El amor en los tiempos de la universidad

¿Cómo posibilitar mayor disfrute y estabilidad a los noviazgos en este difícil período de estudios? es prioridad del proyecto Sexualidad Saludable, creado hace más de tres años en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas Sabías que ... Pregunte sin pena

Autor:

Santa Clara, Villa Clara. — La vida de estudiante en la universidad acaricia permanentes inquietudes.

El paso de un lustro en persistente ajetreo escolar supone un abundante número de horas entre libros y ordenadores, para quienes ubican entre sus primordiales aspiraciones la de alcanzar un título universitario.

Sin embargo, más allá de los inevitables avatares docentes, la convivencia en una casa de altos estudios prueba la naturaleza plural y contradictoria de nuestra realidad, pues no solo del aprendizaje académico emanan ganancias durante este complejo período de formación profesional.

En el contexto universitario, cotidianamente se suscitan múltiples expresiones de intercambio. Variados matices distinguen el curso de esas uniones, donde los vínculos amatorios se asumen con una mayor autocomprensión, y demuestran, como en otros momentos de la vida, el imperativo humano de dar y recibir afecto.

Pero no por ello el cariño de las jóvenes parejas pervive siempre en un lecho de rosas. Hay dudas, deslices, incomunicación, gustos diferentes...

Es por eso que, con el propósito de hacer más placenteros los compromisos amorosos entre estudiantes y dar una respuesta a las diferentes problemáticas sexuales que aquejan a la comunidad becaria, hace más de tres años surgió en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV) el proyecto Sexualidad Saludable, valiosa experiencia de trabajo profiláctico desarrollada por profesores y alumnos de la Facultad de Psicología y Comunicación Social de la propia institución educativa.

Pasiones e inconstancias

La Máster en Ciencias de la Educación y especialista en Sexualidad Humana, Mayra Quintana Ugando, al frente del grupo organizador, considera esencial la atención sistemática a las diversas manifestaciones del comportamiento de los educandos del nivel superior.

«Extremadamente compleja resulta la dinámica en el interior de una Universidad. Pero aun así se impone estudiarla para obtener un diagnóstico eficaz de las limitaciones existentes en la vida afectuosa de los estudiantes, y contribuir a resolver, mediante una orientación adecuada, muchas de las contrariedades que pudiera afrontar un romance bajo determinadas circunstancias en esta etapa.

«Como una de las principales dificultades en nuestro universo estudiantil figura la inestabilidad en las relaciones de pareja, motivada en varios casos por la carencia de habilidades comunicativas apropiadas para concebir intereses comunes.

«Generalmente el desequilibrio es originado por los muchachos. Si bien la incapacidad de lograr un entendimiento a través del discurso, puede alterar la marcha de una relación, la costumbre de entablar profundos diálogos ha permitido salvar incontables uniones.

«La inexperiencia en cuanto a alternativas para el disfrute erótico, junto al desconocimiento de cómo encontrar placer más allá del acto sexual, es decir, en una fiesta o en un paseo, constituyen otros motivos de conflicto en los amoríos universitarios», señala la psicóloga.

Tales criterios, obtenidos mediante encuestas y otros tipos de sondeo, colocan actualmente en el centro de prioridades del proyecto la búsqueda de cómo posibilitar una mayor armonía y durabilidad a los noviazgos.

Según refiere la experta, no todas las parejas tienen creados los espacios convenientes para su intimidad. Este obstáculo condiciona muchas veces la realización del consabido evento carnal de modo rápido y en lugares inadecuados, lo cual impide la vivencia de otros momentos también apasionantes y exclusivos de la interacción amorosa.

«Para hacer posible un prolongado lazo de afabilidad es importante tener verdadero conocimiento psicológico y físico de uno mismo, establecer desde un principio conversaciones francas y abiertas, en las que no sean un tema relegado ciertos prejuicios, bien familiares o personales, que pudiesen poner al borde del colapso los vínculos de amor».

Estrategias

Entre las actividades de mayor impacto comunitario desplegadas por los integrantes del proyecto se ubica la capacitación a alumnos y profesores de todas las facultades, mediante cine-debates, talleres y ciclos de conferencias, diseñados de acuerdo con las demandas esenciales de cada área.

«Recientemente impartimos un curso especial para los trabajadores educativos de nuestra beca. El intercambio teórico con ellos evidenció la preocupación de cómo tratar a educandos con distintas orientaciones sexuales residentes en un mismo cuarto», destaca Quintana Ugando.

