Tintazos

Autor:

El Escribano

Con ansiedad los lectores hispanohablantes aguardan la salida en octubre de la traducción española de la biografía Gabriel García Márquez. Un mago, del escritor inglés Gerald Martin. La obra, una detallada investigación de 736 páginas, es fruto de 17 años de trabajo y más de 300 entrevistas y un primer borrador de 3 000 páginas. «Todo escritor con principios debería tener un biógrafo inglés», declaró medio en broma García Márquez sobre este libro en una ocasión. La biografía, que según su autor fue «tolerada» más que autorizada, agradó a la crítica, que la calificó como «la obra definitiva» sobre el gran escritor colombiano. El libro dibuja un retrato de García Márquez que tiene como hilos conductores su obra y su vida.

***

Un palacio flotante zarpó desde Southampton para cruzar el Atlántico. Era el crucero más grande y lujoso jamás construido, y sus pasajeros eran los más conspicuos miembros de la burguesía mundial. Era descrito como insumergible, pero el casco sería abierto por un iceberg y se hundiría, dejando apenas unos cuantos sobrevivientes. Esa es la trama de la novela Futilidad, del norteamericano Morgan Robertson (1861–1915). Lo curioso es que fue publicada en 1898, 14 años antes de la tragedia del Titanic. Para mayor extrañeza, el nombre del barco de la ficción de Robertson era Titán. Tan rara coincidencia sigue alimentando el fervor de los lectores que compraron este año la nueva edición inglesa de la novela.

***

El roquero australiano Nick Cave vuelve a probar suerte como escritor y publicará en septiembre su segunda novela, La muerte de Bunny Munro. La trama está ambientada en el sur de Inglaterra y el protagonista es un vendedor de cosméticos que tras el suicidio de su esposa sale de viaje por el país con su hijo de nueve años. El libro saldrá a la venta en 30 países.

***

Una cálida recepción tuvo en Quito la novela del ecuatoriano Alfredo Noriega, 9 mm Parabellum. El autor mezcla la novela de viajes con el género policial, sin dejar de lado la realidad social. Los personajes, medio europeos y medio ecuatorianos, deambulan descubriendo mundos ya existentes en su memoria ancestral y se dejan arrastrar a situaciones límite, llevados por sentimientos contradictorios.

***

En Chile se lamentó este agosto el deceso a los 78 años de edad del poeta Alfonso Calderón, premio nacional de Literatura y padre de la también poetisa Teresa Calderón. Al recibir el Premio Nacional de Literatura en 1998, Calderón dijo: «Nací con la literatura y moriré con la literatura». El profesor y autor de títulos como El país jubiloso, La tempestad y Una bujía a pleno sol era miembro de la Academia Chilena de la Lengua y director del Centro de Investigaciones Diego Barros Arana, de la Biblioteca Nacional.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.