiento para el espaldar y fíjelo a sus respectivos agujeros en la base de madera. Y listo, ya tiene su silla en miniatura. Opcionalmente, el espaldar puede ser sustituido por otro segmento más fino de madera.

Para el candelabro de «araña»: Tome 6 alambres finos (que serán los de soporte del candelabro) y córtelos a una misma longitud, excepto uno, que dejará más largo que el resto. Inserte 5 de estos por dentro de algunas perlitas y partes de collares y pulsos según disponga (excepto el alambre de soporte más largo), y trate de crear el mismo patrón en cada sección de alambre, dejando siempre en cada uno un segmento libre de alambre para futuro uso. Seguidamente, doble los alambres por las articulaciones creadas por las propias partes insertadas hasta lograr una especie de bastoncito. Para unir estas partes, tome un alambre fino de cobre (que podrá encontrar en pequeños rollos en el interior de cualquier bombillo ahorrador fundido), junte todos los bastoncitos por la parte del segmento del alambre de soporte interior que dejó libre y ponga el alambre de soporte más largo en el centro. Amarre todos los bastoncitos juntos por la parte del segmento que dejó libre, en el centro ponga el alambre más largo; enrolle con el alambre fino de cobre lo más justo posible para lograr un agarre fuerte y consistente. En el segmento libre del alambre de soporte que dejó en el centro inserte una perla más grande, y ponga una cadenita en la punta. Finalmente, solo tiene que hacer cinco velitas de cera para poner en las puntas de los bastoncitos, y listo, ya tiene un candelabro de araña en miniatura.

Libritos: Son realmente muy fáciles de hacer. Todo lo que tiene que hacer es cortar muchos papelitos a un mismo tamaño y pegarlos por el lomo con pegamento y una cinta de papel a lo largo del mismo. Para la portada y contraportada podrá buscar recortes de libros o revistas con imágenes que puedan hacerse pasar por portadas de libros y péguelas al frente y al dorso del librito. Cubra el lomo con otra cinta de papel de semejante color a la portada. Opcionalmente podrá diseñar su propia portada en un editor de imágenes (o descargarlas de internet si dispone) e imprimirlas para luego recortarlas y pegarlas a los libros. Podrá poner en un solo papel muchos de estos diseños de portadas para imprimirlas juntas, pero le recomendamos diseñar e imprimir primero los diseños, y luego  recortar las hojitas del cuerpo del libro para ajustarte mejor al tamaño de cada diseño.

Librero: Tome o recorte dos tablillas de madera a la misma longitud. Hágale varias ranuras a la misma altura por una de sus caras. Recorte láminas simples de pleivo y péguelas a las tablillas insertándolas en las ranuras anteriormente realizadas. Tanto a las láminas de pleivo como a las tablillas podrá darles terminación con lija. Deje secar y endurecer bien el pegamento. Si quiere emparejar perfectamente la base para que no se tambalee, pegue una lija a una superficie plana, y raspe sobre esta la base del librero hasta que quede totalmente pareja.

Soportes para los libritos: Se percatará, una vez que termine los libritos y el librero, que será muy fácil que se caigan y se desparramen con cualquier toque y entonces hay que ordenarlo todo de nuevo. Este problema lo resolverá muy fácilmente haciendo soportes para los libritos utilizando clips para papeles (o cualquier otro recurso a la mano). El procedimiento es el siguiente: Abra y enderece los clips para papel hasta lograr un segmento estirado de alambre. Con una pinza de punta fina doble los alambres dándole la forma que desee. Recuerde siempre dejar un segmento en la parte inferior para poner los libritos encima, y trate de conseguir una forma capaz de mantenerse en pie por sí misma.

La lamparita de noche y la mesita: Consiga algún abanico viejo de madera y recorte 4 segmentos del mismo tamaño y forma. Recorte 2 cuadritos de madera, uno para la parte superior y otro para la parte de debajo de la mesita de la lámpara, y pégueles por los laterales los segmentos de abanico recortados anteriormente. Puede dar terminación con lija fina si quiere, pero procure dejar secar el pegamento por completo antes de hacer cualquier terminación. Para la lamparita puede usar perlas plásticas y componentes de collares o pulsos insertándoles por el centro un alambre o clip para papel. Para el gorro de la lámpara recorte un cono de papel, y si quiere, puede pegarle pequeños adornitos por fuera.

La camita: Realmente es el elemento de mayor elaboración de todo el conjunto, pero es también el más vistoso. Con un poco de paciencia y dedicación de seguro le quedará algo muy chulo, pues una vez logrado se convierte en un elemento que lucirá muy bien en cualquier pequeño espacio, como encima de tu ordenador o en un esquinero de la sala. Para la cabecera y la base de la cama necesitará preferiblemente pleivo. Si no tiene ningún pedazo sano puede desarmar alguno en mal estado, sacarles las láminas sanas que tenga y volverlas a pegar procurando siempre que la hebra de la madera en cada lámina quede perpendicular a la lámina anterior (pegado cruzado). Con solo tres láminas simples de pleivo pegadas le garantizo que conseguirá una de gran rigidez y muy maniobrable. Cuando pegue estas láminas póngalas en una superficie plana y colóqueles un peso encima para comprimirlas hasta que el pegamento seque. Cuando la lámina final esté seca y endurecida, recórtela a su gusto para la cabecera y la base de la cama. Puede dar terminación con lija para que quede más suave y prolijo. Para las patas puede usar pedacitos de lápiz a los que raspará para quitarle la capa exterior de pintura, y si quiere puede abrirlos al medio para quitarles el grafito. Cuando tenga toda la estructura de la cama armada, puede ornamentar con segmentos o tablillas de algún abanico viejo de madera. El colchoncito podrá conseguirlo recortando un rectángulo a la medida de poli espuma o esponja. Cualquier trozo pequeño de tela, y algún recorte de encaje, bastarán para hacer el cubrecama y las almohadas.