El montaje de exposiciones con materiales informativos —afiches, plegables— facilitados por el Centro Provincial de Educación para la Salud y el Centro Provincial de Prevención de las ITS-SIDA, favorece la divulgación sobre numerosos aspectos relacionados con el mundo de la sexualidad. Igualmente, dentro de la red informática local se han puesto en circulación mensajes de interés para el conocimiento de estos temas.

Sexualidad Saludable ya cuenta con un aula especializada para la realización de sus diferentes quehaceres. Contiguo al nuevo recinto se encuentra un local de consulta destinado al trabajo asistencial.

La obra Violencia, drogas, sexualidad e ITS-SIDA, publicada en abril de 2007, recoge entre sus autores principales a varios psicólogos de la UCLV, quienes conforman el grupo de investigación del proyecto. En estos momentos los profesionales villaclareños elaboran un nuevo libro sobre la diversidad sexual en el entorno universitario.

Vitalidad e infinito placer se conjugan como resultado de una labor preventiva de referencia, no solo dentro de su propio radio de acción, sino, además, para otros centros de la Educación Superior en el país. Ayudar a la salud del amor en los difíciles tiempos de la Universidad sostiene el noble pretexto de convertir el estudio y la vida en la pasión misma.

 

Sabías que ...

Sancti Spíritus.— Entrelazando Almas, un nuevo espacio para reflexionar sobre la masculinidad y para crecer en el respeto a la diversidad sexual en todas sus aristas, toma forma en esta ciudad sureña bajo el impulso del grupo de promotores HSH del Centro provincial de Prevención de ITS/VIH/SIDA, la tertulia local de la Tecla del Duende y nuestra página, Sexo Sentido.

Con una peña mensual y otras acciones de carácter comunitario, como encuentros con jóvenes del territorio y visitas a los barrios, Entrelazando Almas propone abrir el debate sobre machismo, paternidad responsable, construcción de roles de género entre las nuevas generaciones y homosexualidad, entre otros temas, que nutrirán futuras investigaciones para acercarnos a la percepción personal, familiar y social que tienen hoy los espirituanos sobre tan polémico asunto, visto a la luz de los prejuicios sexuales que caracterizan nuestra cultura, unos vencidos, otros en pie.

Pregunte sin pena

A.A.: Soy estudiante de Medicina. Hace aproximadamente dos meses me divorcié de mi esposo tras cuatro años de relación. Después de nuestra separación él tuvo varias mujeres, incluyendo una que decía ser mi amiga. Pronto él quiso volver conmigo y acepté por lo mucho que lo quiero. Pero luego se arrepintió de haberme buscado y sufrí mucho. Cuando yo ya estaba saliendo de eso y había empezado una nueva relación, supongo que se molestó, porque me buscó otra vez. Luego de mil promesas volví con él. Sigo sufriendo. Me trata peor y creo que ya está arrepentido. Ahora la herida es mucho más grande. Tengo 19 años.

Entonces ya manejas elementos para elegir cicatrizar o seguir sangrando. Recomenzar las dos últimas veces ha servido para darte cuenta de que no están bien juntos. No basta su compañía, además quieres ser tratada con un amor ausente ahora.

Nada ganarás si sigues creyendo sus promesas sin cuestionarte por qué han llegado a este punto.

Resulta difícil la separación de una pareja que se ha amado, incluso para quien la propone. Quizá él no quiere perderte, pero tampoco logra experimentar el bienestar que una vez vivió a tu lado.

Aunque las promesas a veces se hacen solo para lograr lo que se quiere, en otras ocasiones guardan la mejor intención de complacer al otro y cumplirlas luego. Esto es muy difícil cuando se desconocen las barreras emocionales que se interponen.

No basta con recomenzar como si nada sucediera. Es preciso descubrir los problemas y analizar la posibilidad de emprender cambios, reconociendo todos los elementos que hacen complicado el reencuentro.

No obstante, si el amor de él murió verdaderamente, poco se puede avanzar. En tal caso, como estudiante de Medicina que eres, deberás disponerte a curar esa herida, con todos los dolores implícitos, hasta que cicatrice verdaderamente.

Mariela Rodríguez Méndez, Máster en Psicología Clínica y Consejera en ITS y VIH/SIDA.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.