Una mirada apasionada

Incluye el texto ganador del concurso de la joven camagüeyana Yilisbet Morell

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila

Aquí va el texto ganador del concurso. Es de la joven camagüeyana Yilisbet Morell, a quien entregaremos en julio un ejemplar de Sexo, delicia proscrita y Pregunte sin pena, los dos libros más recientes de la sección.

«Pienso que la mirada dice mucho, aun cuando las palabras son cortas y el corazón teme ser rechazado. Así que yo en lo personal daría mis primeros pasos de esta manera: fijando una mirada apasionada, pero sobre todo muy segura de mí misma, en los ojos de aquella persona a la cual estoy amando.

«Si soy correspondida y comenzamos una relación, mezclaría una serie de sentimientos que serían ingredientes fundamentales a la hora de amar a una persona. En primer lugar, el respeto, ya que pienso que todo lo lindo que le puedas demostrar deja de ser importante si no existe esa condición. Luego la pasión y la fidelidad, dos sentimientos que determinan la verdadera química que puede haber entre dos personas. Le agregaría además una pizca de cariño, alegría, ternura, comprensión y ¿por qué no? una gota de perdón, pero solo una gota, porque este suele ser el peor de los sentimientos en cuestiones del amor.

«Algo que no haría ni siquiera por la persona más amada sería  soportar su humillación, ni permitirle ofensas o malos tratos cuando siento que doy todo lo que soy por estar a su lado, por cuidar de sus sueños y hacerle feliz».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.