Espero que disfruten estas propuestas, y vean que puestas juntas pueden concebir una gran variedad de conjuntos con los que podrá adornar cualquier rinconcito de casa, creando un pedacito de hogar, dentro de tu hogar.

SEGUNDO LUGAR: Carrusel de elefantes. Autora: Mireya Nápoles Frómeta

Materiales utilizados: Retazos de satín de diferentes colores, hilo para coser, relleno, perlitas, cascabeles, punta de encaje, hilo de nailon  y un pedazo plano de poli espuma.

Paso a paso: Dibujé las figuras de los elefanticos en la tela, así como la de mamá elefanta, la cosí y recorté, viré al derecho y rellené, (para el relleno utilicé poli espuma  desmenuzada). Cuando terminé todas las piezas, le puse los ojitos a cada elefantico y lo decoré con lentejuelas. La base plana de poli espuma la recorté en forma circular y la forré  de tela, le coloqué el encaje en forma de vuelo alrededor de la misma para formar la base de donde cuelga el carrusel.

Coloqué en el hilo de nailon perlitas para adornarlo y los cascabeles para el sonido. Cosí por el lomo los elefanticos a la base de arriba para que quedaran colgando. Los coloqué en la base a una distancia siempre igual uno del otro para que el carrusel quedara bien equilibrado y no se recargara más de un lado que del otro. En el centro del carrusel colgué a mamá elefanta para que quedara rodeada de sus pequeños.

Ya está terminado mi proyecto, ahora podré lucirlo en la cuna de mi bebé para que disfrute con su gran colorido, su delicado sonido y todo el amor que le puse  al confeccionarlo, de igual forma servirá para que otras personas se embullen y lo hagan.

TERCER LUGAR: Casa de muñeca. Autor: Douglas Sánchez Fundora

Materiales utilizados: cajas de cartón de productos industriales recicladas, goma de pegar, cartulina, papel, absorbentes de colores, poli espuma y pinturas. Herramientas: Lápiz, tijeras, cuchilla.

Paso a paso: Con cajas de cartón que recogí un viernes cualquiera en las puertas de una tienda recaudadora de divisas, con mis ideas de arquitecto frustrado, con la idea de cómo quisiera que fuera mi hogar, con mucho amor y con el objetivo de lograr la felicidad de mi princesa, me di a la tarea de hacer realidad su sueño: una casa de muñecas. Marqué las piezas, las corté y las ensamblé con la goma de pegar. Solo quedaba pintarla, hacerle los detalles con la cartulina y esperar, como un niño más, lleno de esperanza e ilusión, el día en que su «futura propietaria» recibiría las llaves de su nueva y primera casa de muñecas.

MENCIÓN: Lámparas con frascos de perfume. Autora: Gladys Torres

Paso a paso: Para comenzar tomamos el frasco que vamos a utilizar y lo abrimos;  conservamos la tapa para utilizarla también. Con una presilla metálica confeccionamos el soporte de la pantalla, que luego fijamos al frasco con la ayuda de la tapa y de un poco de pegamento. Previamente le hacemos a la tapa una ranura y le ponemos un bombillito (en este caso utilicé uno que tenía roto de una guirnalda). Luego tomamos un pedazo de una lámina de metal suave que permita doblarlo con facilidad para confeccionar el molde sobre el cual vamos a fabricar la pantalla de la lamparita. Primeramente sacamos un molde en papel y luego lo llevamos al metal, lo recortamos y armamos.

Pasamos a hacer el pegamento con poliespuma y gasolina (sin aceite), uniéndolo en un recipiente de cristal hasta obtener una mezcla líquida pero viscosa con la que luego vamos a untar el hilo y comenzamos a enrollar sobre el molde de arriba hacia abajo y lo demás es el producto de nuestra imaginación.

Lo dejamos reposar unas horas para que el pegamento esté lo suficientemente seco y lo podamos desmontar del molde, luego lo colocamos en el frasco y ya tenemos la lamparita que nos puede servir para decorar nuestro hogar. (NOTA: Si se tienen los materiales, es posible también que ellas puedan servir para alumbrar)

MENCIÓN: Nuestros Botones Favoritos. Autoras: Zulema Alvarado Garcés y Marcia Escalona Cabrera

Paso a paso: Para la realización de este proyecto utilizamos como el propio nombre lo dice nuestros botones favoritos, perlas, recorte de tela, acetato, pincel, tijera, marcos para cuadros y mucho deseos de lograr algo que nos quedara bonito y de recuerdo. Puede servir para alegrar nuestras casas y oficinas. Esta obra la realizamos en nuestro tiempo libre, el cual es a veces escaso, pero con esfuerzo y voluntad todo se logra. A nuestros compañeros de trabajo y familiares les gustó mucho la idea, esperamos que a ustedes también.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.