Dicen que la distancia es el olvido

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

A.N.: La relación con mi novio es de poco más de un mes, pero nos sentimos superbien los dos. Él debe irse de seis meses a un año a otro país, para tomar un curso, y no quiero encariñarme demasiado para luego sufrir. Ninguno de los dos confía en las relaciones a distancia. Ya he perdido parejas por la separación. A veces no doy todo por la duda, pero cada día me siento mejor con él. ¿Debo terminar aquí o disfrutar al máximo?

Ambos han decidido evadir el enfrentar otras realidades para no arriesgar el disfrute. Deberán asumir una posición respecto a la separación en algún momento. Será mejor si lo hacen antes de la partida de él porque así podrían mirarse mientras hablan y evitar los ruidos de la comunicación distante. Una vez lejos, tendrán que seguir atentos a sus sentimientos y buscar formas de continuar conectados, si creen que vale la pena.

Aun cuando permanezcan juntos, después de estos primeros momentos idílicos aparecen temas conflictivos o simplemente menos agradables que requieren de debate y capacidad para llegar a acuerdos.

El modo de enfrentamiento de situaciones como esta marca la calidad futura de la vida en pareja. En múltiples estudios realizados se ha concluido que las parejas felices no son las que no tienen conflictos, sino las que encuentran el mejor modo de enfrentarlos para ambos. Esta es una de las tantas pruebas que tendrían que superar si continúan juntos.

La distancia no constituye un obstáculo insondable. El curso de nuestras vidas depende de nuestras acciones mucho más de lo que estamos dispuestos a aceptar. Hasta ahora respetan sus sentimientos. Es hora de tenerlos en cuenta al dialogar sobre el futuro próximo.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.