Uniones consanguíneas

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

Y.C.: Mi comportamiento es intachable. Hace poco soy pareja, de una prima tercera. Todo marchaba excelente hasta que su familia se enteró. Su padre reaccionó como salido de la edad de piedra y amenazó hasta con matarme. Ella siente miedo, su madre también. Es injusto porque él argumenta que somos familia. Nuestra relación continúa a escondidas. ¿Qué hacer? ¿Hay algún daño en tener relación si existe un parentesco? Tengo 24 años y ella 23.

En nuestro país existen uniones consanguíneas principalmente entre primos. Ustedes no serían la excepción. Sin embargo, en esta, como muchas otras situaciones es necesario tener bien claras nuestras razones para actuar, las posibles consecuencias y los recursos para afrontarlas.

Los primos pueden parecerse a nuestros padres, quienes a nivel inconsciente sirven de modelo a nuestra búsqueda de pareja. La mayoría de las culturas prohíben las relaciones amorosas entre parientes, especialmente padres e hijos o hermanos.

Solo en algunos países se prohíbe legalmente el matrimonio entre primos, pero a nivel del pensamiento social se percibe como amenazante para el equilibrio familiar o la salud de la descendencia. Aunque no ocurra siempre, son más probables las afecciones genéticas cuando hay relaciones consanguíneas En el sitio de www. infomed.sld.cu hay reportes de investigaciones sobre el tema.

Mediten sobre lo que les sucede y los próximos pasos, teniendo en cuenta las particularidades de su realidad.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.