El «apagón» que se anuncia

De forma progresiva y puntual se iniciará la migración de la señal analógica a la digital en los telerreceptores nacionales desde 2018, trascendió en el 5to. Foro de Televisión Digital, evento que acentuó la seriedad con que se trata este tema en Cuba

Autor:

Yurisander Guevara

A inicios de 2018 comenzará el proceso de «apagón» de la televisión analógica en Cuba. Será entonces cuando se marque otro parteaguas en la transición a la señal digital terrestre, iniciado en 2013.

Sin embargo, tras leer estas líneas no salga apresuradamente a comprar una caja decodificadora, pues este apagón tiene características peculiares, pensadas para hacerlo lo más «natural» posible, tal y como se expuso en el 5to. Foro de Televisión Digital, concluido este miércoles en La Habana.

Juventud Rebelde conoció que el apagón analógico comenzará de forma progresiva, y el canal escogido para ello es el Educativo. No será, empero, cuestión de accionar un botón en los transmisores y despedir la señal del mencionado canal, sino que la decisión forma parte de un plan nacional que consta de varias etapas.

Pablo Julio Pla Feria, director general de Comunicaciones del Ministerio de las Comunicaciones (Mincom), explicó que antes de comenzar el apagón analógico progresivo se asegurará, por ejemplo, que la señal digital del Educativo sea recibida en las escuelas enclavadas en las zonas donde se inicie la transición, y en la medida en que esta se extienda, dichas condiciones deben ser creadas en cada territorio.

Dijo que si el apagón se iniciase —hipotéticamente— por el municipio de Plaza    —todavía no se conocen los lugares exactos para el arranque de esta etapa—, estaría acompañado de medidas para que la señal del Educativo no «desaparezca», sino que evolucione en su par digital y sea recibida por los receptores adecuados.

En este sentido, el directivo explicó que se informará en otro momento y de forma más detallada sobre el inicio de esta transición, una vez estén pulidos los detalles finales para implementarla.

De forma general lo expuesto sobre este tema en el Foro reafirma que Cuba va «a por todas» en la modernización de su señal televisiva, proceso que debería extenderse hasta 2023, cuando se pretende que el ciento por ciento del territorio esté cubierto.

Empero, resulta necesario apostillar que también es importante que dicho plan de transición conciba medidas propiciadoras del acceso de todos los hogares cubanos a la señal digital, más allá de instituciones como las escolares, especialmente por los precios que hoy presentan las cajas decodificadoras y los televisores híbridos, difíciles de desembolsar de una sola vez.

También este redactor reflexiona sobre otra cuestión: se habla mucho del precio de las cajas decodificadoras, y estas no deberían ser el foco de atención, si tomamos en cuenta que estos equipos forman parte del proceso de transición, y no deben ser la solución definitiva.

Me refiero a que no debemos obviar que las fábricas de tubos de rayos catódicos (CRT, por sus siglas en inglés), las cuales garantizan la confección de los televisores tradicionales, lanzan sus últimos estertores. Ello dificultaría en un futuro inmediato la reparación de los mismos.

Necesario es entonces que se introduzcan en el mercado cubano todavía más televisores aptos para captar esta señal, los que, por solo mencionar un ejemplo, a largo plazo son más eficientes desde el punto de vista energético.

Plan que avanza 

La señal de la televisión digital alcanza hoy el 60 por ciento del territorio nacional y se localiza en los principales centros urbanos. Esto significa que está disponible para el 70 por ciento de la población, explicó en el Foro el ingeniero Hugo Andrés Fernández, del Grupo Empresarial de la Informática y las Comunicaciones.

Dicha cobertura es posible por 108 transmisores que han sido instalados desde que comenzó a desplegarse la señal digital en 2013. De ellos, 98 emiten en formato estándar y otros diez lo hacen en alta definición.

Fernández detalló cuánto se ha avanzado en los cuatro años de implementación del proyecto, que comenzó con 28 transmisores y unas 40 000 cajas decodificadoras en los hogares cubanos.

Hasta el pasado septiembre, dijo, se contabilizaban más de 1,5 millones de cajas decodificadoras comercializadas a la población, así como más de 230 000 televisores híbridos, capaces de captar la señal digital.

