¿Dónde está el software cubano? (II) - Informática

¿Dónde está el software cubano? (II)

La informatización de la sociedad cubana ha dibujado nuevos escenarios para el mundo del software La red al día ¿Dónde está el software cubano? (I)

Autor:

Amaury E. del Valle
María Elena pudo cumplir el sueño de Andrés, su hijo: tener una computadora propia. Así, luego de dos años como médico en misión internacionalista, pudo darle esa sorpresa. Pero, apenas unos días después, la máquina encendió con una pantalla azul.

De nada valió encenderla y apagarla una y otra vez, o dejarla «descansar a ver si se le pasa», como le dijo su anciana mamá. Necesitaba de todas formas un informático, o al menos alguien que supiera más que su vecino, quien después de tratar infructuosamente de «despertar» a la máquina, reconoció que no sabía lo que tenía.

Como María Elena, muchas son las personas que han ido adquiriendo por diversas vías computadoras personales. Ellos se enfrentan cada día al dilema de necesitar los conocimientos de un informático y hasta programas determinados, sin saber dónde adquirirlos.

En sitios web creados al efecto, y hasta en listas gratuitas de distribución de correo electrónico en Internet aparecen quienes ofrecen sus «servicios informáticos», a falta de instituciones oficiales que los presten.

Si la comercialización de software y programas como multimedias a quienes lo deseen es muy escasa, la prestación de servicios de reparación y mantenimiento de equipos de cómputo comienza ahora poco a poco a estructurarse, aunque por el momento muchos de los que desean instalar un programa o simplemente reponer una pieza defectuosa, aun teniéndola, recurren a los particulares.

Copyright sin leyes

Diversos anuncios pueden leerse en correos electrónicos que circulan por las redes cubanas, ofreciendo servicios y productos, estos últimos copiados ilegalmente o descargados vía internet, violando normas internacionales de Copyright o Derecho de Autor, de las cuales Cuba es signataria.

Y no solo pasa esto en internet. También en lugares céntricos, e incluso en ferias comerciales de productos artesanales, se venden junto a discos de música, muchos de ellos igualmente sin copyright autorizado, además de juegos electrónicos para computadoras.

«Es cierto que están violando el derecho de autor, pero en Cuba no existen mecanismos legales para condenar a quien lo hace», nos explicó Belkis Delgado, subdirectora de Registro del Centro Nacional de Derecho de Autor (CENDA).

Según la especialista, en el país no está establecido el delito de piratería informática dentro del Código Penal, por lo cual estas acciones no tienen mecanismos legales para enfrentarse. «Solo en el caso de una reclamación específica por violar derechos de autor es que se procede por los tribunales civiles», asegura.

Algo similar sucede con los programas informáticos, desde sistemas operativos hasta antivirus, que se descargan o copian sin control alguno, situación que está influenciada también por su ausencia, de forma legal, en la red de tiendas del Estado.

Aunque, por la coyuntura del bloqueo, en Cuba de cualquier forma no se pueden comercializar muchos de estos productos, resulta entonces más inexplicable aún por qué creaciones criollas de alto valor, como software educativos, multimedias o DVD, permanecen en el sueño del olvido por falta de comercialización, y no son vendidas en moneda nacional.

Antivirus en moneda nacional

Quizá el ejemplo que marque la diferencia sea el Software Antivirus cubano Sav32, cuya comercialización en moneda nacional y a particulares, se realiza por el módico precio de 50 pesos al año, los cuales pagan la adquisición del producto y mantenerlo actualizado por correo electrónico o directamente desde el sitio de la Empresa de Consultoría y Seguridad Informática, Segurmática.

Humberto Morel, funcionario de esa entidad encargado del tema, nos explicó que mientras mucha gente prefiere descargar de forma ilegal software de otras compañías antivirus extranjeras como Panda, Norton, Nod32 o MacAfee, que tienen prohibida la exportación hacia Cuba en virtud del bloqueo, ellos ofrecen sus productos a nacionales, sean empresas o personas naturales, y a módicos precios.

«Todo producto antivirus puede fallar, y el nuestro no está exento de ello», reconoce, al responder a las dudas sobre la calidad del Sav32, aunque también señala que este se adecua y actualiza de acuerdo con los programas malignos que circulan por las redes cubanas, lo cual lo hace muy útil.

La mejor alternativa estaría, quizá, en que los particulares pudieran también comprar el Segurmática Antivirus edición Karspersky, fruto de la colaboración en aras de disminuir importaciones entre el gigante ruso y su par cubano.

Su venta hoy solo se realiza a empresas, por 24 pesos en moneda nacional y 8 CUC, lo cual lo haría asequible también para los particulares... si se les vendiera.

Garantía a medias

No solo el mundo del software se ve afectado en el mercado nacional. También la falta de entidades que presten servicios informáticos perjudica a quienes, teniendo una computadora, ante una rotura o desperfecto no les queda más remedio que acudir a los particulares.

