La playa de tus fotos

Estamos de vuelta. Para este mes compártenos tu mejor imagen veraniega playera. Si aún no la has hecho apúrate, todavía estás a tiempo

Autores:

Leyanis Infante Curbelo
Maykel Espinosa Rodríguez

Hola fotógrafo:

Tras una pausa estival nuestra sección retoma su concurso. De seguro una buena parte de tus archivos de los últimos meses se los has dedicado a los momentos de ocio disfrutados en familia, en pareja o con tu grupo de amigos. No hay forma de permanecer ajeno a  este ambiente de distensión que traen julio y agosto. Y como esa mezcla de insularidad y excesivo calor que caracteriza a nuestro verano hace de las excursiones a la playa la opción más popular, nuestra sección ha decidido  estar a tono…un tono bronceado.

Así que esa es nuestra propuesta para el mes de septiembre, compártenos tu mejor foto veraniega playera. Si aún no la has hecho apúrate, todavía estás a tiempo.

Envíanos tu propuesta a nuestros correos mirada@juventudrebelde.cu y lamiradadellector@gmail.com, o a través de nuestro Facebook. Recuerda adjuntar tus datos, la historia de la imagen y la ubicación geográfica del lugar (país, ciudad, municipio, barrio...) donde fue hecha. La obra debe ser original. El plazo de admisión vence el 30 de septiembre.

Te dejamos además algunas sugerencias a la hora de hacer fotos en litorales y en las horas más soleadas del día.

Diez consejos básicos para hacer fotos de playa

  1. Gestiona bien la luz

Le dedicamos el primer lugar a la luz, porque, además de ser un elemento determinante en cualquier fotografía, en la playa la mayoría de las imágenes que tomes serán al sol, por lo general en las horas en que la luz es más dura (sobre el mediodía). Esta luz  crea unas sombras muy marcadas y elimina detalles.  

Esto no significa que no puedas hacer fotos en las horas centrales del día, sino que debes saber qué tipo de imágenes quedan mejor con esta luz. Por ejemplo, la luz dura potencia el azul brillante del agua, así que si quieres destacar unas aguas turquesas de una arena blanca brillante, ese será el mejor momento. Sin embargo, para un retrato, mejor que esperes la puesta de sol o que coloques a tu modelo debajo de la sombrilla o en alguna sombra.

Si vas a fotografiar un grupo de personas, evita que unos estén al sol y otros a la sombra. Para disponer de luz suave o difusa aprovecha el amanecer o el atardecer.

Recuerda además que la arena es un potente reflector, por lo que debes tener cuidado a la hora de exponer.

  1. Vigila que no se te caiga el horizonte

Ten en cuenta que el horizonte debe estar recto o deliberadamente inclinado, pero no caído. Sacar la línea del horizonte torcida es uno de los defectos más corrientes en fotografía, y piensa que cuando el mar está por medio, la línea del horizonte se percibe con mayor claridad, lo que hace que se note mucho más el defecto en caso de producirse.

Para evitarlo, presta especial atención y toma referencias para asegurarte de que tu horizonte está recto. Puedes ayudarte de las guías que ofrece la cámara o colocar un nivel en la zapata como ayuda. No obstante, recuerda que si sacas la foto torcida por descuido o error, siempre puedes arreglarlo en el ordenador con un programa de retoque, aunque eso sí, perderás una pequeña parte de la imagen al reencuadrar.

  1. Juega con la velocidad de obturación

    Si hay una cosa en la que pensamos cuando hablamos de la playa son las olas, y en fotografía podemos registrar las olas de varias maneras. Por una parte, podemos configurar nuestra cámara con una velocidad de obturación muy alta para congelar el movimiento del agua y ver en el aire hasta las gotas que la forman.

    Por otra parte, también podemos trabajar con velocidades de obturación bajas para captar ese movimiento y que quede representada el agua de forma sedosa.

    Coge tu cámara, pon el modo a la prioridad de velocidad de obturación y prueba ambos modos para experimentar con la velocidad de obturación y obtener resultados completamente distintos tan solo alterando esta variable.

  1. Retratos en la playa

La playa es un buen sitio para hacer fotos a nuestros amigos y seres queridos. Además, dan la posibilidad de recoger momentos interesantes en la actividad diaria.

