¿Qué trae el 2007?

El nuevo año, según muchos expertos, marcará un antes y un después en la informática y las telecomunicaciones, pero la brecha digital seguirá ampliándose La Red al DíaArrojarán basura espacial en el océano Pacífico

Autor:

Amaury E. del Valle

Si el año 2006 será recordado por la masificación del uso de las nuevas tecnologías y el relativo abaratamiento de estas, el 2007 podría situar un antes y un después en la industria informática, con nuevos equipos nunca antes vistos, de una potencia muy superior a la de los actuales.

Así piensan muchos expertos y gurús de la industria, que han unido vaticinios en torno a que los próximos meses serán testigos de la extensión de la tecnología de LCD (pantallas planas), la mayor capacidad y velocidad de las memorias, los microprocesadores de múltiples núcleos, un incremento en el uso de la banda ancha y una fusión de varios equipos en uno solo.

No obstante, no se pueden perder de vista otros aspectos negativos de las nuevas tecnologías, como los programas malignos, que se han diversificado y a la vez especializado en atacar grupos de usuarios y servicios concretos.

Quizá las últimas víctimas en este sentido sean los usuarios de teléfonos celulares y hasta los de VozIP, que utilizan servicios como el que ofrece Skype, para hablar por teléfono a través de Internet, los cuales han sido atacados en los últimos días por un gusano informático.

WINDOWS A LA VISTA

El año 2007 comenzó con un «chillido» en materia de nuevas tecnologías: el lanzamiento del tan propagandizado sistema operativo de Microsoft: Windows Vista, el que aún sin salir oficialmente ya había generado opiniones encontradas en todo el planeta.

Todo parece indicar que habrá un antes y un después de Windows Vista, en primer lugar por la capacidad de procesamiento, memoria y almacenamiento que precisa, lo cual obliga a muchos a desechar viejos «cacharritos» e invertir en nuevas computadoras, si quieren disfrutar de todas las bondades del novedoso sistema.

A esto se suma que desde mediados del año pasado Microsoft decidió quitarse de encima el «Tercer Mundo» tecnológico, al anunciar que dejaría de actualizar sistemas operativos como Windows 98, Milenium y hasta 2000, los que, aunque algunos cálculos los sitúan como instalados en casi el 40 por ciento de las computadoras que hay en el mundo, también resulta que son aquellas que utiliza la parte del planeta que menos dinero tiene.

De cualquier manera, no hay dudas de que Windows Vista tiene prestaciones que lo diferencian de versiones anteriores, pero tampoco son tan «fabulosas» como aseguran Bill Gates y sus chicos, quienes han llegado a decir, por ejemplo, que en materia de seguridad informática es prácticamente invulnerable.

La afirmación es tan rimbombante que ni los propios usuarios empresariales del Vista se la creen, al punto que recién esta semana una entidad norteamericana, Defense Labs, ofreció 12 000 dólares a quien lograra «penetrar» el Windows Vista y su navegador acompañante, el Internet Explorer 7.

A pesar de esto, la nueva creación de Microsoft requiere de tantos recursos, que para estar al día la multinacional fabricante de computadoras, Intel, presentó recientemente su Quad Core, un microprocesador de cuatro núcleos en vez de uno o dos como los actuales, que acelera considerablemente el funcionamiento de las máquinas.

La tecnología de cuatro núcleos, que se supone inunde el mercado en el 2007, hará que las Pentium III e incluso muchas de las IV sean abuelas en cuestión de pocos meses, lo que si bien desplomará sus precios, por otro lado las hará inútiles para muchas de las nuevas creaciones informáticas que están saliendo al mercado.

Aunque el Windows Vista no requerirá necesariamente de la potencia de un Quad Core para funcionar, sí será necesario poseer una buena memoria RAM, ya que el nuevo sistema operativo de Microsoft precisa como mínimo 1 GB de RAM para funcionar correctamente; así como un lector de DVD instalado, porque el tamaño del paquete de instalación requiere la capacidad de este soporte magnético.

