Rebajarán tarifas para llamadas de telefonía móvil en Cuba

Desde el 1ro. de junio se rebajarán las tarifas para las llamadas de la telefonía móvil y se pondrá en práctica la modalidad de «el que llama paga». Desde mayo precios más bajos para las comunicaciones internacionales

Autor:

Amaury E. del Valle

Cuba aspira a terminar el 2010 con más de un millón de usuarios de telefonía móvil en el país, e incrementar esa cifra paulatinamente en los próximos años, llegando en 2015 a alcanzar más de 2,4 millones de líneas móviles activas.

Para ello la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA) ha venido aplicando una política de readecuación de los precios de estos servicios, incluyendo la liberación de su contratación a la población en abril de 2008, lo cual ha propiciado que si bien al cierre de 2003 existían solo 43 343 usuarios, a finales de marzo de 2010 ya hubo más de 838 370.

Como parte de esa estrategia se ha aprobado la Resolución 54 del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones, la cual plantea la entrada en vigor desde el 1ro. de junio de 2010 de un nuevo esquema tarifario para celulares prepago, los cuales son recargados con tarjetas, según informó en conferencia de prensa Máximo Lafuente, vicepresidente de Servicios Móviles de ETECSA.

Las nuevas tarifas ajustan y unifican los costos de las llamadas, ya sean realizadas o recibidas, según los horarios en los cuales se efectúen, con una tarifa de 0,45 centavos CUC desde las siete de la mañana hasta las 22:59 de la noche; y un costo único de 0,10 centavos CUC desde las 11:00 de la noche hasta las 06:59 de la mañana.

Además la Resolución No. 54 también estipula una nueva modalidad denominada «el que llama paga», mediante la cual el servicio se activará por el usuario que inicia la llamada, tecleando un código, y que le indicará al que recibe que esta es libre de costo.

De esta forma, quien haga una llamada podrá asumir el costo de la persona que hable con él; o a la inversa, quien reciba una comunicación sabrá que quien originó la llamada está asumiendo lo que cueste el tiempo de conversación.

Esta opción facilitará compartir los precios de las comunicaciones por celulares, pues además la disposición plantea la aplicación de un cobro revertido, mediante el cual la persona que reciba la llamada es quien asume el gasto de la conversación.

Los servicios anteriores también estarán disponibles para aquellos celulares postpago, o sea que se pagan mensualmente, muchos de los cuales están actualmente en manos de empresas y entidades para su uso en funciones de trabajo.

Cifras en alza

Cuba ha experimentado un crecimiento acelerado de las comunicaciones móviles en los últimos años, y hoy existe un 70 por ciento de cobertura territorial a nivel nacional con tecnología GSM, la cual cubre al 77,5 por ciento de la población.

Muestra de esta expansión es la cantidad de radiobases instaladas para asegurar la transmisión, que pasó de 60 en el año 2003 a 350 en la actualidad, mientras existe el firme propósito de terminar 2010 con al menos una instalada en todos los municipios del país, cubriendo así a los 23 que en estos momentos no tienen.

No solo ha crecido la cobertura, sino también la cantidad de líneas activadas, con más de 600 000 nuevas desde 2008; así como el tráfico o tiempo consumido en llamadas diarias, que pasó de 1,94 millones de minutos en 2007 a 2,80 millones de minutos estimados para 2010.

A su vez se han incrementado los acuerdos de rooming, los cuales permiten a una persona de otro país utilizar su móvil en Cuba. Este servicio fue utilizado por 2,2 millones de personas el año pasado y se estima que esa cifra se incremente a unos 2,5 millones este año, pues ya el país tiene 306 acuerdos con operadoras de 128 naciones.

Para atender esta demanda de servicios de comunicación móvil también ha debido crecer la cantidad de oficinas comerciales, de 29 en 2003 a 186 ahora, aunque aún existen insatisfacciones en este sentido y se trabaja para que las oficinas de ETECSA puedan prestar los servicios de activación de líneas, recarga directa, venta de tarjetas y otros.

Los aumentos han conllevado fuertes inversiones para garantizar la vitalidad de la infraestructura que soporta la telefonía celular en Cuba, que ha comprendido la erogación de más de 150 millones de USD en los últimos siete años, según explicó Máximo Lafuente.

Mucho de esto se ha destinado a sufragar los gastos de asegurar objetivos sociales prioritarios, como llevar las comunicaciones a zonas intrincadas y de difícil acceso a través de la llamada Telefonía Fija Alternativa (TFA), que utiliza las capacidades inalámbricas para darle servicio a pequeñas comunidades, casas y centros de llamadas.

Una idea de lo que significa esto la da el hecho de que los TFA, que apenas representan el 15,2 por ciento de las líneas móviles, acaparan más del 61 por ciento del tiempo consumido en llamadas telefónicas.

