Humillación a la carta

Aquí les dejamos una invitación para sincerarse y reconocer cuánto falta por ganar en la cruzada por el respeto mutuo y contra la violencia de género. Es un test elaborado por la investigadora Ana Cáceres y otras colaboradoras del Servicio Nacional de la Mujer de Chile. Pueden responderlo también los hombres o debatirlo en casa

Autor:

Mileyda Menéndez Dávila

La violencia lleva implícita en sí misma la debilidad.

Paul Valéry, escritor francés

Los reportes de violencia asociada a patrones de género crecen en el mundo de año en año, pero no se trata de un aumento explosivo de casos, sino de una mayor claridad del fenómeno gracias al accionar de cientos de organizaciones que priorizan el tema, y también al despertar de quienes juegan algún rol en esas historias, como víctimas o victimarios, o desde la permisiva mirada ajena que imponen las «buenas» costumbres.

Momentos para reflexionar: El 25 de cada mes es el Día Naranja contra el maltrato a mujeres y niñas. El 30 de enero es el Día Mundial de la No Violencia. Incluso se dedica cada 6 de febrero al Día Mundial de la Tolerancia Cero contra la mutilación genital femenina.

Pero no bastan las campañas internacionales si al interior de las familias le seguimos el juego al abuso cotidiano; si conceptuamos el sexo como obligación conyugal o permitimos que nuestros hijos crezcan viendo a mamá depender de los dictados de papá.

Lo paradójico es que para muchas mujeres empoderadas en el plano económico y sociopolítico la idea de haber sido violentadas por su pareja resulta casi una herejía. Si no les han levantado la mano y son ellas quienes controlan el presupuesto hogareño se consideran a salvo del flagelo.

Aquí les dejo una invitación para sincerarse y reconocer cuánto falta por ganar en la cruzada por el respeto mutuo. Es un test elaborado por la investigadora Ana Cáceres y otras colaboradoras del Servicio Nacional de la Mujer de Chile y avalado además, por el Servicio de Noticias de la Mujer de América Latina y el Caribe, SEMLac. Pueden responderlo también los hombres o debatirlo en casa como un instrumento para comprender las múltiples caras de este asunto.

Responde cada pregunta y luego suma los puntos (Sí = 3, A veces = 2, Rara vez = 1, Nunca = 0). Busca el resultado en la tabla del Índice de abuso y reflexiona sobre los cambios que precisas hacer para evitar males mayores en tu vida.

Autodiagnóstico de violencia en la pareja

1. ¿Sientes que tu pareja te controla constantemente?

2. ¿Te acusa de infidelidad o de que actúas en forma sospechosa?

3. ¿Has perdido contacto con amigas, familiares, compañeros de trabajo para evitar que tu pareja se moleste?

4. ¿Te critica y humilla, en público o en privado, sobre tu apariencia, tu forma de ser, el modo en que haces tus tareas hogareñas?

5. ¿Controla estrictamente tus ingresos o el dinero que te entrega, originando discusiones?

6. Cuando quiere que cambies de comportamiento ¿te presiona con el silencio, la indiferencia o te priva de dinero?

7. ¿Tiene tu pareja cambios bruscos de humor o se comporta distinto contigo en público, como si fuera otra persona?

8. ¿Sientes que estás en permanente tensión y que, hagas lo que hagas, él se irrita o te culpabiliza?

9. ¿Te ha golpeado con sus manos, con un objeto o te ha lanzado cosas cuando se enoja o discuten?

10. ¿Te ha amenazado alguna vez con un objeto o arma, o con matarse él, a ti o a algún miembro de la familia?

11. ¿Sientes que cedes a sus requerimientos sexuales por temor o te ha forzado a tener relaciones sexuales?

12. Después de un episodio violento, él se muestra cariñoso y atento, te regala cosas y te promete que nunca más volverá a golpearte o insultarte, y que todo cambiará?

13. ¿Has buscado o has recibido ayuda por lesiones que él te ha causado?

14. ¿Es violento con la familia o con otras personas?

15. ¿Ha sido necesario llamar a la policía o lo has intentado al sentir tu vida y la de los tuyos en peligro?

Índice de abuso

De 1 a 11 puntos. Tiende a ser abusiva. Existencia de problemas en los hogares, pero que se resuelven sin violencia física. De 12 a 22 puntos. Primer nivel de abuso. La violencia en la relación está comenzando. Es una situación de alerta y un indicador de que puede aumentar en el futuro. De 23 a 34 puntos. Abuso severo. Es importante solicitar ayuda institucional o personal y abandonar la casa temporalmente. De 35 a 45 puntos. ¡Abuso peligroso! Considera de inmediato la posibilidad de dejar la relación en forma temporal y obtener apoyo externo legal. El problema de la violencia no se resuelve por sí mismo o con que ambos lo quieran. Tu vida puede estar en peligro en más de una ocasión y tu salud física o mental pueden quedar permanentemente dañadas.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.