TODO AL TACTO

La banda ancha, prohibida en virtud de las leyes del bloqueo para Cuba, al impedírsele la conexión a las redes internacionales de fibra óptica, es otra de las utilidades que debe revolucionar las nuevas tecnologías este año y para el futuro.

En especial, porque las comunicaciones inalámbricas, sean telefónicas o a través de Internet y el correo, cada vez se extienden más por el mundo, a partir de que los dispositivos móviles integran múltiples funciones, incluso las de servir de medios de pago on line o integrar cámaras web para ver además de oír y hablar, ahorrándose así muchos en el futuro inmediato la «molestia» de llevar dinero encima o de visitar a alguien para conversar con él.

Muchos aseguran que la revolución de la banda ancha será definitiva en el 2007, al incluir a la televisión digital vía Internet como un servicio común en los celulares y en las computadoras. Esto supondrá un cambio sustancial en muchos aspectos, y hasta posiblemente en el lenguaje televisivo, a partir de la inclusión de la interactividad, la hipertextualidad y la «multimedialidad» típica de la red en el producto televisivo.

Si con la TV por cable el usuario escoge los programas que desea ver, con la transmitida vía Internet no solo dispondrá de esta facilidad, sino que también podrá dar opiniones sobre esta en tiempo real, y recibir imagen, sonido pero también texto explicativo, todo por una misma vía.

El cambio ya está dando sus primeros pasos, al punto de que los organizadores de las próximas Olimpiadas, en Beijing, China, durante el verano de 2008, aprestan todo tipo de tecnologías para que los juegos puedan verse vía Internet, y hasta en los celulares, previo pago del servicio por supuesto.

Todo está soportado, además de por las conexiones de alta velocidad, por invenciones con un desarrollo creciente como las pantallas LCD, o de cristal líquido, que permiten una alta resolución de imagen, un pequeño tamaño de pantalla, y hasta pueden utilizarse para aplicaciones como las pantallas táctiles.

Precisamente en esto se basa la próxima generación de celulares «inteligentes», de los cuales ya fue presentado un prototipo por Apple Computer, que no tiene teclas, porque la pantalla visualiza los números para llamar o las letras para escribir un mensaje por correo. Además posibilita también controlar diversos equipos electrónicos del hogar, hacer pagos de servicios por la web, y hasta tirar fotos o filmar videos para después enviarlos a amigos y conocidos.

Tampoco Intel o Microsoft se quedan atrás en esto del «tacto», pues ya Bill Gates anunció que se unirá a la primera para desarrollar computadoras sin mouse, controladas desde la pantalla, como un primer paso para llegar al sueño de «darle órdenes» a la máquina con la voz.

«TRONO COMPLETO»

Si de creaciones novedosas y hasta sui géneris se trata, el año traerá algunas como para desprenderle la mandíbula de asombro a cualquiera, con reproductores de música y películas que se conectan al televisor, o discos duros externos con la misma funcionalidad, que comenzaron a extenderse desde el año pasado y parece que dentro de poco tocarán el réquiem para los DVD Player.

Pero sin dudas, para cosas y casos curiosos habría que ver lo que ha puesto esta semana la firma californiana AquaOne Technologies, que calculó que si una persona pasa como promedio un año, cuatro meses y cinco días de su vida en el baño, no estaría de más convertir el sitio en un lugar de entretenimiento.

Así, acaban de lanzar al mercado un inodoro en el que se ha sustituido parte del depósito de agua por una pecera, con peces incluidos, y un sistema que permite tirar de la cadena sin que estos se escapen por la cloaca.

Para completar lo que llaman «una grata experiencia» han dotado al tanque de una Atech Flash Technology, un dispensador de papel higiénico para amantes de la música con cuatro altavoces y un reproductor digital de música.

Sin embargo, sus competidores no se han quedado atrás. Ya la empresa Roto-Rooter anunció que ha creado «un trono definitivo»: un inodoro, único en su especie, que cuenta con DVD, televisión plana, una consola de videojuegos Xbox 360, un reproductor digital de música iPod, un ordenador portátil, un refrigerador y, por si algo sale mal, un botón de emergencias.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.