Prueba a hacer fotos a estas personas cuando estén haciendo algo. No es necesario que centres su atención, sino que simplemente recojas sus acciones. Normalmente da pie a fotos en las que las personas salen en poses mucho más naturales, sin gestos forzados.

Dale protagonismo a la persona a la que estás haciendo la foto haciendo que ocupe gran parte de la misma. Juega con la apertura del diafragma para que la profundidad de campo no sea excesiva. Si hay algún elemento que pueda distraer la atención en el fondo, como algún bañista, reencuadra con el objetivo o cambia tu posición.

En este tipo de fotos, tanto en la orilla como dentro del agua, puedes sacar el horizonte de la foto, haciendo que el mar ocupe todo el espacio, sin que aparezca nada de cielo.

Si quieres de verdad tener buenos retratos en la playa, tendrás que levantarte temprano, o esperar el atardecer para tener las mejores luces para retrato. En esas horas la luz es suave y cálida, emite largas sombras y realza las texturas.

  1. Cuida la cámara

Desgraciadamente, la playa no es el mejor sitio para mantener tu cámara. Elementos como la arena, la sal, la humedad, el sol y los amigos de lo ajeno no son buenos componentes para la fotografía.

En general, es recomendable mantenerla sólo el tiempo necesario en la playa, así que bájala a la playa, haz las fotos, y vuelve a llevarla a casa. Mantén la cámara guardada en una bolsa, en la que no pueda entrar arena y que esté lo suficientemente aislada.

Mientras no la uses, mantén la cámara dentro de su bolsa a la sombra. Las altas temperaturas que alcanzará aun dentro de su funda no son demasiado buenas para la electrónica.

  1. Haz fotos bajo el agua

    Hoy en día existen muchos teléfonos móviles que puedes sumergir y que disponen de cámaras de gran calidad. Si tienes la suerte de contar con uno de ellos o con una carcasa acuática, por mucho que durante todo el año tengas la posibilidad de utilizar las piscinas para disparar bajo el agua, no desperdicies la de fotografiar bajo el mar, pues no hay nada como la luz, los colores y los fondos que te ofrece el océano. Deja volar tu imaginación para lograr espectaculares fotografías bajo el agua y aprovecha los momentos de más luz, en este caso, el mediodía sí que es una fantástica opción para apretar el botón.

  2. Juega con la perspectiva

Prueba a romper con la posición convencional de hacer las fotos: de pie, con la cámara a la altura de los ojos, mirando hacia el frente, haciendo fotos que sacan lo que vemos en nuestra posición natural.

Es interesante que juegues con la posición que ocupas (agachado, tumbado en el suelo, subido a algún punto más elevado) y el ángulo que utilizas (hacia arriba, hacia abajo) para dar otra perspectiva a la imagen. Las perspectivas poco convencionales hacen más atractivas las fotos.

  1. Detalles en primer plano

Si vas a trabajar la fotografía de paisajes, una buena opción es incluir algún objeto en primer plano que contraste con el fondo y que transmita información sobre el sitio donde estamos. Puede ser parte del paisaje (rocas en la orilla, algas, conchas...) o traídos por el hombre (un pomo de crema, unas gafas de sol...).

Conseguirás dar a tu foto un toque que la haga diferente a las típicas fotos de la playa.

  1. Mira alrededor

Por muy tentador que sea el mar, que atrapa la mirada hasta un punto casi hipnótico, a veces también es interesante echar un vistazo alrededor y descubrir los paisajes que el mar ha dibujado. Las rocas, montañas, dunas u otros elementos naturales que den la mano al océano pueden ser muy dignos de ser fotografiados.

  1. El agua

Varias cosas con el agua. La primera y más importante es que el agua salada es muy dañina para las cámaras, así que mucho ojo con las salpicaduras. La segunda es que puedes utilizarla para añadir profundidad a la imagen, para jugar con los reflejos, o para fotografiar a tus modelos dentro de ella, saltando, salpicando (a ser posible a ti no), jugando o lo que te parezca. Estás en una playa, ¿quién no disfruta chapoteando en el agua en verano?

Con información de blogdelfotografo.com y dzoom.org.es

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.