Sin embargo, la sumatoria de estas cifras todavía es bastante inferior a los más de 3,5 millones de televisores que se habían registrado en Cuba en   2012, según datos citados por el    especialista.

Asimismo, Fernández apuntó que el futuro de la televisión digital en Cuba dependerá de superar limitaciones físicas en los centros de transmisión; de eliminar la saturación del espectro radioeléctrico —ocupado hoy, entre otros factores, por la transmisión simultánea de las señales digital y analógica—; de mejorar la programación de los canales de alta definición, así como la radiodifusión de datos, y superar las escaseces registradas en el mercado en cuanto a cajas decodificadoras y componentes para la instalación de las mismas.

Cuba se encuentra en la primera fase del proceso de transición a la televisión digital, en la cual cohabita esta señal con la analógica.

Dicha dualidad de señales, indicó por su parte el Doctor en Ciencias Glauco Guillén Nieto, director general del Instituto de Investigación y Desarrollo de Telecomunicaciones (conocido como Lacetel, entidad organizadora del Foro), ha comenzado a crear una saturación del espectro radioeléctrico, condición que enlentece su desarrollo.

Por ello es necesario el inicio del apagón analógico progresivo en 2018. Con este no solo se ampliará la cobertura de la señal digital, sino que se emplearán equipos con capacidad de emisión de ambas señales solo para el modo digital, y además se utilizará con más eficiencia el espacio de los centros transmisores.

Guillén Nieto propuso también, en conferencia magistral, estudiar la posibilidad de crear una red de frecuencia única para el empleo de la señal digital, entre cuyas ventajas estaría más flexibilidad en el empleo del espectro radioeléctrico.

Una aplicación singular

Muy interesante resultó en el 5to. Foro de Televisión Digital, al cual asistieron más de un centenar de especialistas de centros vinculados con el desarrollo de esa tecnología en Cuba, la ponencia del joven Michel Gómez Pellón, quien labora en RadioCuba.

Y es que Gómez Pellón, junto a otro colega, desarrolla una aplicación para el sistema operativo Android que permite conocer la mejor forma de orientar las antenas de los receptores hacia los centros de transmisión, en aras de recibir la señal con la mayor calidad posible.

Vinculado con el proyecto de la televisión digital, Gómez Pellón comenzó el desarrollo de esta aplicación a finales de 2016 como un entretenimiento, motivado por las quejas recibidas por parte de la población en cuanto a la mala recepción de la señal en lugares puntuales de La Habana.

Explica el ingeniero que, si bien en la capital existen cinco centros transmisores de televisión digital, persiste la costumbre de apuntar la antena hacia el hotel Habana Libre.

La aplicación, que todavía necesita de una interfaz de usuario más «amigable», utiliza el sistema GPS para determinar la ubicación del terminal, y a partir de ahí sugiere el centro transmisor hacia el cual debería orientarse la antena.

El ingeniero confesó que aspira a continuar con el desarrollo del software para que un día pueda ser usado por toda la población.

Y ya que hablamos de antenas, según una ponencia firmada por Tuan Ernesto Cordoví Rodríguez y Maikel Pérez Suárez, una buena opción es la Log-Periódica AMD-010, fabricada por la Empresa de Antenas Villa Clara.

Ese modelo ha obtenido buenos resultados en la recepción de la señal, aunque atraviesa por dificultades de fabricación, ya que depende de muchos procesos manuales para su ensamblaje. Los autores del estudio señalaron que ya se han propuesto medidas para automatizar y aumentar la producción.

Según datos citados por los ponentes, hasta el 1ro. de julio pasado se habían comercializado 288 antenas de este tipo.

Por otro lado, es importante destacar que en el foro también se presentaron propuestas para el mejoramiento de la guía televisiva a la que tienen acceso los usuarios finales, el desarrollo de software para modificar los subtítulos en la TV digital y la incorporación de interactividad al servicio de datos que podría ofrecer esta plataforma.

Además de las instituciones cubanas, asistieron al cónclave autoridades de empresas chinas como Haier, Compunicate, Huawei y Kitking.

El mercado nacional necesita de mayor disponibilidad de aditamentos, como las antenas.

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.