Las momias «huecas» del Antiguo Egipto

Científicos revelan nuevas pistas sobre enterramientos de animales disecados, presentados a los dioses como ofrenda hace miles de años

Autor:

Patricia Cáceres

A miles de años de la desaparición de los faraones, un nuevo descubrimiento sobre el Antiguo Egipto ha saltado a la palestra pública. Al parecer la civilización originada a lo largo del cauce del río Nilo tenía la misteriosa práctica de hacer enterramientos de momias de animales vacías.

Así lo reveló un nuevo estudio realizado por la Universidad de Manchester, en Reino Unido, el cual sugiere que, más que una estafa, al parecer el exterior de este tipo de ofrendas era mucho más importante que el contenido mismo.

Técnica no invasiva

Como parte del amplio proyecto de exploración, se analizaron más de 800 momias de animales —desde gatos y pájaros hasta cocodrilos— mediante radiografías y escáneres de tomografía computarizada (TC). Se trata del mayor proyecto de escaneo de este tipo que nunca antes se haya realizado.

«Dado que hace algunos años se descubrieron los cementerios y se desenvolvieron las momias en el terreno mismo, sabíamos que existían algunas que estaban incompletas o que no contenían material esquelético. Lo que esta nueva investigación permitió es que se pudiera analizar una selección mucho más grande y usando técnicas de imagen no invasivas», explicó a El Mercurio Lidija McKnight, egiptóloga de la Universidad de Manchester y líder de la investigación.

Una tercera parte de las momias escaneadas contienen animales completos que, según los investigadores, están extraordinariamente bien conservados. Otra está compuesta solo por animales incompletos. Y la otra tercera parte, aseguran, está vacía.

La falta de restos no se trataba de falsificaciones o casos aislados, sino de un patrón que se repetía, advirtieron los científicos.

«Ha habido algunas sorpresas», afirmó McKnight. Siempre supimos que no todas las momias de animales contenían lo que se esperaba, pero descubrimos que cerca de un tercio no contiene ningún elemento animal, expresó.

«En cambio —dijo—, los trapos envuelven otras cosas.

«Que un tercio no contenga huesos, probablemente indica que se trataba de una práctica común y que el material con el que se reemplazaban los esqueletos era igual de importante que los restos físicos», agregó.

«Básicamente material orgánico como barro, palos y juncos, que habrían estado desperdigados en los talleres de los embalsamadores, y también cosas como cáscara, huevo y plumas que están asociadas a los animales», expuso McKnight.

También se han descubierto varias promesas hechas por antiguos ciudadanos egipcios a los dioses, con la intención de ofrecer un animal disecado si un enfermo de la familia recuperaba su salud.

John Fletcher, de la Universidad de York (Gran Bretaña), ha estudiado los ingredientes utilizados para momificar especies y concluyó que las resinas con las que cubrían la piel y los órganos vitales de los animales momificados mataban las bacterias y los protegían de los insectos.

Ofrenda religiosa

A diferencia de las momias humanas, que fueron creadas para preservar el cuerpo en otra vida, las de animales, al parecer, no eran más que una ofrenda religiosa.

«Desde hace tiempo se creía que estas momias vacías eran falsificaciones, pero se puede ver que es mucho más que eso», declaró a la BBC Lidija McKnight.

«Lo más probable es que lo que importara a los egipcios es que el exterior de la momia pareciera reconocible a los dioses a los que se les estaba ofreciendo», comentó.

«Sabemos que los egipcios adoraban dioses de formas de animales, y estas momias les permitían establecer una conexión con el mundo divino», le explicó a la BBC Campbell Price, curador de Egipto y Sudán en el Museo de Mánchester.

Una tercera parte de las momias escaneadas contienen animales completos, otras están compuestas solo por partes de animales, y el resto están vacías. Foto: www.ecuavisa.com

Los animales eran ofrendas votivas. El equivalente hoy día sería dejar una vela en una catedral, pero en tiempos egipcios la ofrenda consistía en una animal momificado, argumentó.

Se cree que los sacerdotes locales vendían estas piezas para los entierros, lo que sería una fuente importante de ingresos.

«Uno iría a un sitio especial donde compraría una momia animal mediante un sistema de trueque. Luego se reuniría un grupo de momias animales y se enterrarían», precisó el experto.

Los investigadores creen que como en el Antiguo Egipto había un apetito tan grande por estas ofrendas religiosas, la demanda pudo haber superado la oferta.

Escala industrial

En Egipto se han descubierto cerca de 30 catacumbas enormes con momias ayer que llegan hasta el techo. Se estima que los egipcios momificaron unos 70 millones de animales. Cada tumba está dedicada a una criatura en particular: perros, gatos, cocodrilos, aves y monos.

«La escala de la momificación animal entre el año 800 a.C. y el período romano es enorme», refirió Campbell Price. «Mataban los animales cuando eran jóvenes y bastante pequeños. Para alcanzar estas cifras tendrían que haber contado con un programa muy específico de reproducción», aseveró.

Los investigadores creen que los embalsamadores tenían dificultades para suplir la demanda. Sin embargo, no piensan que las momias vacías hayan sido un engaño. Creen que los egipcios sabían que no estaban enterrando una criatura completa, sino materiales asociados a los animales durante su vida, como restos de sus nidos o de sus huevos.

«Nosotros no pensamos que se trate de una falsificación, sino que usaban todo lo que podían encontrar. Y, muchas veces, las momias de envoltorios más bellos no contienen restos de los animales», argumentó.

Otra de las sorpresas de la investigación ha sido identificar una momia que yacía junto al cuerpo embalsamado de la hija de un faraón. El bulto con el que fue enterrado la joven ha resultado ser un chimpancé que, especulan los especialistas, pudo ser su animal de compañía y juguete.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.