En ese sentido, la empresa Copextel, asegura que ahora se trabaja para ordenar el tema de las reparaciones y garantías.

La gerente de la división mayorista de cómputo de Copextel, Yamilet Hernández, explicó a JR que actualmente las computadoras que se venden a través de comercializadoras minoristas llevan una garantía incluida.

«Esta se pierde si el usuario abre el equipo sin autorización», enfatiza, y puntualiza que la misma no incluye el tema del software, aunque ya vienen con un sistema operativo incluido y algunos programas básicos.

«Ahora mismo estamos trabajando en cómo se va a garantizar la atención a estos clientes a través del sistema de talleres de Copextel, los mismos que dan servicio de postventa a quienes compran un ventilador, un refrigerador o una lavadora», apunta.

Aun así, explica que actualmente estas prestaciones, las cuales se cobrarán en moneda convertible a precios módicos, solo incluirían a quienes compren los nuevos equipos, y no a los que por algún medio tengan su propia computadora, situación que habrá que analizar en el futuro.

Eso implica que de cualquier forma el problema apenas se resuelve en una pequeña parte, pues el resto de los que tienen computadoras tendrán que buscar otras alternativas ante una rotura o problema de software, aun cuando puedan adquirir la pieza en las tiendas estatales.

Nuevas situaciones

«Todas estas situaciones son nuevas para el país y hay voluntad de irlas solucionando poco a poco», enfatiza Sergio Cabrera, funcionario del Ministerio de Informática y las Comunicaciones (MIC).

«En el tema del software, por ejemplo, se ha avanzado en ir sistematizando su introducción de forma legal, de manera que hoy existe una comisión que determina cuál producto puede aplicarse, previo análisis de la existencia de alguno cubano con iguales prestaciones, para proteger nuestra industria nacional.

«También se ha trabajado de conjunto entre el MIC y otras entidades como el Ministerio de Economía y Planificación, o el de Auditoría y Control, en los sistemas contables de las empresas, para evaluar su fiabilidad y seguridad, e irlos poco a poco homologando», expresa.

Queda pendiente, no obstante, lograr la comercialización de software a nivel nacional, y a los particulares, quienes a veces desconocen muchas aplicaciones creadas por cubanos, que sin embargo recorren el mundo entero y se comercializan con buenos dividendos para el país.

Otra solución, ideal para Cuba ante las condiciones impuestas por el bloqueo, sería incentivar mucho más el uso y hasta la comercialización del software libre, sobre todo de factura criolla, que está libre de las restricciones que imponen grandes transnacionales como Microsoft sobre sus productos.

Y eso, en lo cual se trabaja a nivel de país, según Sergio Cabrera, si bien sería la alternativa perfecta, parece ser desconocida todavía por muchas autoridades en el tema, pues la mayoría de los equipos que se introducen en el país se venden con software propietario incluido, como es el caso del sistema operativo Windows.

«Todavía debemos identificar muchos productos informáticos de factura nacional que han producido diversas empresas, y unirlos para venderlos ya sea como un producto único o como prestaciones individuales», reconoce el funcionario del MIC.

«Esa sería la segunda etapa, en aras de evitar que las personas caigan en manos de especuladores para adquirir un producto informático».

La red al día

NUEVOS SISTEMAS DE COMUNICACIÓN Y ENTRETENIMIENTO DENTRO DE LOS AUTOS serán desarrollados próximamente, luego de un acuerdo para insertar aplicaciones de Microsoft en modelos de Hyundai y Kia. La idea es desarrollar sistemas operativos dentro de los coches para facilitar el manejo del móvil, escuchar música o emplear el navegador. Se prevé que para 2010 salga al mercado el primero de estos productos, un sistema que controlará mediante la voz el equipo de audio y los dispositivos móviles de los coches. Luego se conocerán los sistemas de reconocimiento de voz, que registrarán varios móviles en el mismo coche; conectar un USB para escuchar música o para cargar la batería del móvil o un lector de mensajes cortos. Todo incluirá mandos en el volante del conductor para que su uso sea aún más sencillo... UN VIDEO DE APOYO A BARACK OBAMA COLGADO EN LA RED GANÓ EL OSCAR DE INTERNET, como se les dice a los premios Webby Awards, que estimulan lo mejor de la creación digital. La estrella de hip hop Will.i.am, con sus videoclips de respaldo al precandidato presidencial demócrata Obama, fue uno de los de mayor éxito, junto al cómico norteamericano de televisión Stephen Colbert y el director de cine francés Michel Gondry, por la excelencia de sus productos en internet. La web del diario The New York Times se llevó ocho premios por sus sitios de noticias en línea, mientras que el sitio satírico The Onion ganó siete galardones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.