El tamaño no es lo más importante

Autor:

Mariela Rodríguez Méndez

D.C.: Hasta ahora los genitales de mi niño de siete años son pequeños. A veces desea estar sin ropa en la casa, ante otras personas a quienes les llama la atención el tamaño de su pene. Él se avergüenza y tengo miedo que cree un complejo, yo no sé cómo ayudarle. ¿Qué debo hacer?

Impedir que el niño se desnude ante otras personas que no son sus padres evita situaciones como esta y ayuda a comprender los límites propios entre lo privado y lo público.

Esta experiencia le muestra efectos posibles de mostrarse así y es una oportunidad para aprender a regular el deseo. La vergüenza, en tanto pudor, actúa como aliada para tal regulación.

Esa pena puede expresar la confusión ante una inesperada respuesta de otros y originar interrogantes. Podrías estar atenta y acompañarlo en la búsqueda de sus respuestas.

Por otra parte, deberás esperar a que surja alguna pregunta u observación de su parte para valorar si en verdad le preocupa el tamaño de su pene.

De cualquier modo, salvo algunos casos que requieren tratamiento médico, la mayoría de los hombres debe aprender a arreglárselas con lo que tienen, advirtiendo que no son las cualidades del miembro viril una garantía para establecer un lazo amoroso.

No obstante, acude a un especialista si tienes alguna preocupación sobre su desarrollo, a partir del llamado de atención de estas personas que mencionas.

Mariela Rodríguez Méndez. Máster en Psicología Clínica y psicoanalista

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.