Un país más digital

¿Cuánto avanzó Cuba en el proceso de informatización de la sociedad el pasado año? ¿Qué retos tiene hoy este campo? JR te invita a repasar un tema crucial para el desarrollo del país

Autor:

Yurisander Guevara

Aunque podríamos no estar satisfechos todavía, hay un hecho innegable: el proceso de informatización de la sociedad cubana registra avances, y lo hace de una forma más abarcadora. Son múltiples los hechos que lo demuestran, a pesar de que, a veces, no nos detengamos a mirar el cuadro completo.

Informatizar un país no solo significa ampliar el acceso a internet. Es construir un ecosistema donde la tecnología sea el medio que contribuya a una mejor calidad de vida y, a la vez, sea inclusivo y beneficie a toda la población. 

La voluntad expresada por el Gobierno de avanzar en este empeño se afianzó el 28 de febrero de 2017 con la aprobación de la política para la informatización de la sociedad, la cual exige la participación de numerosos organismos en un plan que cuenta con 21 proyectos de alcance general y otros que cimientan las bases para continuar el desarrollo tecnológico nacional, según declaró el viceministro de Comunicaciones Wilfredo González, en una reciente entrevista con CubaSí.

Repasemos pues, algunos elementos que podrían escapar  a nuestra atención y han contribuido a ampliar el entorno digital nacional.

Si de telecomunicaciones se trata

La telefonía celular en el país ha comenzado a ser cada vez más general. Al cierre de 2017 la nación contaba con 4.5 millones de líneas activas, y según datos de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, en el año se sumaron unas 600 000.

Mayra Arevich, presidenta de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, declaró a los medios que el empeño es alcanzar el 50 por ciento de densidad móvil durante este año.

Acaso una medida que apunta a consolidar este objetivo es la reciente implementación del cobro de las llamadas telefónicas por tiempo real consumido. Si bien el precio todavía continúa alto, ahora es más económico hablar por celular comparado con este mismo día hace un año.

Con la medida, Etecsa dio otro paso de avance en la reducción de precios de las llamadas, aunque quizá necesite ahora revisar el costo de los mensajes de texto. Sí, porque lo que se puede enviar en 140 caracteres a nueve centavos CUC, ya es posible «hablarlo» a menor precio.

Asimismo, otro eje de las telecomunicaciones, el acceso a internet, continuó adelante el pasado año. El proyecto, iniciado en 2013 con 118 salas de navegación públicas, vio una ampliación a mediados de 2015 con la apertura de 35 zonas wifi. Y esta ha sido una tecnología que hoy ya vemos como parte de la cotidianeidad.

Datos de Etecsa señalan que en 2017 las zonas de navegación pública con tecnología inalámbrica superaban las 500 en todo el país. En ese sentido, el viceministro Wilfredo González afirmó, por su parte, que estas seguirán ampliándose durante los próximos años.

Ese servicio se benefició también de una rebaja el pasado 30 de octubre, cuando la navegación internacional por hora pasó a costar 1 CUC. Quizá la reducción más significativa del año se concretó en la navegación nacional, que desde marzo solo cuesta diez centavos CUC la hora. Esta fue una medida de Etecsa para promover un mayor acceso a sitios bajo el dominio .cu, los cuales, por cierto, también tuvieron algunas mejoras interesantes.

Hay que significar que en 2017 el 40 por ciento de la población accedió a la red de redes, según cifras del Ministerio de las Comunicaciones. Y tampoco es ocioso resaltar la apertura del servicio Nauta Hogar el pasado septiembre, con unas 11 000 capacidades ya comercializadas, que espera ampliarse durante el año en curso.

El reto de los contenidos

Repasemos ahora algunas cuestiones interesantes de los contenidos que hoy están en sitios web cubanos. Iré más allá de Ecured, plataforma que todos conocen y que continuó solidificando su trabajo y alcance en 2017.

Y es que hoy ya contamos con numerosas opciones para el acceso a contenidos generados en Cuba, los cuales pueden ser mejor aprovechados.