En cambio, los móviles prepago y pospago en moneda libremente convertible, que representan el 82,2 por ciento, consumen solo el 26,5 por ciento del tiempo de llamada, con un promedio de gasto de unos 11 CUC al mes, de estos unos ocho en llamada y tres en mensajes.

A la problemática de los TFA, explicó el directivo de telecomunicaciones, se le han ido buscando soluciones puntuales en cada lugar, y ya el año pasado se lograron sustituir más de mil líneas de este tipo por otras fijas, aunque siempre habrá lugares, aclaró, donde esta sea la única opción por sus características de inaccesibilidad.

Rebajas en timbrazos internacionales

A la Resolución No. 54 del MIC le acompañan otras dos disposiciones también relacionadas con las telecomunicaciones en Cuba: la No. 51, que estipula una disminución del costo de las llamadas internacionales; y la No. 64, que autoriza la contratación para empresas y entidades del servicio de telefonía móvil llamado Grupo Cerrado de Usuarios.

En el caso de la primera, se unifica el costo del minuto en 1,60 CUC para los «timbrazos» a Canadá, América Central, México, Caribe, América del Sur y Estados Unidos, aunque a este último país se le adiciona un impuesto de 0,245 USD por minuto. Para Venezuela el precio del minuto desciende a 1,40 CUC y para el resto del mundo a 1,80.

Esta medida implica entre un 42 y 70 por ciento de rebaja en los precios actuales de las llamadas internacionales, y su aplicación comenzará para los teléfonos fijos residenciales con acceso al exterior desde el primero de mayo, y para los celulares prepago y la telefonía pública el 3 de mayo.

Además, como parte de la ampliación de modalidades de la telefonía móvil, las empresas, instituciones y entidades podrán contratar un Grupo Cerrado de Usuarios.

Con ello se beneficiarán las comunicaciones empresariales internas, con tarifas especiales cuya activación es de 20 CUC y el costo de llamada de unos 0,30 centavos el minuto, sin que se cobre la llamada entrante.

Para las empresas ya está en fase de prueba, entre otras prestaciones, la posibilidad de consultar el correo electrónico vía celular y se estudia darle navegación web.

Tarifas seguirán disminuyendo

Continuar disminuyendo las tarifas, tanto de las llamadas como las de activación de nuevas líneas, que actualmente y hasta el día 30 tienen un precio promocional de 40 CUC, el cual incluye un crédito de 20 CUC en tiempo de llamada, está dentro de los objetivos de ETECSA a corto y mediano plazo.

Junto a ello se prevé seguir abriendo nuevos servicios, como el envío de mensajes con gráficos, la consulta de correo electrónico e incluso la navegación por Internet, prestaciones que actualmente se encuentran en estudio o fase de prueba, pero que a la larga terminarán siendo una realidad.

No faltan tampoco problemas con los accesorios que constituyen barreras o dificultades en la telefonía celular cubana actual, como la carencia en ocasiones de tarjetas de recarga, los problemas para realizar esta acción en diversas oficinas, la posibilidad de que el monto de la recarga sea menor a los actuales 10 CUC, o la falta de móviles más baratos en la red de tiendas y los inconvenientes que subsisten para su decodificación o el arreglo de los que se rompen.

«Es real que existen estas y otras dificultades en las cuales se trabaja o que están en estudio para hallar alternativas. Por ejemplo, buscar proveedores de tarjetas o de móviles más económicos no es algo fácil, pues hay que adquirirlos en el mercado internacional y en ello influyen, además de los recursos, las dificultades que afrontan muchas empresas temerosas de las represalias por el bloqueo norteamericano», explicó el directivo.

Se precisa además ganar más en la cultura de utilización de estas comunicaciones, así como evitar ilegalidades que al final terminan siendo descubiertas, dado el hecho de que las redes que soportan estas transmisiones, al ser digitales, dejan siempre huellas que guían hacia los malhechores.

No obstante, y dejando a un lado los peros y contras, es indudable que el salto al millón de usuarios y las expectativas de duplicar esa cifra en los próximos años, evidencian la penetración que ha tenido la telefonía móvil en Cuba.

«Si analizamos, por ejemplo, los costos de la activación de las líneas desde que se abrió el servicio para los nacionales hasta la actualidad, cuyo costo comenzó en unos 120 CUC y ahora con las ofertas promocionales apenas es de 40 CUC, incluyendo 20 CUC en tiempo de llamadas, veremos que estos han disminuido prácticamente en un 80 por ciento», explicó Máximo Lafuente.

«Sabemos que todavía muchas personas quisieran acceder al servicio y ese es también nuestro objetivo, por lo cual seguiremos trabajando por alcanzar paulatinamente las bondades de las telecomunicaciones a mayor cantidad de cubanos, incrementando a su vez las prestaciones, pues no hay duda alguna de que la telefonía celular también es un pilar muy importante para el desarrollo del país».

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.