Relación con chantaje

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

A.F.: Tengo una relación de 12 años con un hombre mayor que yo, próximo a los 60. Ya no lo amo pero lo quiero muchísimo. Hace un año intento dejarlo, pero le dio un derrame cerebral, padece presión alta y lo hospitalizaron más de dos meses. A raíz de eso me fui a vivir con él. Cuando me quiero separar dice que era mejor haber muerto. Deja de comer y abandona el tratamiento. Me enfurece su chantaje pero temo una recaída. Sé que se siente bien, pero yo no. Me siento manipulada y no sé qué hacer. Tengo 34 años.

Es necesario trascender esta situación donde él necesita estar mal para retenerte tanto como tú requieres de su enfermedad para acompañarlo. Así, ambos se aferran a su padecimiento y lo alimentan, aun cuando tú quieras que él esté sano y él quiera vivir para estar a tu lado.

Ya no está en crisis. Le toca aprender a vivir con una enfermedad crónica. Es su responsabilidad determinar cuánto quiere vivir y qué está dispuesto a hacer para lograrlo. Deberá vivir sin ti en caso de que verdaderamente quieras terminar la relación, pero también podría intentar reconquistarte para mantenerte a su lado por los valores que una vez te hicieron amarlo. En fin, su destino no tiene que ser el de víctima, pero al mantenerte a su lado por temor a que se haga daño no ayudas a hacerlo responsable por su existencia y a que reconozca su deseo de vivir.

En cuanto a ti, es necesario que sepas qué quieres en verdad. Si determinas irte no provocas su muerte. Lo importante es mantenerte firme y ayudarlo —en la medida de lo posible— a entender tus razones. Si él decidiese autocastigarse sería él mismo el responsable de su deterioro. Tal vez encuentren el punto donde se quebró el amor y puedan entre ambos restaurarlo. Después de todo, la enfermedad pudiera estar representando el amor moribundo, carente de cuidados y mejores remedios.

Mariela Rodríguez Méndez, máster en Psicología Clínica, psicoanalista.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.