Resalta, por ejemplo, la plataforma CubaEduca, del Sistema Nacional de Educación. Este portal web se benefició de un rediseño que lo hizo más amigable, y amplió sus recursos y servicios de forma significativa.

Ahora CubaEduca incluye el paquete Pa’ que te eduques, una compilación de recursos de software, audiovisuales, libros, películas y música, entre otros, destinados al entrenamiento y la superación de las nuevas generaciones.

La plataforma sumó, además, el servicio del Repasador en línea, alternativa que permite a la familia consultar dudas sobre cuestiones académicas de forma directa con profesionales del sector.

Otro sitio que también creció fue la plataforma de blogs cubanos Reflejos, con destaque para Ludox, un portal dedicado al entretenimiento a través de los videojuegos.

Ludox permite jugar en línea o descargar aplicaciones para disfrutarlas luego, e incluye un catálogo en franco crecimiento con títulos nacionales y foráneos. Es, sin dudas, una puerta a una industria que bien podría aportar dividendos al país si se impulsa todavía más su desarrollo, y en la que el Joven Club de Computación y Electrónica, así como los Estudios de Animación del Icaic, tienen un papel preponderante.

Ejemplos de lo logrado por Ecured, CubaEduca, Ludox, la plataforma Reflejos, y otras como Infomed, demuestran que Cuba cuenta, porque lo ha formado en sus academias, con el talento necesario para crear productos digitales valiosos. El reto está en ampliarlos todavía más, y hacer que estos se conozcan y usen.

Crecer más

Así como la creación de contenidos para la red de redes y el acceso a esta es importante, también lo es crear un entramado de servicios y prestaciones digitales para la vida cotidiana. En ese sentido Cuba también avanzó en el año recién concluido.

En el extremo más occidental de la Isla se cuenta ya con RedPinar, el portal del ciudadano en Pinar del Río, iniciativa que refuerza la estrategia de comunicación del Poder Popular en la provincia y se inserta dentro de lo que se conoce como gobierno electrónico.

El sitio, con secciones como política y gobierno, trámites, servicios y ciudadanía, entre otras, permite a los usuarios comentar, hacer sugerencias y dejar inquietudes a los delegados de las circunscripciones o conocer el impacto de los programas sociales en el territorio.

Desarrollado por jóvenes de la Empresa Nacional de Software (Desoft), en la provincia, RedPinar es la primera fase de la implementación del gobierno electrónico a nivel local.

Iniciativas como esta para llevar servicios digitales a la población también han tenido expresión en Granma. En esa provincia ya disponen, además, de facilidades accesibles vía web en el portal de la sede provincial del Ministerio de Justicia.

Hoy, los granmenses tienen la posibilidad de solicitar certificaciones de nacimiento, matrimonio, soltería, defunción, viudez, ciudadanía, entre otras, con solo un clic y el llenado de un formulario.

Y no por último es menos importante el despliegue de la banca móvil en el país. El empleo de la tecnología como apoyo a los servicios financieros forma parte de una estrategia nacional para automatizar la sociedad cubana.

A pesar de que actualmente en Cuba hay más de 900 cajeros automáticos, existen 3 800 000 tarjetas magnéticas activadas, números que muestran la alta demanda de un servicio todavía insuficiente.

Por ello, el sistema bancario nacional ya tiene en fase de pruebas una novedosa propuesta: la banca móvil, con ventajas tanto para clientes como para las entidades financieras. Es de fácil acceso, inmediatez, confiabilidad y, sobre todo, ahorra tiempo.

De acuerdo con un despacho de Prensa Latina, autoridades del sistema bancario cubano explicaron que la búsqueda de alternativas para efectuar los pagos digitales se debe a la necesidad de una mayor inclusión financiera y bancarización de la población y al vertiginoso crecimiento de la telefonía móvil en el país.

Las opciones de servicios en línea y la implementación de iniciativas de gobierno electrónico demandan de un crecimiento cualitativo en la industria nacional de software, así como requieren más infraestructura.

Todavía estamos por ver cómo avanzará el país en materia de informatización en lo que resta de año, pero los avances mostrados en los últimos meses indican que es este un proceso indetenible.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.