Con Internet se rompe el monopolio de la información - Informática

Con Internet se rompe el monopolio de la información

JR reproduce fragmentos de una entrevista concedida por el viceministro cubano de Informática y las Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella, al sitio www.cubasi.cu La red al día

Autor:

Amaury E. del Valle

Foto: Calixto N. Llanes Cuba trabaja hoy para transitar aceleradamente hacia la informatización de la sociedad, a pesar del bloqueo impuesto a la Isla por el gobierno norteamericano hace ya más de cuatro décadas, que intenta frenar el desarrollo tecnológico de la Isla.

Así manifestó al sitio Cubasí.cu el viceministro cubano de Informática y las Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella, quien ratificó que el país «tiene el firme propósito de desarrollar la red de Cuba y propiciar que todas las personas puedan acceder masivamente a ella».

Igualmente expresó que para la Isla, la aparición de Internet ha significado la posibilidad de romper el monopolio de la información, porque nos permite llegar a todos los rincones del mundo con la publicación de nuestra realidad.

—¿Cómo se prepara Cuba para transitar aceleradamente hacia la informatización de la sociedad?

—Cuba defiende algunos conceptos que considera fundamentales. La concepción de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciónes (TIC) no como fin, sino como poderosa herramienta para incrementar la eficiencia y la competitividad del país, con la correspondiente elevación de la calidad de vida del pueblo, o nuestra concepción de que la informatización debe hacerse sobre un sistema socioeconómico que se base en la justicia, la equidad social y la solidaridad entre los hombres, son algunos de estos criterios claves.

«Ejemplos de los esfuerzos de la nación por transitar aceleradamente hacia la informatización de su sociedad resultan el sustancial mejoramiento de la infraestructura tecnológica, mediante costosas inversiones, y la masiva y profunda preparación del capital humano desde edades tempranas. Todo esto, pese a las conocidas limitaciones económicas, exacerbadas con el cruel bloqueo económico impuesto por Estados Unidos.

«En materia de recursos humanos, considerado como principal activo, podríamos mencionar los más de 11 000 alumnos que se preparan en nuestros centros de educación superior con un alto nivel profesional. Esto incluye, y es bueno destacarlo, la consolidación de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI) como el mayor proyecto de formación de ingenieros de esta rama en todo el país; los institutos politécnicos de Informática, donde estudian 38 000 jóvenes de la enseñaza media, y los más de 600 Joven Club de Computación, a todo lo largo del país, donde se han capacitado más de un millón de cubanos de todas las edades.

«Además, en los centros de enseñanza se ha logrado que todas las escuelas dispongan de recursos informáticos y audiovisuales como herramientas para el aprendizaje, incluso aquellas más remotas, electrificadas con paneles solares, y hasta de un solo alumno.

«Nuestro modelo de informatización prioriza la introducción de las TIC en sectores claves como la salud, la educación, los centros científicos, instituciones culturales, etcétera, y es reconocido ya universalmente como alternativa para los países pobres y llamado, por algunos expertos, como “apropiación social de las TIC”.

«En los años de Revolución, en medio del criminal bloqueo que ha durado casi medio siglo, se han logrado satisfacer, con un acceso universal, las necesidades primarias de salud, educación, deporte, empleo, desarrollo cultural, libertad y participación política, protección y asistencia social, a la par del desarrollo científico-técnico que en algunas ramas nos sitúan en un lugar destacado a nivel mundial».

—En noviembre de 2006 en Cuba se registraron 1 370 sitios .cu, 940 000 usuarios de correo electrónico y 219 000 usuarios de Internet. ¿Qué cifras se registran actualmente y quiénes continúan favoreciéndose de Internet como medio de conocimiento y desarrollo en nuestro país?

—Estos datos se calculan al cierre de cada año, por lo que es muy temprano para dar nuevas cifras; pero sin dudas sigue creciendo el número de usuarios de estas tecnologías.

«A partir de las limitaciones impuestas por el bloqueo estadounidense, el país ha adoptado una política orientada al uso social e intensivo de los escasos recursos de conectividad y medios técnicos, buscando extender sus beneficios a la mayor parte posible de la población y las instituciones, y dando prioridad a nuestros científicos, profesionales y estudiantes que se conectan desde sus centros de trabajo, universidades e institutos de investigaciones, fundamentalmente.

