Alertan sobre programa maligno de computadora que genera tráfico telefónico indeseado

Los Dialers o marcadores telefónicos fantasmas constituyen un fenómeno que puede hacer crecer de forma aparentemente inexplicable la tarifa telefónica. Cuba no está exenta

Autor:

Amaury E. del Valle

Hace más de un año, en la sección Acuse de Recibo de nuestro periódico, el columnista relataba en dos ocasiones casos de personas que habían escrito quejándose de que la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA), les exigía el pago de llamadas al extranjero que ellos no habían realizado.

Las quejas venían de lugares tan disímiles como Santiago de Cuba y Ciudad de La Habana, y en ambos casos eran varias llamadas al Reino Unido, por un monto de 387,50 pesos convertibles en las de Santiago, y por 67,83 convertibles en la capital.

Alarmadas, ambas clientas aseguraban enfáticamente que ni ellas ni nadie habían realizado tales llamadas, y desesperadas pedían ayuda ante lo que consideraban «acciones fraudulentas que deben ser sancionadas».

Sin embargo, ni era un fraude ni un invento. Tras una larga y exhaustiva investigación de ETECSA, la entidad dictaminó que en ambos casos las clientas habían sido víctimas de «una nueva modalidad informática de generación de tráfico telefónico internacional indeseado». O lo que es igual, un programa maligno denominado Dialers, que ataca a máquinas conectadas a Internet por módem, generando llamadas telefónicas sin que muchas veces las personas se den cuenta.

TELÉFONO MISTERIOSO

Los Dialers, conocidos también en el argot informático como «llamadas fantasmas», se pusieron de moda en Internet desde mediados de la década de 1990, cuando algunas empresas telefónicas empezaron a utilizarlos para generar tráfico telefónico y por tanto aumentar las ganancias con mayores tarifas.

No obstante, pronto empezaron a extenderse en sitios dedicados a publicidad poco seria, quienes incluían una modalidad de Dialers que obligaba al usuario a llamar hacia ellos, y así aprovechaban para intentar venderles diversos productos, u ofrecerles servicios, incluso sexuales.

En realidad, estos programas malignos lo que hacen es marcar un número de tarificación adicional a través del módem, y generalmente lo hacen hacia páginas web de otros países, por lo cual en la lectura telefónica aparecen como si fueran llamadas internacionales realizadas por el cliente.

Como además generalmente las tarifas de llamadas hacia estos sitios es mayor, y por si fuera poco el cliente no se da cuenta que tiene un programa maligno de este tipo instalado, solo al llegar la cuenta del teléfono es que se pone el grito en el cielo ante el abultado importe.

Sitios web poco confiables, correos electrónicos, o Dialers descargados en la máquina desde disquetes o CD’s infestados pueden provocar un verdadero dolor de cabeza si no se tiene un antivirus actualizado.

En el caso de los sitios de Internet, los Dialers suelen descargarse tanto con autorización del usuario como automáticamente, y aparentan ser programas ejecutables o ActiveX, que funcionan con Internet Explorer.

Es importante tener en cuenta que existen diferentes tipos de Dialers, desde los pequeños programas encargados de marcar números telefónicos que dan acceso a algún tipo de servicio, hasta los que remiten a números telefónicos que aparecen en sitios web con ofertas de productos y contenidos como melodías, logos para móviles, software gratuito, aceleradores de conexión, los cuales esconden métodos de pago poco éticos, apadrinados por empresas de telefonía con «tarificación especial».

Todos ellos cambian la conexión telefónica utilizada a través del módem para acceder a un proveedor de servicios de Internet, por el discado a otro número predeterminado, y en la mayoría de los casos ni siquiera avisa al usuario de que lo ha hecho.

Lo más peligroso es que la mayoría de los Dialers se activan incluso cuando la persona no está navegando por Internet, por lo que con solo tener la computadora encendida y el módem conectado, la máquina empieza a discar y por ende a caminar el contador del teléfono y subir la tarifa.

ABUSADORES SILENCIOSOS

Existen Dialers o marcadores telefónicos legítimos, que avisan al usuario de su instalación en la página que lo suministra, y seguidamente de la conexión a Internet. Pero la mayoría constituye lo que en el mundo informático se conoce como malware, o software nocivo.

Las características más comunes de este tipo de programa maligno es que se instalan silenciosamente en el ordenador utilizando vulnerabilidades del navegador u otros programas de acceso a Internet o el mismo sistema operativo. También muchos dejan un acceso directo al escritorio o pueden instalarse junto a otros programas, y además casi ninguno informa de los costos de conexión.

Variadas son las formas de detectar este problema en las computadoras, en especial utilizando los programas antivirus, siempre y cuando estén debidamente actualizados. Igualmente se pueden encontrar en Internet algunos programas de detección gratuitos, aunque se debe tener cuidado, no sean a su vez Dialers enmascarados.

Otras medidas para darse cuenta de que un marcador telefónico no deseado se ha instalado en nuestra computadora es fijarse en el número marcado por el módem cuando aparece la ventana de conexión de acceso a Internet, y no silenciar el altavoz del mismo, para así oír si se produce el marcado de un nuevo número.

COMBATIR LA TRAMPA

En ambos casos citados al comienzo de este trabajo, las clientes de ETECSA afectadas por los Dialers poseían computadoras con acceso a Internet a través de sus líneas telefónicas, con contrato de tarifa mixta y salida internacional, lo cual explicaba las supuestas llamadas al Reino Unido, que ya se habían detectado desde el año pasado en el tráfico internacional desde Cuba.

Sin embargo, es válido decir que los especialistas recomiendan a los usuarios para combatir esta trampa, como el método más efectivo, extremar la protección de la computadora, no mantener conectado ni encendido el módem cuando no esté trabajando, emplear el candado electrónico en el teléfono, así como actualizar los productos antivirus y antidialers.

ETECSA aclaró además que el Contrato de Servicio de Telecomunicaciones en Moneda Nacional expresa la obligación del cliente de «solicitar a ETECSA la conexión de aparatos, accesorios, modificación o cambio de lugar en los equipos instalados, y no conectar a la línea telefónica ninguna terminal de telecomunicaciones (extensiones del aparato principal, facsímil, módem, computadoras y otros) sin el debido conocimiento y autorización de la empresa».

De cualquier modo, lo más importante para prevenir este tipo de incidente informático es la necesaria cultura a la hora de conectarse a Internet, pues en ocasiones, sin darnos cuenta, al utilizar el teléfono para enlazarnos a la red de redes, alguien pudiera estar marcando en la sombra.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.