¡Y ya me dirás!

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Utiliza cáscara de huevo para limpiar esos rincones inalcanzables de las botellas, floreros, y otros recipientes. Pon algunos pedacitos de la cáscara de huevo, unas gotitas de detergente y un poco de agua, y mezcla bien. La cáscara removerá la suciedad difícil de alcanzar.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.