Tres inventos del mañana, aquí y ahora

Compartimos con nuestros lectores una tríada de innovaciones tecnológicas con olor a futuro que ya están en nuestro presente

Autor:

Yurisander Guevara

Con ímpetu han arrancado el año las compañías dedicadas al desarrollo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Al menos eso es lo que ha mostrado el primer trimestre.

No solo se trata de la presentación de nuevos modelos de terminales móviles más potentes que estarán disponibles en los próximos meses, sino de ideas innovadoras cuyos conceptos confirman la indetenible dependencia tecnológica que hoy vive la humanidad, para bien o para mal.

Por ese motivo esta semana compartimos con los lectores de Juventud Rebelde tres inventos tecnológicos con olor a futuro que ya están en nuestro presente.

La cuna coche

A todos nos ha pasado si somos pasajeros: vamos en un vehículo y nos dormimos. El ronroneo del motor y la monotonía del viaje actúan como sedantes. Este efecto pareciera ser más inmediato entre la niñez.

Pues el tema despertó interés de la transnacional estadounidense Ford, que dio a conocer recientemente una cuna para bebés que simula la atmósfera creada en un auto y asegura que es un producto para que se duerman mejor.

La cuna se llama Max Motor Dreams, un prototipo a forma de experimento, creado de conjunto con la compañía española Espada y Santa Cruz. La idea de esta cuna es que sea capaz de reproducir la experiencia de estar dentro de un coche, es decir, desde simular el movimiento, hasta las luces y los sonidos, todo con el objetivo de que el infante duerma con placer.

Con un diseño minimalista, en su interior integra un motor eléctrico para que vibre y se mueva la cuna, un altavoz con sonidos del ruido de la carrera, además de un sistema periférico de luces LED, que buscan imitar la iluminación exterior de las calles.

Para que esto sea lo más real posible, según Ford, el movimiento y los sonidos son captados por una aplicación que puede instalarse en el celular de los padres, quienes incluso podrían registrar varios trayectos y reproducirlos en la cuna. Sin precio fijo o una fecha de producción a la vista, este es un invento curioso, ¿no creen?

Siempre es de día

Una cámara de visión nocturna evoca una imagen en la cual las formas adquieren distintos tonos de verde. Pues parece que ha llegado el momento de un cambio de época con esta tecnología, pues la compañía SPI presentó su modelo X27, que permitirá ver la oscuridad «a todo color».

La cámara X27 está equipada con un sensor de diez megapíxeles, y es capaz de detectar en tiempo real imágenes en alta definición con un ruido mínimo. Este modelo tiene un sensor de cinco millones ISO, lo que permite capturar imágenes sin iluminación.

En un video publicado en YouTube, se ve el desierto de Nevada, cerca de Las Vegas, Estados Unidos. La escena pareciera haber sido filmada a pleno día, aunque desentonan algunas luces encendidas a lo lejos. La razón es que, afirman los creadores de la X27, la grabación ocurrió en total oscuridad. Por el momento, según SPI, la cámara se usará con fines militares, y de seguro ya adivinaron que será el ejército estadounidense su principal consumidor.

Cristal elástico

¿Qué es lo peor que le puede suceder al dueño de un teléfono móvil moderno? La pregunta podría tener varias respuestas, y una sería: que se le caiga.

La caída de un teléfono inteligente desde una altura considerable, si bien no presupone su muerte, puede resultar en una pantalla hecha trizas.

Para terminar con este dilema un grupo de investigadores de la Universidad de California, en Riverside, Estados Unidos, creó una pantalla que se repara a sí misma en apenas 24 horas. Para ello se vale de unos polímeros que son capaces de cerrar las grietas sin intervención humana de ningún tipo.

Este material puede estirarse hasta 50 veces su tamaño natural y cuenta con un funcionamiento muy similar al de la piel humana: cuando nos hacemos una herida abierta, los extremos se estiran hasta cerrarla por completo. «Se trata de un material que se repara solo y que cuando se separa en dos partes, vuelve a juntarse como si nada hubiera pasado», explicó Chao Wang, responsable de la investigación, citado por Science Daily.

Un artículo en el diario británico The Telegraph recordó que no es este el primer material regenerativo creado, aunque sí es pionero en conducir la electricidad como parte del proceso, lo que permitiría usarlo en las pantallas de los móviles. Los investigadores esperan que el hallazgo llegue al mercado en tres años. Mientras, hay que mantener un buen agarre sobre el móvil.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.