«Desde finales del pasado año se comenzó a brindar acceso a la navegación por la Red Cuba desde los Joven Club, lo cual se extenderá al resto de sus instalaciones en la medida que se creen las condiciones necesarias.

«El acceso a estas tecnologías irá en aumento en dependencia de las posibilidades tecnológicas y financieras del país. Tenemos el firme propósito de desarrollar la red de Cuba y propiciar que todas las personas puedan acceder masivamente a ella».

—¿Cómo afecta en el área de las telecomunicaciones el bloqueo impuesto a la Isla?

—El bloqueo norteamericano no solo impide la adquisición de equipamiento y programas informáticos desde compañías norteamericanas; por su carácter extraterritorial persigue cualquier operación comercial con empresas de otras nacionalidades. Mediante presiones y chantajes se intenta boicotear cualquier operación comercial con Cuba.

«En el caso de las Telecomunicaciones, además, han manipulado los fondos pertenecientes a empresas cubanas del sector, los han congelado y posteriormente desviado para supuestas indemnizaciones a familias de terroristas y mercenarios que han sido víctimas de sus propios actos ante la justa decisión de defensa de nuestro pueblo. Eso no tiene otro nombre que robo.

«Ahora, por ejemplo, la mencionada persecución se expande a la web. Ya no se trata solamente del Departamento del Tesoro, vigilando e impidiendo que instituciones y ciudadanos norteamericanos utilicen la web para transacciones electrónicas hacia instituciones cubanas; se bloquea, con igual desfachatez, la descarga de software e informaciones (incluso aquellas gratuitas), si el número IP se identifica con Cuba.

«Sobre la conexión de Cuba a Internet es conocido que la misma se remonta al año 1996, cuando el gobierno norteamericano, un tanto ilusionado con los efectos desestabilizadores que vaticinaban tendría este medio para la Isla, otorgó la licencia para el acceso a través de un canal satelital con escasos 65 Mbps de ancho de banda para la salida y 124 Mbps para la entrada.

«Hoy, a pesar de que muy cerca de las costas cubanas pasan cables internacionales de fibra óptica, lo cual garantizaría mayor velocidad de conexión y costos significativamente menores, las leyes del bloqueo impiden la conexión a ellos.

«En nuestro caso, la utilización de Internet posibilita romper el monopolio de la información y nos permite llegar a todos los rincones del mundo con la publicación de nuestra realidad y la comunicación con todas las personas e instituciones que accedan a la red».

—Para muchos es básicamente un problema de soberanía tecnológica que Cuba migre a Linux. ¿Qué piensa usted al respecto y cómo se realizará esta permuta?

—Realmente lo que Cuba se plantea es migrar hacia plataforma de software libre y Linux es tal vez el sistema operativo libre más conocido.

«Hay dos aspectos importantes para nosotros que justifican una migración, que son la seguridad y la independencia tecnológica. Sin dudas, la utilización del software libre es parte de la aproximación paulatina a nuestra soberanía tecnológica como elemento del desarrollo sostenible de las infocomunicaciones y debe constituirse en una fortaleza de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones como dimensión de la seguridad nacional.

«La resuelta voluntad de avance del país hace imprescindible remodelar estrategias y acciones que contribuyan al constante incremento de los niveles de seguridad de nuestras redes y la permanente preparación de nuestros profesionales.

«El uso del software libre permite conocer qué hace la aplicación y podría, junto con otros mecanismos que se implementen, contribuir a que no exista posibilidad de fuga de información que comprometa la seguridad del país.

«La migración constituye un reto para nosotros, tanto en recursos materiales como en aspectos de capacitación, y será necesario también realizar cambios en las formas de trabajar. En estos momentos se estructuran aspectos organizativos y de aseguramiento que permitan potenciar las condiciones necesarias para facilitar la migración en las instituciones del país».

—Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones son parte de los nuevos proyectos integradores de colaboración con marcada dimensión social, como es la puesta en marcha de un sistema internacional de telecomunicaciones entre Venezuela y Cuba. ¿Pudieras explicar el objetivo de este convenio?

—Se ha informado en la prensa la importancia de este propósito. Un sistema de este tipo le daría la posibilidad a nuestro país y los países del ALBA de tener más independencia en el manejo de los tráficos de datos y de voz, y posibilitaría un soporte más sólido y de mejores prestaciones, donde se podrían mejorar los servicios sustancialmente, así como su seguridad e invulnerabilidad.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.